end header begin content

opinión

El imperio gana la mano

4 enero, 2015

Si Obama consolida este año la economía de los Estados Unidos, y el entorno mundial se mantiene más o menos quieto; y Europa aprovecha la coyuntura del crudo a “precio justo”, Obama pasaría a ser uno de los mejores presidentes que haya tenido USA. Pudiera haber radicales cambios que tenderían a los equilibrios y a devolverle los bríos a quienes una vez los tuvieron. El medio oriente será controlable en estas circunstancias y Alá lo entenderá.

opinan los foristas

En poco tiempo, aunque detrás de todo esto haya un esfuerzo prolongado, el imperio puso de rodillas a la Rusia imperial de Putin, A China e India productores cuantitativos pero sin tecnología propia. La tecnología viene del norte como antes nos llegaban a nosotros los televisores Philco y los bombillos GE , y su imperio se sustenta además de lo que todos conocemos y vemos en sus películas, en la unión carbonaria de una población, en los objetivos comunes, a pesar de cualquier otra diferencia. Siendo lo medular el respaldo de las 15 mejores universidades del mundo. Ved allí los pilares del verdadero imperio, casi inalcanzable para muchos. O sea, que Obama no se apoyo en los Black Hawk ni en sus cohetes y Marines para callarle la boca a muchos en este mundo invertido.

Y para adentrarnos brevemente en lo que nos incumbe con el paso que ha dado EEUU con Cuba, habrá grandes cambios aun distintos a los que prevén los exegetas y arcaicos analistas del acontecer cubano. El meollo y desesperanza de Latinoamérica se situará en los desclasados y sin cualidades gobiernos de Venezuela y Argentina, al desbande de Brasil que ha vuelto a estar en una situación parecida a la de antes de que Fernando Henrique Cardoso fuese su Presidente. Para el caso de los dos primeros es probable que colapsen sus economías sobrepasando al problema político, y que emerjan tecnocracias que hasta ahora no son visibles; en nuestro país hay un presidente que se mantiene con el 20% de aceptación y sentado sobre las bayonetas, pero por primera vez la boliburguesía se está dando cuenta que sus riquezas no son licitas, y el sector del pueblo subvencionado sabe que se trata de algo efímero y no de un proyecto serio. En un plazo no mayor a un trimestre empezaremos a ver las reacciones o soluciones donde los venezolanos tendrán que reencontrarse con sus raíces honestas y procedimientos ajustados a la Constitución.

En Argentina todavía hay poderes separados y las elecciones pudieran ser una solución, las leyes en alguna medida imperan y el pueblo parece estar bien informado. Brasil tiene la oportunidad de rectificar y deslastrarse del lulismo y sus corruptos representantes. Dilma tiene la disposición y cuenta con una buena y amplia alianza parlamentaria.

El resto de Suramérica es sui géneris y remediable, el aborigen Evo Morales se mantiene en su trono pero no ha destruido las fuentes de producción privadas, y existe respeto por la independencia de poderes. El dolarizado Ecuador tiene la palabra y recursos para continuar con su presidente o echarlo, pero las diferencias son sustantivas; Correa es un economista pitiyanqui y ha sabido vadearse entre lo que fuera el chavismo dadivoso y el imperio que casi lo crío, y donde frecuenta la universidad donde se instruyó y mantiene sus amistades. Chile tiene un rumbo trazado con la veterana Bachelet y los de la región austral pienso se adaptaran a la situación más conveniente, A pesar del nuevo Presidente Tabaré Vázquez, Pepe Mujica sigue dando demostraciones de la sensatez inigualable de un verdadero “comunista” próximo a la realidad. En Perú nos encontramos con Ollanta Humala enmendado, conservando los paradigmas de Alejando Toledo. Colombia allí está y estará sin entrar de lleno en un estadio pecaminoso a pesar de los desatinos de Juan Manuel Santos. Centroamérica incluida Nicaragua se observa bastante maleable a la hora de un cambio.

Y aparecerán muchas otras contingencias que en su vorágine arrastraran a las inservibles instituciones y organismo creados por el chavismo para rodearse de un entorno internacional fingido. De la sinceridad de Obama y Raúl Castro dependerá bastante el futuro de nuestra América y sus pueblos. Si Raúl cambia y se abre al mundo lo suficiente, no habrá más imperio que anatematizar sino que honrar. Por allá lejos permanecerá Putin con la jeta cerrada, y los chinos tendrán que ordenar su economía y concretar sus factorías como debe ser.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com