end header begin content

opinión

Juan Carrasco

15 marzo, 2014

“Fui golpeado y violado por los guardias“ – la imagen del muchacho de mirada triste golpea el corazón: “sí, fui violado con un fusil. Es mentira lo que está diciendo la Fiscal. Nos golpearon con las armas, con tubos, hasta el cansancio”.

opinan los foristas

El defensor del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, confirma su testimonio. Es cierta la violación , así lo afirma también el forense.

¿Y entonces?

El muchacho se enfrenta a todos en su desgarradora experiencia, una tortura inimaginable para un muchacho lleno de sueños, valiente, superado. Un “hijito de de papá y mamá”. Juan Carrasco desafía con su testimonio público la cobardia de los guardias nacionales, al régimen y por supuesto a la Fiscal que servilmente apoya con trágica intención el hecho, la mismita que hace días apoyó con otra barbaridad la prisión de otros muchachos “porque tenían la intención de hacer daño“.

Es el sentimiento de odio que se nutre en los discursos del régimen, esa mecha que encienden con su única voz para incitar a sus seguidores. No les importa mentir a sabiendas que todos saben que mienten. Maduro acusa y acusa, condena y condena con toda la comodidad y el cinismo que le otorga el poder. Matan a la ciudadana chilena y lanza su discurso para ser desmentido por el propio hijo de la víctima.

Cada vez que lo hace le dan con la puerta en las narices y sigue incendiando mentes, sin importarle las consecuencias, empeñado en envenenar conciencias para destruir… quema a Venezuela para dejar cenizas de una venganza irracional, devastadora.

A uno le cuesta trabajo, y mucho esfuerzo soportar tanta barbarie.

Mas allá de las torturas , los presos, los desaparecidos, los asesinados, los allanamientos, los destrozos está esa conducta obscena y canalla que este muchacho enseña al mundo y a esta Venezuela heroica que confronta su momento más obscuro.

¿Cómo puede este régimen evadir esta imagen que hoy rechaza el mundo entero? Porque cada vez es más dura la reacción internacional. No es ya la ideología. Es el encarnizado abuso al ser humano. No hemos terminado de llorar una imagen despiadada cuando otra llega hiriendo más el corazón… el muchacho que asfixian los guardias nacionales para qué no dé su nombre cuando lo arrastran, el que sangrando golpean con manoplas o a patadas, o la muchacha que secuestran y desaparece, o la que se reconoce entre gases y sangre…es el horror.

Uno no acaba de recuperar sus propias fuerzas cuando cae otro venezolano defendiendo sueños y vidas. Desde Táchira, “Conclugochos” despide a Fernando del Rincón. Descarnadamente Fernando deja para la historia y para La Haya, esta Venezuela de dolor y sangre. Mientras se le acosado para dejar el pais, se resteó con la realidad para dejar ese testimonio que podrán ver nuestros nietos para reconocerse en el orgullo de ser venezolanos en una tierra de progreso y paz.

Costará mucho. Pero lo imposible lo hacen posible la fe y el valor .



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com