end header begin content

opinión

Pedro Segundo Blanco

Cantinflada ambiental

30 septiembre, 2014

El tema ambiental, por todas las connotaciones que de él se derivan, por el amplio espectro que abarca y por la importancia que para la supervivencia de la humanidad tiene, es de obligada discusión para los gobernantes y la ciudadanía y debe ser motivo de permanente análisis y estudio, para que los pueblos, estados y sociedades, adopten las mejores decisiones, que propendan a la preservación del ambiente en toda la extensión y contenido del significado de esa palabra.

opinan los foristas

El cambio climático derivado del calentamiento global y los cambios bruscos de la temperatura que experimenta el planeta tierra y que ha devenido en más inundaciones, olas de calor y sequías, la contaminación de aguas, suelo y aire; el tratamiento de los desechos sólidos, la preservación de las fuentes de agua y las escasas reservas hídricas, el desarrollo sostenible o sustentable, la preservación del ecosistema, la recolección sostenible y el reciclaje, los parques nacionales y monumentos naturales, son temas de interés supremo de prácticamente todos los gobiernos y especialmente de la Organización de las Naciones Unidas, desde donde en los últimos años, se han dictado políticas universales, para hacerle frente a la depredación y establecer controles que orienten hacia un desarrollo económico e industrial, enmarcado en la sostenibilidad y la preservación integral del medio ambiente.

Sin querer ofender a uno de los mejores cómicos de la humanidad, don Mario Moreno Cantinflas, no puedo calificar sino de CANTINFLADA, la reciente intervención del Presidente venezolano Nicolás Maduro en la recién finalizada 69 asamblea general de las Naciones Unidas en cuanto al tema ambiental, porque mientras todos los países del mundo trabajan con intensidad la materia y asumen desde los más altos niveles ministeriales, el compromiso de luchar por el desarrollo sostenible de sus pueblos y la preservación de su ambiente y su biodiversidad, el señor Maduro, a pesar de su discurso en la ONU, por un lado crea nuevos ministerios, hasta llevarlos a 30, para todo tipo de actividades, fundamentalmente político-proselitistas clientelares, mientras elimina del gabinete la figura del vital ministerio del ambiente y los recursos naturales renovables (MARNR), despacho indispensable, para cumplir con todos los compromisos asumidos por la Organización de Naciones Unidas.

Si esto pasó con el Ministerio, ¿qué estará pasando con INPARQUES? ¿Cómo es la realidad que viven nuestros parques nacionales, monumentos naturales y parques naturales? ¿Cuál es la política de estado para atender estas importantes reservas de nuestra diversidad ecológica? ¿Qué está pasando con la compañía nacional de reforestación CONARE? ¿Dónde están los programas de reforestación y siembra de árboles, para la preservación de nuestros ríos y nuestras fuentes de agua? ¿Qué pasará con la terminación de las tres únicas presas que ha tratado de construir este régimen de 16 años en el poder? ¿Cuáles son los nuevos proyectos para ampliar las reservas de agua potable para el consumo de nuestra población, que anualmente crece de acuerdo a una tasa de densidad demográfica que está por encima del 3% anual?

Estas son preguntas, que encuentran respuestas vacías en el discurso presidencial de la ONU y que chocan con la realidad, cuando vemos que desde los países más pequeños, hasta las grandes potencias del mundo ponderan y jerarquizan el Ministerio para el Ambiente, acá en Venezuela, es un hecho cumplido, la eliminación de ese Ministerio, desde donde depende la ejecución de todas estas políticas, mientras se fortalecen otros despachos, que no significan absolutamente nada para el futuro de los venezolanos. La calidad de vida de los pueblos, está íntimamente ligada a la calidad del medio ambiente donde se desenvuelve.

Ex Parlamentario del estado Sucre
[email protected]
@pedrosegundoABP



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com