end header begin content

opinión

La gente no le paró

23 febrero, 2014

Ayer se celebró la convocatoria al Unicentro El Marquez y por supuesto, también la que apresuradamente se obligó a salir por parte del régimen y la oposición reporta desde las regiones el movimiento de sus propias concentraciones.

opinan los foristas

La gente “no le paró” a una amenaza del ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres – el de las “patrullas inteligentes” y “Patria Segura”- que advirtió que quitarían por cinco años el pasaporte a quien se encontrara “protestando”. Una de esas necedades que dicen, declaran y hasta decretan. ¿Cuántos venezolanos tienen pasaporte?

Además de la inconstitucionalidad de una medida como ésa aunque eso no los detiene porque violentan la Constitución y la enarbolan en la mano asegurando que la respetan.

Es el régimen más mentiroso jamás escuchado. Truculento.

El mundo entero (con las sabidas excepciones de las corrientes comunistas y dictadores amigos o socios) manifiesta en este momento también, las redes sociales están llenas de fotos y videos que sustentan la información prohibida en el país.

Con su consabida incultura, el impugnado Maduro cree que si no lo vemos, no lo sabemos, como si la altísima e innovadora tecnología no avasallara las medidas tomadas en el colmo mismo de la torpeza. Sacar a NTN24, amenazar a CNN, hostigar a una periodista de la talla de Patricia Janiot, obligarla y humillarla a salir de Venezuela donde realizara un programa estupendo con estudiantes de los dos bandos en el que, y no por culpa de ella, podía reflejarse claramente la posición rígida y la falta de concepto democrático de sus representantes, “reculando” después, titubeantes, erráticos, pero contradiciéndose sin saber por fin cómo recomponer su propio desatino. Y entonces, arremete contra los Presidentes que han reaccionado ante la violencia de los grupos armados, los Tupamaros al frente, las Fuerzas Armadas desplegadas contra los estudiantes con manoplas, rifles rusos o chinos, gases, perdigones, y como si fuera poco, aviones que pretenden aterrorizar a Táchira que en las calles, desafían esta locura. Presos, desaparecidos, heridos, asesinados. Aparece el muchacho Márquez de Altamira, secuestrado, con el cráneo destrozado.

Y ya algunas familias se atreven a contar cuanto han pagado en dólares para que devuelvan vivos a sus hijos: $10.000. Dos muchachos secuestrados por estas fuerzas violentas contaron su secuestro, el rescate y los golpes.

Nadie está a salvo porque lo que está en el fondo de todo este horror es lo que se ha venido ejecutando en estos casi diez y seis años que no es otra cosa que derribar, fracturando la lógica y los principios, los límites morales que garantizan la seguridad del ser humano y hoy, lo peor de cada venezolano, está sazonado con la perversidad y la barbarie y matar a un muchacho que se rebela a, que protesta, dispararle al cráneo, violarlo con un arma, secuestrarlo hasta conseguir un rescate, no tiene la importancia de la pérdida humana sino el objetivo que permiten el odio y la maldad.

Allí estuvieron Capriles, Ledezma, María Corina, Leopoldo, que está aunque no esté. ¡Si se puede!



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com