end header begin content

opinión

Salvatore Giardullo Russo

La poética bolivariana

20 octubre, 2014

Todos deseamos vivir y compartir una realidad, que nos dé como sociedad, una mejor existencia. Soñamos con estabilidad laboral, sueldos con poder adquisitivo, posibilidades de crecimiento profesional y personal, servicios públicos que funcionen y además, respirar aires de paz y seguridad. Tener un entorno que nos permita construir un proyecto de vida, acorde a nuestro esfuerzo, mérito y oportunidades.

opinan los foristas

Pero, nunca falta un pero, los gobernantes que están a cargo de edificar esa realidad, se han dedicado en los últimos años, en fabricar violencia y miedo, abusos de poder, corrupción, incompetencia, fracasos estrepitosos y claro, sembrando odio para dividir a los venezolanos.

Han hecho del engaño, el secreto y la desinformación, las tinieblas que envuelven a la patria, donde la impunidad es la que prevalece en todos los ámbitos de nuestro día a día, lo que importa es el atropello, apoyado en todo momento de un monólogo panfletario, donde todas las promesas de construir una mejor Venezuela han ingresado en el vasto cementerio de las mentiras, en el cual unos son más venezolanos que otros, un grupo con privilegios y prebendas, otros, con angustias y desesperanzas.

Esconden su ineficiencia con altos niveles de represión, atropello e intimidación, para perseguir y encarcelar disidentes, con el fin de imponer a trocha y mocha, un socialismo para que todos seamos igual de pobres, para así controlar al pueblo con colas interminables para repartir raciones de comida.

Han promovido el insulto, la burla y la amenaza. La poética bolivariana gira alrededor de la descalificación del adversario. Quienes no comulguen con los preceptos revolucionarios, serán tildados de majunches, apátridas y pitiyanquis, que merecen ser pulverizados.

Ante el desastre económico, social, educativo y de salud pública, responden con engaños, se amparan en su sordera ideológica, para no cambiar una verdad que no les conviene, porque lo que importa es controlar cada uno de los aspectos del quehacer nacional. Le declaran la guerra a los ciudadanos críticos, porque son los enemigos a derrotar.

Ahora, nuestro principal problema es que el futuro ya no es lo que era. Estamos obligados a comer mierda sin hacer gestos de repugnancia. A pesar de ello, estos improvisados no pueden ocultar su descalabro, porque ya todos saben que son responsables de los actuales problemas de la nación, ya su incompetencia raya en lo asombroso.

Es increíble que teniendo como recurso el petróleo, donde ingresaron más de un billón 700 mil millones de dólares, haya empresas cerradas, desempleo, inflación, devaluación de la moneda, comercios quebrados, anaqueles vacíos, fuga de cerebros y miles de asesinatos cada mes. Han tratado de avalar el sostenimiento de un modelo inviable, a través del plan de la patria, que es la hoja de ruta para llevarnos inexorablemente hacia el mar de la felicidad. Hay ilusos que aún dicen, no vale, yo no creo.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com