end header begin content

opinión

A la Canciller María Ángela Holguín

14 abril, 2014

Con el debido respeto me dirijo a usted, en su condición de integrante de la Delegación de Cancilleres de la UNASUR que, junto al Nuncio acreditado por el Papa Francisco, participan del denominado Diálogo entre el oficialismo y la Oposición en Venezuela. Se preguntará por qué entre tantos participantes la escojo como destinataria de este artículo.

opinan los foristas

Le indico; Aunque albergamos profundas y justificadas reservas respecto de la UNASUR y también los países que en la OEA respaldaron las antidemocráticas maniobras del régimen -circunstancialmente a cargo del Estadovenezolano-, para impedir que una representante de la Oposición, entre otras cosas la diputada con mayor respaldo electoral en la AN, María Corina Machado, planteara ante ese organismo multinacional las verdades de la grave situación por la que atraviesa la Nación venezolana, tengo entendido que usted, en su condición de Canciller de Colombia, hace poco tuvo el valioso y significativo gesto de exigirle al régimen que preside Maduro, que cesen los irrespetuosos ataques contra el ex presidente Álvaro Uribe, habida cuenta de que lo tienen de chivo expiatorio en el 60% de los tendenciosos discursos y las fantasiosas denuncias del sector oficial (otro 60% se lo endilgan a Kerry, y un tercer 60% a la Oposición apátrida y golpista. Así son los porcentajes chavistas). Lo anterior, sumado al hecho de que usted ha mantenido una conducta que no la vincula a la incondicionalidad favorable al proyecto castrista, que sí han demostrado otros Cancilleres y Embajadores, son los antecedentes que la hacen merecedora de la mínima credibilidad para que sea usted destinataria del contenido de esta epístola abierta.

Le confieso que no tengo muy claro el papel que Ustedes Cuatro tienen en este “Diálogo” que el régimen a regañadientes acepta, luego de sistemáticamente negarse a él durante los 15 años que esta secta militar lleva detentando el poder en Venezuela. No conocemos sus atribuciones, y nada podría deducirse de su callada actuación durante el primer episodio, el jueves 10 de abril en Miraflores. Estuvieron restringidos a lo que en el juego del Dominó llaman “mirones de palo”, testigos mudos, sin intervenir, ni siquiera para señalar las obvias irregularidades en la implementación de ese primer encuentro, en el que se supone que todos iban en igualdad de condiciones, pero uno era mucho más igual que el resto. Maduro se permitió discursear 35 minutos al inicio, 45 minutos al final, como también Arreaza abusaba al trascender su papel de Moderador, elemento de transición entre uno y otro orador, para mover sus sardinas hacia la mejor posición en la sartén. Ni siquiera vi a alguno de ustedes tomar nota, de modo que, una de tres; tienen una memoria prodigiosa, un asistente se hace cargo de esa actividad (imprescindible para recordar lo que sucede en un evento de 6 horas), o les importa un pepino, y sólo son decorado que protocoliza el engaño, destinado a darle la débil pátina de respetabilidad al despotismo que, además de gerenciar al país de la manera más inapropiada, responde a los justos reclamos de la ciudadanía con una represión brutal, que incurre en crímenes de Lesa Humanidad, esos que no prescriben, frente a los cuales todos deberíamos asumir una posición absolutamente Ética, y acorde con la Legislación mundial.

