end header begin content

opinión

El diálogo es un proceso

10 abril, 2014

Aunque muchos lucen rebeldes y de forma legítima alzan la voz gritando !Calle, calle! sin saber exactamente cuál es el destino de esas protestas, surge una luz al final del túnel de manos de los cancilleres de UNASUR, quienes hacen nuevos esfuerzos para convocar una reunión entre el Presidente Nicolás Maduro y sectores de oposición.

opinan los foristas

Al momento de escribir estas líneas, la MUD debate internamente sobre la participación en la reunión, también en la calle, en las redes, en todos los espacios, sectores opositores y neutrales debaten sobre el tema, todos tienen derecho a manifestar si están o no de acuerdo con el diálogo, yo no tengo duda que es el camino.

La MUD entregó un documento a UNASUR estableciendo condiciones previas (Deberían ser los temas para debatir) para el diálogo: Exigen una Ley de Amnistía, una comisión de la verdad independiente, la renovación de los Poderes Públicos y el desarme de losgrupos paramilitares. Los sectores que plantearon “La Salida” se mantienen irreductibles, dicen que no dialogarán mientras haya presos políticos, represión en la calle y no exista justicia.

Pareciera que estamos ante un nuevo momento político, en el que gobierno y sectores importantes de la oposición avanzarán, a pesar que muchos tratarán de deslegitimar el posible encuentro, otros descalificarán a los líderes que acudan al mismo, pero tal como lo señala el título de este artículo “El dialogo es un proceso”.

Aunque hay quienes se oponen, en Venezuela la mayoría quiere que ese diálogo se produzca. El balance que cualquier venezolano daría en la actualidad, reconocería que el país no anda bien. Luego de dos meses de protestas los resultados están a la vista de todos: 39 muertos, heridos, detenidos, violaciones a la Constitución y a los derechos humanos, censura a los medios y muchos problemas más que para nada le han dado solución a la inseguridad o el desabastecimiento, por ejemplo.

La mediación de UNASUR podría conseguir que ambas partes acepten un encuentro público que busque el reconocimiento y el respeto de unos y otros, para así consolidar el resultado esperado por todos: La paz que permita solucionar los problemas que agobian al pueblo venezolano.

Gobierno, mediadores y representantes de la oposición deben entender la responsabilidad que tienen, un país dividido nunca será viable y las protestas en la calle no cesarán sin evidencias claras de cambios.

UNASUR, gobierno y oposición deben tener claro que la Constitución debe ser el marco de la discusión, y ahí entrarán en un punto clave que es el nombramiento de los poderes públicos. Garantizar la autonomía de los mismos y trabajar en la reforma de la ley electoral será de entrada la garantía del éxito del encuentro.

Si finalmente este diálogo es convocado, debe servir para despolarizar al país, debe contribuir con la reconciliación de los venezolanos.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com