end header begin content

opinión

La Unidad somos todos, o ninguno

1 febrero, 2014

Estamos viviendo un momento bien difícil… y lo que lo hace bien, pero bien difícil, es la confusión porque a estas alturas, frentes abiertos se enfrentan, sin disimulo, cuando lo más necesario es la fuerza de la unidad.

opinan los foristas

La emoción popular fue pródigamente motivada por un Henrique Capriles vigoroso, retador, que además nos enseñó a no tener miedo cuando en cada encuentro se desplazaba llevado por multitudes, estrujado por el aluvión humano que lo abrazaba, lo cargaba, expuesto a todo, desafiando peligros, relacionándose hermosamente con cada pueblo, cada hombre y mujer que lo esperaban, cada muchacha que lo besaba, cada muchacho que renacía en esperanza con su discurso tocando realidades palpitantes, abriendo caminos.

La unidad tomaba fuerzas en aquellos líderes que despuntaban a una Venezuela innovadora y valiente.

No es necesario repasar lo vivido… los abusos, la desventaja, el agotamiento, porque un poder viciado y absoluto no se inmuta ante unas elecciones impugnadas, una farsa política basada en una conjura histórica que cuando algún día se desentrañe, horrorizará a sus generaciones.

Ahora, Leopoldo López y Maria Corina convocan a una concentración para mañana domingo cuando Capriles termina de asumir en su condición de gobernador de Miranda el “patrullaje inteligente” del “gobierno” y un Maduro que en su infinita mediocridad felicita al difunto desde una cumbre internacional porque la serie de beisbol la ganó el Magallanes..

El poder multiplica la mediocridad del mediocre.

El “gobernador” se enfrenta pues al “candidato”. Capriles necesita proteger al candidato con la gobernación pero no parece convencer a quienes quieren verlo y asumirlo como “el candidato” arriesgado y directo. Y los “pre-candidatos” López y Machado sí se arriesgan.

Las posiciones son distintas y las exigencias también. Y frente a todo este cuadro inquietante, millones de venezolanos haciéndose preguntas, titubeantes y contradictorios.

Yo insisto que Venezuela no va a lograr el cambio que exige y espera hasta que la población civil se alce sobre el liderazgo imponiendo sus condiciones y derechos, cuando se decida a ejercer su oficio de ser venezolano contra todo y todos.

Y este momento difícil y complejo, esta confusión, esta inseguridad, nos está mandando señales oportunas y perentorias. Ante el caos, el desastre que vive Venezuela, es ella, Venezuela, la que cobra un sentido propio y moldea su espíritu. Hoy, cuando necesitamos de lo mejor de nosotros mismos, cuando tenemos la obligación de estar unidos, no se puede decidir nada que entorpezca la resistencia contra este modelo político que divide, silencia y humilla.

No hay espacio para personalismos. Unidad. La Unidad somos todos. O ninguno.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com