Mi visión del quehacer diplomático se enmarca en las referencias a dos personajes cuyas actuaciones son, a mi juicio, paradigmas de lo que debe hacer y lo que debe evitar un funcionario que interviene en un cónclave, donde ocurre un grave conflicto, una amenaza a otro país, o a buena parte del orbe planetario. Neville Chamberlain representa la opción de ceder ante el más fuerte, permitiéndole que abuse, buscando su magnanimidad para minimizar los perjuicios a los connacionales del permisivo (pactó con Hítler, quien de todas formas continuó su política de expansión, invadiendo militarmente territorios ajenos). Churchill definió esa diplomacia, con una inteligente afirmación: “Quien se humilla para evitar la guerra, tiene la humillación y tiene la guerra”. Su antítesis, Gustaf Harald Edelstam, diplomático sueco cuya agenda debió estar repleta de actividades rutinarias de su oficio, sin embargo encontró el tiempo suficiente para ayudar a víctimas del totalitarismo nazi, en la Noruega colaboracionista de los 40, y también salvó a muchos perseguidos de la dictadura militar chilena en 1973, hasta que “el clavel negro”, como le llamaban por sus humanitarias acciones, fue declarado “persona non grata” por el régimen de Pinochet. Edelstam no se humilló, se arriesgó, y cumplió su deber esencial, combatir el crimen, ayudar a las víctimas, no a los victimarios. Por ello, profesamos sincera admiración por Edelstam, y Chamberlain es símbolo de lo erróneo y cobarde en el trato entre las partes en conflicto. La diplomacia en los tiempos del chavismo ha sufrido abominaciones que ustedes deben conocer, desde las actividades de descarado entrometimiento de Vladimir Villegas y Elías Jaua, por las cuales tuvieron que salir de México y Argentina, respectivamente, pasando por la invitación a dar un golpe que le hiciera el Canciller Maduro a los militares en Paraguay, y su intromisión en Honduras, hasta las implicaciones rosadas y narcotraficantes de Carrillo y Sagaray en Kenya. Mantengámonos en el marco de referencia decente, ese cuyos paradigmas son Chamberlain y Edelstam.

Debemos suponer que los cuatro invitados a un diálogo que equivale a un recién nacido que haya estado 15 años en el útero, y para colmo viene al mundo por fórceps, tuvieron ocasión durante esa larga preñez de enterarse de algunos entretelones (y usted tuvo a su cargo la Embajada colombiana en Venezuela, del 2002 al 2004, lapso durante el cual ocurrieron: una Masacre en un espacio controlado por la Casa Militar, la Renuncia de Chávez “la cual acectó (sic), el inmediato Vacío de Poder, seguido por la pantomima de Carmona Estanga, y el regreso triunfal del renunciante en alas de Baduel, héroe del 13 cuya mención habrá usted notado ya no forma parte de la historia oficial, Revocatorio demorado un año, dando tiempo a que la muy democrática y tolerante Lista Tascón hiciera estragos entre los solicitantes del proceso previsto en la Constitución, y que implementaran los mecanismos populistas diseñados en La Habana, para comprar votos al por mayor, más algunas travesuras electrónicas que hicieron posible convertir al seguro perdedor del 2003, en el viciado ganador del 2004. Pero ya nombrados parte de la terapia intensiva al frágil neonato, habrán hecho particulares esfuerzos por averiguar en qué condiciones ocurrió el prolongado embarazo, y cuál es el estado actual del paciente, que ameritó incluirlos en la junta de médicos a cargo del difícil caso. Pero como algunos detalles pueden ser desconocidos para quienes, como los otros tres, no han vivido en Venezuela del 99 hacia acá, me permitiré ofrecerles algunos close-ups que pudieran ser de utilidad para que entiendan lo ocurrido y lo que pudiera concatenarse en el corto plazo.

