end header begin content

nacionales, ni tan al margen, política

Germán Carrera Damas: con Chávez vino un proceso de demolición de la República

16 mayo, 2014

german_carrera_damas_16may2014Enrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 16 mayo 2014.- Para el historiador Germán Carrera Damas, Venezuela ha vivido en los últimos 15 años un intento por revertir el proceso democrático que se inició en 1945.

opinan los foristas

“Hay gente que piensa que ese trienio se perdió. No, está más vivo que nunca. Porque introdujo en nuestra sociedad unos factores de cambio que han seguido operando y creciendo, y que están en la base de esos intentos de reversión”, afirma el también catedrático universitario y ex embajador en la última parte de la conversación con Noticiero Digital.

¿Usted es de los que piensan que, dado que nuestros procesos de democratización fueron muy prematuros, un pensamiento anacrónico como el que actualmente nos gobierna constituye una amenaza para los mismos?

-Yo nunca he dicho prematuro; porque como historiador yo tengo que entender que los ritmos de la historia se aceleran. Entonces, lo que pudo parecer prematuro en un momento de estabilidad, resulta imposible adaptarlo al siglo XX. El siglo XX ha acumulado más cambios y transformaciones que los siglos anteriores. La sola presencia de los medios de comunicación de masas ha significado una transformación radical de las condiciones del proceso político.

-En Venezuela nosotros aprendimos a hacer este esfuerzo entre 1945 y 1948. Hay gente que piensa que ese trienio se perdió. No, está más vivo que nunca. Porque introdujo en nuestra sociedad unos factores de cambio que han seguido operando y creciendo, y que están en la base de esos intentos de reversión; porque se va cargando como una especie de situación atávica, tradicional.

-Todavía nosotros no hemos acabado con la abolición de la esclavitud. (Risas) No, no se ría. Nosotros todavía no hemos terminado con la condición colonial. ¿Por qué cree usted que se habla de Jefe de Estado? En una democracia no hay jefatura de Estado. El presidente ejerce el poder ejecutivo; pero ese poder ejecutivo no es el Estado.

-Aquí la cuestión central está en que el proceso de desarrollo democrático de la sociedad venezolana no partió de factores internos a su propia evolución. Hubo un disparador que fue la Segunda Guerra Mundial, y con sus dos principios fundamentales, aquello de la autodeterminación de los pueblos y la prevalencia de la democracia sobre todas las concepciones totalitarias. Que no es otra cosa que abogar por la libertad.

¿Cómo califica usted la enseñanza que se está ofreciendo hoy en día en materia de historia en nuestras escuelas?

-Yo percibí, y está publicado, iniciándose el año 2000 que Venezuela iba hacia una situación en la cual una ideología, que llamé de reemplazo, es decir, entre el bolivarianismo y el militarismo, amenazaban los fundamentos de la República; con todas las deficiencias que podía tener la República; bastante más aceptable que en el mejor de los regímenes autocráticos porque al menos le permitía a la gente dolerse en voz alta, que ya es bastante.

-Yo tuve muy claro que lo que venía era un proceso de demolición de la República. En efecto, lo plantearon, inicialmente, con aquello de que la verdadera democracia era participativa y protagónica; toda esa retahíla de palabras que era para encubrir la debilidad de un propósito autocrático.

-Bueno, había que crear una conciencia histórica acorde con ese objetivo y por eso fue muy necesario, inmediatamente, operar sobre la conciencia histórica de los venezolanos utilizando tres procesos: los medios de comunicación y la escolaridad, para negar la historicidad de lo que se ha mal llamado IV República;

-Segundo, la alianza cívico-militar, que se había traducido en el establecimiento de la República y cuya cabeza era un presidente civil, iba a tratar de ser saboteada con el intento de retornar a ese pasado autocrático, y el más reciente de dichos intentos es el que estamos viendo en estos momentos, bajo lo que yo he llamado la gran indigestión de la democracia: la oferta de los beneficios políticos y sociales terminó siendo muy limitada para la demanda, por la poca capacidad del Estado para irse desarrollando de acuerdo a ese nuevo modo de vida.

-Y tercero, crear una estructura paralela al Estado republicano con el pretexto de crear un vínculo directo entre la sociedad y el centro del poder.



Etiquetas: |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com