end header begin content

opinión

Jairo Cuba

Monopolio mediático

27 noviembre, 2014

No conforme con la subordinación de los llamados “poderes autónomos”, el ventajismo que proporciona la renta petrolera, el poder manejado con arbitrariedad que a veces traspasa los límites democráticos; el gobierno pone el acelerador sobre una nueva legislación que busca someter las comunicaciones, lo que desde luego será un golpe al vacío.

opinan los foristas

Con ello se busca el control total, que en algunos casos propicia la asqueante autocensura de la que ya algunos se han hecho eco.

A los sesgos informativos que surgen con la compra de los principales medios de comunicación también se suma la actuación de patiquines que pretenden trascender políticamente bajo la coacción y el chantaje, escondiendo su cobardía y pobreza de espíritu.

Este escenario no es nuevo. Todos los gobiernos han sido reacios a la crítica y han intentado controlarla, pero el descaro con el que se actúa hoy en día es digno de una profunda investigación en este país de memoria corta donde todo se archiva rápidamente hasta que se es víctima de ello.

Con solo pasar revista a los últimos acontecimientos con la compra de medios de comunicación servirá para ponerse en contexto lo que ocurre no es solo en Caracas, sino también en las principales ciudades.

Ha sido tan pronunciado el afán del gobierno por controlar los medios que le dio prioridad a una Ley resorte donde el máximo trasgresor es el propio ejecutivo.

Ahora se anuncia una Ley de Comunicaciones en la búsqueda de un control que le ha sido y le será esquivo, la libertad de conciencia.

Frente a un gobierno que controla el 90% de las concesiones radiales y televisivas no se puede esperar otra cosa. Durante la última década los permisos radiales han sido concedidos a personas vinculadas al gobierno de manera grotesca y descarada en toda la geografía nacional.

Afortunadamente la transición tecnológica es un gran obstáculo para la intención de someter la comunicación y censurar la voz de la gente en la calle que es la ofrece las grandes noticias y la que padece los desaciertos y las arbitrariedades.

Los nuevos tiempos a quienes por convicción y responsabilidad estamos en la trinchera de la resistencia y las causas justas, obligan a sacarle el mayor provecho a las nuevas tecnologías.

Hoy el papel ha comenzado a ser desplazado por la magia cibernética, las redes sociales se han convertido en verdaderos medios de contención y abre posibilidades inmensas para que la comunicación se exteriorice por todos los rincones de Venezuela y el mundo.

El gobierno seguirá comprando medios, alimentando conciencias, pero siempre habrá una luz al final del túnel que permitirá que la verdad sea inocultable.

Es probable que el poder avasalle temporalmente, pero lo que si no admite probabilidad es que los gobiernos pasan y los periodistas quedamos.

Una reflexión que nos debe servir a muchos, sobre todo a quienes por lo agreste del camino le flaquean las piernas.

@jaircuba



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com