end header begin content

opinión


TalCual / ND

Estado militar y diálogo

8 mayo, 2014

La hegemonía del Gobierno venezolano sobre la Fuerza Armada Nacional, sin ningún tipo de control democrático y colocando su funcionamiento al margen de la Constitución, puede ser demostrada hoy por hoy a través de 5 datos de comprobación fáctica:

opinan los foristas

1. La partidización de la Fuerza Armada Nacional, prohibida expresamente por el artículo 228 y 330 de la Constitución. Según una evaluación realizada por la organización Control Ciudadano, el discurso del alto mando militar en los últimos años da cuenta de ello, con citas textuales y las fechas en los que fueron pronunciados. Con la expresión más brutal de partidización, al haberse demostrado en 2010 la inscripción de militares activos en le PSUV.

2. El funcionamiento de la Milicia Nacional Bolivariana, cuerpo armado que no aparece en ningún artículo de la Constitución y que fue rechazado además por el pueblo venezolano en el referéndum constitucional de 2007.

3. La denominación Fuerza Armada Nacional “Bolivariana”, también rechazada por el pueblo venezolano en el referéndum constitucional de 2007. A cuya denominación se le agregan los calificativos “revolucionaria y chavista a partir de 2012”.

4. La incorporación de un “comandante supremo” en la cadena de mando de la institución.

5. El ejercicio simultaneo del cargo militar y de un cargo de elección popular, expresado en los ascensos de los gobernadores de Guárico, Portuguesa y Zulia, contralmirante Ramón Rodríguez Chacín, coronel (Av) Wilmar Castro Soteldo y coronel (Ej) Francisco Arias Cárdenas respectivamente. Además del ascenso del actual presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello, al grado de a capitán del Ejercito. Y del edil fallecido, mayor (Ej) Eliécer Otaiza.

El tema del control democrático de la Fuerza Armada Nacional debe ser urgentemente incorporado en la mesa de dialogo en Venezuela, pues constituye un mecanismo que permite medir, sin eufemismo ni manipulación, la voluntad del Ejecutivo nacional de respetar la constitución.

La última memoria y cuenta relativa al sector Fuerza Armada Nacional está demostrando claramente el uso partidizado, discrecional y arbitrario que viene haciéndose de esta institución fundamental para el país. Pero también, cómo se están consolidando las bases para su destrucción. Esto debe impedirse y ser monitoreado por la oposición sentada en la mesa de dialogo, que aspira a ser alternativa de poder algún día en Venezuela.

La Fuerza Armada es un bien público que pertenece a todos los venezolanos y urge encontrar anclajes que permitan en algún momento su retorno al carril constitucional.

[email protected]

@rociosanmiguel



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com