end header begin content

opinión

La revista Time y el papel toillet

26 abril, 2014

“Maduro es uno de los 100 hombres mas influyentes del mundo” según la revista Time. ¿Y usted se lo cree? ¿A quién, aparte de cómplices de su círculo de “socios” y beneficiarios “influye Maduro? ¿O estamos hablando de otra cosa?

opinan los foristas

No sería la primera vez que se acusará a la revista norteamericana de “vender” la portada. Si hubiera sido “más poderoso”, más controversial”, más rico, más importantes, bueno, entraba en el marco de los comentarios de corte.

Pero, ¿“influenciables…?”

Por supuesto que uno no puede ignorar que Maduro influye en millones de personas: los padres, familiares y amigos que lloran los asesinados por las balas o perdigones de los escuadrones de la muerte que incluyen a uniformados y civiles armados; los secuestrados que aparecen después muertos, o después de pagar y en dólares los rescates; los desaparecidos que uno llora porque saben la perversidad de quienes se los llevan arrastrados; los heridos que quedan incapacitados o ciegos; esta Venezuela que ya partida en más de la mitad lo rechaza en la influencia obscena y voraz de un poder que ni siquiera puede asumirlo con transparencia… Lo que tiene es poder. Y el poder es dinero.

Una portada de “Time” no es nada. Lo que hoy vemos en páginas, las que sean, en medios, en esa publicidad. Que asegura que “Maduro es pueblo” bateando, besando, manejando es lo que vemos aquí.

Porque en pantallas internacionales hay otras.

Pagadas todas por nosotros que hoy no podemos pagar ni llegar a fin de mes, que no encontramos ni leche para los niños ni papel toilet. Dueño de la voz y la pantalla, miente, manipula, lastima; insulta, ofende. Rodeado de gorilas y matones, es una “influencia” corrupta, que envilece al venezolano y traiciona la integridad de un país .

¿Cómo “influye” ….? ¿Es Maduro, condenado ante el mundo, o es el petróleo venezolano utilizado como instrumento y soborno, violentando los derechos humanos con amoralidad y deleite enfermizo?

Hace unos días, mientras se reunía la oposición en un “diálogo” novelero, el TSJ prohíbe las marchas sin permiso previo. Tendrian que reformar la Constitución.

Trampa. Engaño. Abuso. Atropello. Ésa es la “influencia” de Nicolás Maduro. Que hoy llama a la oposición a acabar “ con el desconocimiento de la Constitución”, esgrimida como espada en la mano que no puede quejarse de tanta violación.

Uno no puede llamarse a engaño con esta gente. Con astucia perversa, el “difunto” que ya duerme solo y no ha vuelto a aparecer como “pajarito”, fracturó lógica y principios. Y asi, de golpe y porrazo, eliminó los límites que son leyes de vida para los seres humanos, que sustentan su seguridad.

¡Si por casualidad tiene la revista… no la bote! Acuérdese que no hay papel toilet.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com