end header begin content

opinión

Diálogo sobre un diálogo

14 abril, 2014

Durante todo este tiempo que llevo haciendo política, he buscado desentenderme de los extremismos y extremistas. Alguien dijo alguna vez que las puntas terminan siempre juntándose y pareciéndose. Quizás el gran ejemplo de esa realidad es la similitud del comunismo con el fascismo. Como decía el inolvidable Facundo Cabral (que falta nos hace por aquí) “A la izquierda los revolucionarios, a la derecha los reaccionarios, en el medio los hombres, los que deciden su propia vida…”.

opinan los foristas

Venezuela se ha ido pudriendo en el resentimiento de los extremismos: los que solo quieren quedarse en el poder a costa de lo que sea y los que quieren de inmediato salir de los que están en el poder, sin ver las consecuencias inmediatas y a mediano plazo que ello puede generar. Es decir, por una parte el madurismo y por la otra los que piensan que hay salida inmediata –así sea militar, como la que intentaron los golpistas en 1992- a la crisis venezolana que el irresponsable Hugo Chávez creó y su inepto hijo Nicolás Maduro empeoró.

A todas estas, estamos los que pensamos que es necesario buscar soluciones racionales al desastre económico, político y social que el madurismo ha establecido en nuestro golpeado país. Desde hace tiempo vengo escribiendo sobre la necesidad de plantear una ruta política con contenido social y popular, que vaya más allá del tema del poder y pase por ofrecer soluciones a los problemas del pueblo. Véase mis artículos “La ruta” y “Política social como parte de la protesta” del 10 y 17 de febrero respectivamente. (http://manuelrojasperez.com/2014/02/10/la-ruta/ yhttp://manuelrojasperez.com/2014/02/17/politica-social-como-parte-de-la-protesta/). Asimismo hemos aseverado una y otra vez, desde el curul que el pueblo del municipio Chacao me ordenó ejercer, que la salida no puede ser la muerte (http://manuelrojasperez.com/2014/02/23/la-salida-no-puede-ser-la-muerte/).

Por ello, creímos desde siempre conveniente el presionar al madurismo para conformar una mesa de dialogo. No porque creamos que el gobierno va por una vez en la vida a intentar resolver los problemas de los venezolanos, sino para poder lograr algunos avances políticos significativos.

El que la MUD se haya podido sentar en la misma mesa con el gobierno es ya, de por sí, un gran avance, pero que la oposición democrática haya logrado aparecer en cadena nacional (por primera vez en 15 años) es un triunfo contundente. Que las palabras de Aveledo, Ramos Allup, Borges, Velásquez y otros hayan llegado al último rincón de Venezuela, donde el 99% de las veces solo llega la voz de Maduro y sus secuaces, da por primera vez la oportunidad real de que todos los venezolanos hayan visto que hay otras opciones de poder.

Pero que, además, de ello, la MUD haya podido darle al gobierno una lección de política, de gestión pública, y hasta de buenos modales, hizo ver a un gobierno aletargado y desordenado y a una oposición cohesionada, organizada y preparada para asumir los retos que el país requiere y que el madurismo no sabe cumplir.

Claro, hay que reconocer que esto se logró gracias a la presión popular –nacional e internacional- que se generó por las protestas populares contra el desgraciado gobierno que malamente regenta los destinos de Venezuela. Al final, como hemos dicho muchas veces (una vez más remito a mis artículos) creemos que todos tenemos una labor y cada quien debe cumplirla. El que hace política como oficio, el que protesta, el que trabaja, el que estudia, el que entrega panfletos informando sobre la inflación y escasez, todos, sin excepción, tenemos nuestro rol, y cada quien debe asumirlo sin descalificar al otro sino, al contrario, apoyándolo en su labor. Dialogar no le quita peso a la protesta. Al contrario, se alimentan.

La ruta a seguir debe ser la de protestar, pero con métodos y visiones definidas: tener claras las razones de las protestas. Hay demasiadas razones para protestar contra un gobierno paquidérmico, con elefantiasis, increíblemente incompetente, que mata de hambre a los venezolanos y permite que nos maten a balazos de armas ilegales. Sigamos la ruta que el jueves pasado se trazó. Sigamos adelante. Ese es el camino.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com