end header begin content

opinión

Hugbel Roa

Petróleo y circunstancias

26 octubre, 2014

La reciente baja de los precios del barril del petróleo, no puede verse como “fluctuaciones comunes y corrientes” de la actividad petrolera a nivel mundial. Sería ingenuo desde todo punto de vista que en el actual panorama geopolítico caracterizado por la conflictividad y violencia, no proyectara su espectro sobre todo hacia la actividad económica mundial. Pero en una economía mundial tan interdependiente un colapso del petróleo, repercutiría en una caída de la económica mundial. Esto es indudable. Todo se presta a especulaciones.

opinan los foristas

En la encuesta diaria del portal web RT (Russia Today) del martes 21 de octubre acerca del tema, ¿Por qué cree usted los precios del petróleo están cayendo rápidamente?, los resultados fueron los siguientes: 53,4% cree que para hundir a Venezuela, Rusia e Irán. Un 25,1 responde a un complot de EEUU y Arabia Saudita, un 7,2% debido a fluctuaciones, 7,1% bajos niveles de demanda y 7,1% porque no quiere reducir las cuotas de producción. Llama la atención las dos primeras opciones. Entre ambas suman 78,5% de los encuestados. Y a decir verdad las dos opciones responden a una general. Arabia Saudita lidera el elemento sunita que se contrapone política-social y étnicamente a los chiitas que encabeza Irán. Es una lucha de supremacía geopolítica. Además Arabia Saudita tiene las armas para lograrlo. Su producción es de casi 10 millones de barriles diarios que imperiosamente se abren paso en el marcado asiático donde se concentra el 75% de la demanda mundial actual. Además según el informe de mediados de septiembre, el Bank of América – Merrill Lynch pronostica que Arabia Saudita pretende seguir bajando los precios hasta llegar a 85 dólares por barril.

En otro nivel del tablero geopolítico se encuentran los EEUU. Numerosos analistas del acontecer internacional desde hace tiempo anuncian una nueva versión de la denominada “guerra fría” donde Washington y Moscú se enfrentan de nuevo en el siglo XXI. En las primeras de cambio los EEUU han salido con las tablas en la cabeza. Siria y Ucrania han sido reverses muy fuertes para el departamento de Estado y este estará buscando la forma de desquitarse con Rusia y frenar su consolidación no solo en el ámbito político sino en el económico. Además de tratar de frenar su influencia en otras áreas del mundo como América Latina.

Pero dentro de este mar de conjeturas también están los que apuntan hacia lo OPEP. Para muchos analistas esta baja es totalmente inducida como estrategia política, se preguntan si la OPEP no fue partícipe de ella por inoperancia o complicidad para la búsqueda de un reducción de las cuotas de producción. Pero lo real es que de llegar a un colapso del precio del petróleo también arrastraría a la OPEP.

Es indudable que nuestro país también se vería afectado con una baja desproporcionada de los precios del petróleo, pero Venezuela también cuenta con los elementos para paliar coyunturas como esta, actuaríamos en un escenario nuevo, donde tal vez la OPEP no ofrezca la confianza necesaria y habría que buscar otros mecanismos. Los mercados consumidores están experimentando nuevas y más agresivas técnicas de mercadeo por parte de Arabia Saudita, al exigir a sus potenciales clientes la compra de grandes volúmenes de crudo o rescinden el contrato.

Los EEUU ha estado utilizando la llamada técnica de esquisto o “fracking” o fracturamiento hidráulico, que genera grandes y peligrosos costos medioambientales y consiste en inyectar presión con el objetivo de fracturar las rocas en el sustrato rocoso que encierra el petróleo o gas. Estados Unidos posee grandes yacimientos que le son útiles para cubrir su gigantesca demanda. La Agencia Internacional de Energía estima que para el año 2017 sea el primer productor de petróleo. De una u otra manera si se inunda el mercado con crudo la OPEP está llamada a imponer la disciplina para mantener los precios del petróleo. Y en esta coyuntura es fundamental el papel de Venezuela. Ante estas circunstancias nos preguntamos: ¿hasta qué punto se mantiene la autonomía de los países árabes en relación al Depto. de Estado norteamericano? y ¿cuánto estarán dispuestos a subsistir con unos precios bajos? No es fácil la respuesta a estas interrogante y tampoco debemos caer en el terreno de la especulación. La reunión extraordinaria de los miembros OPEP solicitada por Venezuela definirá el rumbo y el futuro de la situación a nivel mundial y revertir las actuales “circunstancias petroleras” en donde el barril de petróleo ha caído casi 15% en 3 meses.

Diputado a la Asamblea Nacional



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com