end header begin content

opinión

Cero tolerancia

28 mayo, 2014

El incremento del delito en la región oriental y en Anzoátegui especialmente, me llevó a escribir con preocupación estas líneas.

Hace unos días desde el MAS, acompañamos y fuimos solidarios en los planteamientos que el dirigente político Ernesto Paraqueima, expuso a los medios de comunicación sobre la inseguridad que vivimos actualmente.
Las estadísticas muestran que no solo ya se supera la cifra de homicidios del año 2013, adicionalmente nos conseguimos ante la dantesca realidad que la gran mayoría son muertos por heridas de bala y en un 60% son asesinatos por encargo, es decir, el sicariato hace vida entre nosotros con naturalidad.

opinan los foristas

Ante esos hechos abrumadores, nos preguntamos ¿Funciona el plan patria segura? ¿Ha servido la estrategia de cuadrantes y patrullaje inteligente? Es evidente que no.

Asimismo, es lamentable que en la región e incluso en el país, sea un secreto a voces que los delitos son dirigidos desde los penales. Las cárceles que en condiciones naturales deberían ser centros de rehabilitación social, al final terminan siendo escuelas donde los alumnos aprenden a delinquir sin ningún escrúpulo, matar, extorsionar, robar y violar son materias que aprueban rápidamente de manera distinguida.

Entendemos que la estructura del delito se nutre de muchos factores, tales como: la pobreza, exclusión social, falta de educación, todo eso contribuye con el aumento del hampa ¿Que se está haciendo para mejorar, para cuidar a los ciudadanos?

Es increíble observar que donde aparece el plan Patria Segura es donde más muerte hay.

¡Hay que tomar medidas extremas ya! La policía no puede con esa tarea, no está debidamente equipada. En el combate contra los delincuentes los policías son superados, entretanto los militares guardados para una guerra imaginaria, mientras la verdadera guerra la vivimos los venezolanos en las calles ¡Hay que militarizar las zonas rojas! ¡Urge intervenir los penales!
Otro tema fundamental tiene que ver con el registro de los motorizados, eso es una obligación del gobierno en todo el país. En muchas ciudades del mundo, se ha demostrado que esa práctica ha permitido bajar el índice delictivo.

El gobierno no debe excusar su ineptitud en el tema con argumentos políticos. Nadie les creerá que el aumento de los delitos es por las guarimbas o cualquier otro invento.

El oficialismo tiene que cumplir con su tarea, debe evitar que en el 2014 continúe creciendo el baño de sangre. Está obligado a detener a quienes dirigen los hilos de la muerte. Los venezolanos tenemos derecho a la vida, por eso pedimos, cero tolerancia contra el hampa.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com