end header begin content

opinión

La Unión Euroasiática

12 diciembre, 2014

Durante esta semana pudimos seguir a través de la prensa internacional la histórica e importante visita que realizara el presidente ruso Vladímir Putin a la India, donde junto al primer ministro Narendra Modi firmó una serie de acuerdos y tratados bilaterales en materia comercial, energética y de defensa. Sin embargo lo que para nosotros reviste mayor relevancia es el significado que en el campo de la geopolítica tiene este encuentro, ya que por un lado confirma los grandes lazos de amistad y cooperación que han mantenido ambas naciones a lo largo de las últimas seis décadas, y por el otro porque representa otro gran avance en la consecución del gran proyecto que representa la construcción de la Unión Euroasiática.

opinan los foristas

Este proyecto de integración y cooperación internacional que se inició con los acuerdos logrados entre Rusia, Bielorusia y Kazajistán, con el objeto de derribar barreras arancelarias y aduanales, así como la unificación de estructuras con el objeto de crear un espacio económico común, materializó la decidida voluntad en su creación tras la firma del tratado constitutivo el pasado 29 de Mayo de 2014, donde queda señalado su entrada en vigor a partir del 1 de Enero del ya muy próximo año 2015. Sumado a esto, el 10 de Octubre en la ciudad de Minsk, Armenia se convertía en el cuarto miembro pleno de esta Unión Económica Euroasiática junto a las fundadoras Rusia, Bielorusia y Kazajistán como un paso más de fortalecimiento del proceso de integración en la región, y el mismo evento serviría como marco para la creación de la hoja de ruta que está llevando a la adhesión a la Unión de Kirguistán y otras repúblicas del Cáucaso que han manifestado ya su firme intención de participar en este gran proyecto.

Ahora bien, en el marco de las relaciones bilaterales y multilaterales de Moscú, el año 2014 también ha dejado grandes tratados y acuerdos celebrados entre el Kremlin y la India (tal y como señalamos al inicio de estas breves líneas), pero también con la República Popular China. Vale destacar aquí la importancia que revisten estos acuerdos, pues Rusia, China y la India, además de participar en el escenario internacional como socios estratégicos dentro del grupo de los BRICS, están ubicados entre las diez más grandes economías del planeta; así mismo, la cooperación e intercambio comercial de este trío, representan para la Federación de Rusia, nada más y nada menos que poner sus productos a la disposición de un tercio de la población mundial, que representa la sumatoria poblacional de China y la India, como sabemos los dos países más poblados del mundo con un total de más de dos mil cuatrocientos millones de habitantes.

Estos acuerdos macro con China e India nos presentan un panorama interesante a futuro para la naciente Unión Euroasiática, ya que la manifiesta intención de incorporar a estos dos gigantes, así como el propio interés de los mismos ha quedado establecida en los tratados bilaterales realizados hasta el momento. Y es que el gran atractivo de esta Unión reside en el hecho de concentrar en ella los enormes flujos comerciales entre Europa y Asia, así como servir como catalizador para el impulso de un desarrollo dinámico y una creciente capacidad competitiva frente a los mercados de Europa y Norte América.

La inestabilidad presente en el Medio Oriente lleva a los dos gigantes asiáticos a asegurar el suministro energético con su más antiguo y seguro suplidor, Rusia; esta tiene la ventaja competitiva de su cercanía geográfica y las enormes reservas energéticas, así como una producción constante de petróleo y gas, la cual, frente a la tendencia a la baja en el precio del crudo, y las sanciones impuestas por la Unión Europea y los Estados Unidos, puede recibir (en efecto boomerang) un impulso contundente e incrementarse, de manera tal para poder garantizar el efectivo suministro energético hacia Beijing y Nueva Delhi, que al fin y al cabo son dos de los más grandes y principales mercados rusos de exportación. Partiendo de estos principios, no resulta ilógico imaginar sino una integración plena, sí una estrecha cooperación entre India y China con la naciente Unión, más aún cuando ya se habla de negociaciones también con Vietnam para establecer una zona de libre comercio con este Estado del sudeste asiático.

Solo falta menos de un mes, escasas tres semanas nos separan del día que dará inicio a esta Unión Euroasiática, importante esfuerzo en la construcción de un mundo multipolar; tal vez y sirva también para anular prejuicios y conceptos errados, demostrar cómo en ese lado del planeta también existe la modernidad y que sus habitantes son pueblos capaces, luchadores, innovadores, que solamente buscan su espacio para el desarrollo y el respeto en el marco de unas relaciones pacíficas y provechosas para el mutuo interés de los diversos actores internacionales.

Politólogo
@J__Benavides



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com