end header begin content

opinión

Elinor Montes

Todos tendrán que sumarse

8 abril, 2014

Hasta que la gente no asuma su realidad y entienda que una vida digna es imposible bajo un régimen totalitario comunista no se sumará activamente a la protesta por la libertad.

opinan los foristas

A pesar de lo que vivimos, un sector no ha asumido su realidad debido a que ya son 15 años de desinformación desde, el régimen, que ha disfrazado el comunismo de “democracia participativa y protagónica”, y los demócratas -dirigentes, analistas, comunicadores, etc.- que no han visto o no han querido ver que desde 1999 el régimen y el Estado son uno, que cuando los Poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Moral y los cuerpos armados oficiales y paramilitares actúan, lo hacen bajo las directrices del Castro comunismo.

La ceguera es evidente en las propuestas que se hacen para superar la crisis: diálogo, referendos, leyes, elecciones, comisiones; recursos ante los tribunales, poder moral, ministerios, etc., instrumentos todos bajo el control del régimen para garantizar su permanencia en el poder por siempre.

Si a la gente se le explicara que el Estado tal como lo concebimos desapareció y que este Estado se mantiene en el poder principalmente mediante el control total de la gente y sus bienes, hoy las calles estuviesen inundadas de gente dispuesta a no regresar a su casa hasta cambiarlo. Hay que reflexionar sobre los objetivos, qué queremos, para qué son las cosas ¿El Estado es para controlar o para servir? Padres, maestros, profesores, alumnos ¿Les sirve la Escuela si es convertida en centros de adoctrinamiento comunista? Trabajadores ¿aprueban un patrono único, el Estado rojo, y la igualación hacia abajo porque la revolución nos necesita “pobres y con esperanza”? Comerciantes, emprendedores, industriales, agricultores, ganaderos, profesionales, otros ¿tienen libertad y seguridad para producir bienes y servicios? ¿Tienen certeza de que podrán seguir operando? Creyentes ¿la mentira, el odio, la discriminación, la crueldad, el espionaje-sapeo, la adoración al difunto, al Che, a la revolución, en fin, la corrupción moral y material que promueve y obliga a practicar el régimen a quien se “beneficia” del sistema de control social: misiones, consejos comunales, etc., se corresponde con sus creencias religiosas? ¿Se puede estar bien con Dios y con Satán, creer en Cristo y ser comunista a la vez? A usted que me lee ¿tiene siquiera libertad para escoger qué comida comprar y en qué cantidad?

En Cubazuela el conflicto está planteado entre una mayoría, representada principalmente hoy en los estudiantes demócratas a quienes: “¡no les da la gana una dictadura igualita a la Cubana!” y un régimen que por las buenas o por las malas quiere sumergirnos en “el mar de la felicidad cubana” y que no está dispuesto a negociar ni a ceder poder, lo cual se confirma en las violaciones sistemáticas de derechos humanos y delitos de lesa humanidad perpetrados en estos 15 años, durante los cuales, como en Cuba, observamos la participación protagónica de la gente común que delata y se suma a los cuerpos armados oficiales y paramilitares en la represión de la disidencia.

Mientras el régimen se sienta fuerte no va ha dialogar porque no hay nada que lo obligue, de modo que quien desee vivir en libertad tendrá que unirse activamente a esta causa por la libertad, justa, legítima y necesaria, porque nuestra mayor fortaleza es que somos mayoría y como dijo Martin Luther King “Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda”

@elinormontes



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com