end header begin content

opinión

Salvatore Giardullo Russo

Control y represión 

6 octubre, 2014

Hemos dejado de ser una democracia civil, para convertirnos en un proyecto de militarización del país. Ya no discrepamos, solo obedecemos; ya no cuestionamos, solo acatamos órdenes. 

opinan los foristas

Cada día tenemos menos libertad, con un gobierno que impone la oscuridad y a la vez, prohíbe cualquier manifestación de autonomía, porque le tiene miedo a cualquier expresión de la verdad, que pueda desnudar su mentira. La realidad solo puede ser comprendida a través de la violación de los derechos de los venezolanos.

Nuestros días transcurren en un estado general de sospecha, que permite a los revolucionarios manejar una situación de excepción, porque supuestamente todo lo que ocurre en la patria de Bolívar, es por algún enemigo que conspira con determinado tipo de guerra, sea económica o bacteriológica, que trata por todos los medios de truncar el éxito del bolivarianismo del siglo XXI.

Pero debemos darnos cuenta que los socialistas no tienen proyecto de nación ni concepto de patria, todo el tiempo se manejan con planes de contingencia ya que estamos en una eterna emergencia, eso sí, sin descuidar sus métodos de control y represión.

Se socializa el miedo y se democratiza la autocensura, para imponer así un nuevo modelo y formar ese hombre nuevo, que acate una sola realidad y tenga prohibido pensar.

Sin embargo debemos estar claro que el gran legado del Comandante Supremo es la miseria, la inseguridad, el desempleo, la inflación, la escasez y la zozobra de sobrevivir un presente que no da luces para un mejor futuro. Se trató de paliar esa realidad con la creación de las misiones, que con el tiempo se han convertido en gotas en un océano de problemas, que no ha solucionado nada, pero si han agravado la existencia de la población.

Se permite la pluralidad, siempre y cuando no haya críticas, porque la diversidad tiene tintes sospechosos. En el ambiente solo se respiran falsedades, que ha provocado que muchas veces nos asfixiemos en ella, porque lo que importa es someter al pueblo a la esclavitud del pensamiento único, porque desprecian la libertad y la tolerancia.

Esto se ha convertido en un régimen más trágico que dramático, más aterrador que fuerte. Su fin es oprimir a toda una colectividad bajo la bota de una clase gobernante, donde solo se benefician quienes conforman esa élite de iluminados insurrectos izquierdosos.

El modelo que han impuesto no promueve, solo destruye. Exigen orden y obediencia para destrozar en pro de ideas decadentes. Porque las expectativas de que la revolución daría abundancia, justicia, educación y seguridad, se han desvanecido, porque lo que cuenta es la lucha por la supervivencia, eliminando rasgos de civilidad.

Los que gobiernan se arropan con la ignorancia de muchos ciudadanos, para justificar su autoritarismo y la violación permanente del estado de derecho, porque cuando creemos que hemos tocado fondo, el socialismo nos muestra que las cosas pueden ser aún peores.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com