end header begin content

opinión

Elinor Montes

¿Qué aspira usted?

7 noviembre, 2014

No entres por el sendero de los malvados, no pises el camino de los perversos; evítalo no lo atravieses; apártate de él y sigue. No duermen si no comen crímenes, pierden el sueño si no hacen caer a alguien, comen la maldad como pan y beben violencias como vino. La senda de los honrados brilla como la aurora, se va esclareciendo hasta pleno día; el camino de los malvados es tenebroso: no saben dónde tropezarán. Proverbios 4. 14-19

opinan los foristas

La nación venezolana lleva 15 años en un contexto en el que desde el Estado-partido se han promovido como normales crímenes de lesa humanidad como la discriminación y la persecución sistemática de millones de disidentes mediante su descalificación, insultos, calumnias e inculpación de los males que aquejan al país para provocar el odio hacia ellos; expropiaciones-expoliaciones; listas discriminatorias como la “Tascón” y “Maisanta”; criminalización de la protesta, encarcelamientos, tortura, asesinatos, otros, y lo más reciente, en el evento celebrado en el PUSV, publicado en el Nuevo País el 05-11-14, se anunció que “la revolución se hace con revolucionarios”, que los opositores no tienen cabida en la administración pública, “independientemente de su preparación y capacidad” y se dio la orden a los revolucionarios de denunciar a los opositores.

Esta cultura de odio y de muerte que sólo lleva a la ruina moral y material no forma parte de nuestra idiosincrasia, menos de nuestras creencias religiosas. No podemos permitir que la cubanización de lo que fue nuestra Venezuela siga enraizándose ¡Despertemos, rescatemos nuestra venezolanidad! que se caracterizó por la solidaridad y el trato de todos como iguales, retomemos el dicho: “donde comen 2 comen 3”. Nos quieren transformar en una sociedad de sobrevivientes, de seres inhumanos, carentes de amor, de compasión, capaces de ascender a costa del atropello, del robo, del asesinato, del espionaje y la delación del compañero de trabajo, del vecino, del amigo, del hermano, del prójimo.

Somos mayoría quienes rechazamos perder la vida en las colas para comprar o hacer trámites de cualquier tipo. Somos mayoría los que deseamos vivir en un clima de paz, de amor al prójimo, de ascenso social mediante la capacitación y el trabajo, con sueldos acordes a lo que cuestan las cosas que nos permiten vivir con calidad de vida.

Debemos reflexionar ¿Nos estamos adaptando o estamos haciendo algo para cambiar esta realidad? ¿Qué valores practicamos en nuestra familia, en nuestra comunidad? ¿Cuánto tiempo dedicamos a nuestros hijos, estamos enterados de lo que les dan en la Escuela –desde kinder hasta la Universidad-? ¿Somos coherentes con lo que predicamos y con lo que practicamos? ¿Qué queremos para nosotros, para nuestros hijos y para nuestra nación?

Las personas al igual que los animales nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, pero nos diferenciamos en que nosotros somos dignos, tenemos libre voluntad, memoria, pasado, presente y futuro, somos sensibles y racionales, tenemos capacidad para conocernos, evaluarnos en nuestras virtudes –valores hechos hábitos- y nuestros defectos, capaces de cambiar para bien o para mal y aspiramos trascender, quienes creemos en Dios a una vida después de la vida. ¿Usted que aspira?



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com