Maduro adolece de muchas carencias, en especial en materia de Legitimidad de Origen y de Ejercicio, lo que lo ha convertido en mitómano. Va camino a superar al charlatán mayor en denuncias de “magnicidios”, conspiraciones en Colombia o Panamá para darle forma al enésimo Golpe “suave”, y en obsequio de ustedes, los ilustres huéspedes del deforme diálogo, afirmó -tan serio como niño en acto de escuela- que ya hay Insurgencia armada en Venezuela. Por supuesto, ni Maduro ni el Redentor galáctico jamás aportaron la menor evidencia de lo que casi a diario denunciaron, pero eso no trae consecuencias cuando se controlan todos los poderes, se puede mentir, difamar, adulterar o mutilar la verdad, sin que instancia alguna asuma la defensa de las víctimas y del país. En cambio, cualquier gesto, denuncia, protesta, que provenga de un opositor, conlleva represión, detención arbitraria, juicio sumario y cárcel a capricho del funcionario que sienta peligrar su impunidad. El barbarazo del pegajoso merengue, es un niño de pecho al lado del gobernador que tiene varias denuncias por llevarse mucho más que “el queso que había en la mesa”, pero el Tribunal Supremo de ¿Justicia? no encontró méritos para abrir la investigación. Claro que lo compensa con los juicios express, sumarísimos, que destituyen y encarcelan Alcaldes opositores, por no sumarse a la orgía represiva del régimen. Con decirle que es Anatema solicitar la Partida de Nacimiento de Maduro (aunque la Constitución es la que exige que demuestre haber nacido en Venezuela), y discuten incluir la pena de muerte para quien declare cualquier cosa que cuestione la omnipresencia castrista en los asuntos más esenciales de Venezuela, comenzando por la proporción con que se favorece a cada socio de la ALBA (Alianza con Libertinaje, Barriles por Asesorías), la tajada mayor para la Monarquía castrista, de la cual los chavistas se sienten súbditos. Cosas del parasitismo, a falta del pan de la URSS buenas son las tortas chavistas.

Ustedes vieron que todos los “dialogantes” del oficialismo insistieron en exigir a los Opositores “Deslindarse de la Violencia”, pero a la vez la referían como exclusivamente proveniente de las Guarimbas (el término Barricada está revolucionariamente prohibido, al igual que Desabastecimiento, Devaluación, Tortura, y otras inconveniencias), y a la vez llaman impecables a las actuaciones de la Guardia Nacional (muchos la consideran Nazional), como si no incluyeran todo tipo de atropellos y arbitrariedades (perdigonazos a quemarropa, patadas, culatazos, invasión a conjuntos habitacionales, daños a viviendas y vehículos), en coordinación con grupos de motorizados encapuchados, que hacen sus evidentes aportes al Terrorismo de Estado que se practica sistemáticamente en Venezuela desde 1999. Maduro fue causante de innumerables rabietas y dolores de cabeza en las Maestras de Escuela que en mala hora lo tuvieron de alumno, pero ustedes cuatro parecen haber tenido mejor desenvolvimiento, y no guardan por las Universidades el rencor del galán rechazado, que odia a la mujer que nunca pudo llegar a conocer, ni siquiera superficialmente. Les será fácil inferir de esta sencilla ecuación: Si en 1998 la cifra de asesinatos fue de 4.500, y del 99 al 2013 fue aumentando año tras año, en progresión superior al ritmo de crecimiento de la población venezolana, alcanzando para el año pasado 24.763 asesinados, y más de 200.000 en estos 15 años rojos, muy rojos, nunca mejor dicho, es obvia la responsabilidad del régimen en el desaforado crecimiento de la Inseguridad. Que algunos pudieran atribuir a simple negligencia, pero cuando añadimos que hay 96% de impunidad, los presos controlan -con armas- las cárceles, negocian con el régimen su liberación, mucho antes de cumplir siquiera la mitad de sus condenas, allí asoma sus fauces la planificación con fines políticos de la praxis terrorista oficial, agravada por el hecho de que “empoderan” a elementos del LUMPEN, reclutándolos para reprimir en las dos versiones ya mencionadas, uniformados y encapuchados.

