end header begin content

opinión

Salvatore Giardullo Russo

Hambre, escasez y miseria 

15 septiembre, 2014

Mucha expectativa causó en la sociedad venezolana, la alocución presidencial anunciando el tan esperado sacudón, porque todos pensaban que en el mismo, se tratarían puntos importantes y a la vez se tomarían decisiones difíciles pero necesarias, para sacar al país de la coyuntura económica y social que se encuentra en estos momentos. 

opinan los foristas

Sin embargo, esa cadena no fue otra cosa que una simple rotación, fusión y extensión de mecanismos que ahogarán más al venezolano en controles, carencias e inflación. Además se pudo apreciar, como se repartieron cargos para equilibrar las diferentes fuerzas que pugnan en el chavismo, desde los militares, pasando por los radicales y terminando con la derecha endógena, eso sí, buscando darle un impulso al marxismo, sin importar las penurias que está atravesando la nación, porque lo que interesa es la ideología y el dominio sobre el bienestar y la estabilidad de la patria.

Eso demuestra que al gobierno no le preocupa buscar soluciones sobre la inseguridad, que sigue batiendo records en asesinatos, asaltos y hurtos, con una alta tasa de impunidad. No es primordial combatir a la corrupción, donde empresas fantasmas se han llevado miles de millones de dólares y castigan al resto del país, con un control de cambio innecesario que tiene paralizado a todo el aparato productivo.

No importa solucionar la crisis de medicamentos e insumos de la salud, donde los compatriotas deben peregrinar en busca de una medicina y en el peor de los casos, mueren en hospitales porque no hay como sanarlos.

No se habló del aumento de la gasolina, donde su producción genera pérdidas al estado, manteniendo un subsidio para sostener un precio ficticio, donde los únicos beneficiados son los contrabandistas.

Tampoco se discutió la unificación cambiaria, donde contamos con tres mercados oficiales y uno paralelo. Esto ha producido grandes distorsiones en la economía, donde se expresan los dos extremos, es decir, lo que hay, tiene precios astronómicos, calculados a dólar no oficial y los productos que obtienen divisa preferencial, ya no existen en los anaqueles.

Menos aún se tocó el tema de la venta de CITGO, que es tan importante para mantener abastecido nuestro mercado foráneo, como lo es los Estados Unidos. En el cual expertos advierten que no es necesario venderla, ya que el dinero que ingresaría, seguramente sería dilapidado y perderíamos una plaza importante que ha costado años en conquistar.

No tocaron el asunto de los contratos colectivos, vencidos desde hace años, que han provocado manifestaciones y huelgas en protesta por la desidia del gobierno que se auto proclama obrerista.

No dijeron nada para disminuir la pobreza, revertir la recesión o combatir la inflación. Solo les interesa producir hambre, escasez y miseria, para sostener su gran maquinaria de engendrar pobres y dependientes del socialismo, con la repartición de su limosna revolucionaria.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com