5 preguntas, Canciller Holguín; 1. ¿Habría usted aceptado que en el máximo Tribunal de su país todos los Jueces gritaran a coro “Uh, Ah, Uribe no se va”? Ahora que Santos está en campaña electoral por la reelección, 2. ¿Cuestionaría que el alto mando militar declarara que las Fuerzas Armadas de Colombia son Santistas y no conciben que otras opciones tengan oportunidad de ganar las elecciones presidenciales? 3. ¿ Considera usted que los constantes insultos de Chávez contra Uribe, su orden de enviar diez batallones a la frontera con Colombia, que afirmara que Venezuela colinda por el oeste con las FARC, y que exigiera “beligerancia” para esas FARC porque son respetables y tienen un proyecto, fueron evidencias de lo democrático y tolerante que era Chávez? Suponemos que su condición de Politóloga, veterana de la Diplomacia, y Canciller, le han obligado a mantenerse informada de lo ocurrido en el planeta, pero mucho más en Venezuela, por ser vecinos, y haber sido usted Embajadora acá, ahora Canciller y participante del “diálogo”. Debe usted estar al tanto de los contenidos de las LapTops y pendrives de Raúl Reyes y el Mono Jojoy, de las andanzas de personeros de las FARC en territorio venezolano, y necesariamente sabrá (con mayor detalle que el promedio de los colombianos y venezolanos, por los privilegios y obligaciones de los cargos que ha ocupado), de la dinámica ocurrida en nuestro país durante las pasadas tres décadas, y debe tener más frescos los acontecimientos de los últimos dos años. En Venezuela no hay Información Veraz, sí hay Censura en todos los medios. Pero en las redes están las fotos, videos, reportajes, denuncias, que ustedes deben haber visto: 4. ¿No le despierta curiosidad que todos los del oficialismo, que a diario celebran y glorifican las guerrillas de los años 60, y el Golpe Militar del 4F92, insistan en exigirle a la Oposición “que se deslinde de la Violencia”, siendo que esta se circunscribe a unas pocas barricadas, estructuras fijas, improvisadas, mientras no mencionan ni remotamente los cientos de actos de barbarie cometidos en todo el país, contra las Marchas, contra conjuntos residenciales, por las fuerzas policiales, militares y paramilitares del régimen, que detentan el monopolio de las armas de fuego? 5. ¿le parece Exitoso que siendo Venezuela el país con las mayores reservas petroleras del mundo, cuyos ingresos en estos 15 años superaron el Billón y medio de dólares, tenga 56,2% de Inflación, Importe el 60 % de lo que consume, acumule 200.000 asesinatos, cifras horribles en secuestros y atracos, 35 % de Desabastecimiento, que hagamos colas de horas para comprar, cuando hay, harina, aceite, leche, ¡ papel toilette !, produzca un millón menos de barriles diarios e importe gasolina, la Electricidad falle a menudo, 5.000 empresas particulares hayan debido cerrar por el constante acoso del régimen, nuestra moneda haya sido devaluada de Bs 480 a Bs 11.320 por dólar (en el esquema CADIVI regular, en el SICAD II pasa de Bs 51.000), que un país que fue refugio para los perseguidos por dictaduras en Europa y América, hoy tenga una diáspora de cientos de miles de jóvenes, a quienes les niegan el futuro los desastrosos y anacrónicos esquemas sociales, políticos y económicos del estalinismo, que una secta militar haya entregado la Soberanía a la fracasada y siempre parasitaria dictadura castrista, sanguijuela a la que rinden pleitesía estos antiimperialistas de pacotilla?

Maduro llegó al extremo de afirmar que TODAS las muertes son responsabilidad de la Oposición, y en correspondencia el querubín representante de los Tupamaros, luego de explicar que los colectivos son organizaciones sin fines de lucro dedicadas a Obras de Caridad y, en sus tiempos libres, a la Meditación Trascendental, solicitó formalmente el Premio Nóbel de la Paz para Maduro. Intuimos que cierto miedo escénico, el nerviosismo por hablar en cadena, y el pesado límite de los 10 minutos, impidieron que redondeara la faena, incluyendo en su petición formal ante Suecia, el Nóbel para Fidel y Raúl, y póstumo para Stalin, Mao, Pol Pot, Ceaucescu, Hönecker, Hítler, y last but not least, el Charlatán Eterno, al que se sienten obligados a rendir culto permanente. Probablemente para no reducir su calidad de cuasi santo, ocultan su Partida de Defunción, pues esos datos precisos de lugar, fecha y causa del deceso, lo rebajan a la condición inmerecida de simple mortal.

De cada uno de ustedes depende que la Humanidad los asocie con Chamberlain o con Edelstam. En sus conciencias permanecerán las consecuencias de lo que hoy asuman.

Atte.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com