end header begin content

opinión


TalCual / ND

La disidencia de un pueblo

13 febrero, 2014

Está claro para el país y el mundo: Las condiciones políticas, económicas y militares de Venezuela son peores que las del 4F de 1992.

opinan los foristas

En el ámbito militar son varios los aspectos que lo demuestran. Nunca antes como ahora es tan frágil la integridad territorial de los espacios fronterizos de la Republica, la Fuerza Armada Nacional (FAN) (sin la B como se empeñan en llamarla quienes transgreden los conceptos constitucionales) ha fracasado en su función esencial, a pesar de haberse invertido en armamento militar en Venezuela, mas de 18 mil millones de dólares en los últimos 10 años.

Luego está el tema de los militares que descaradamente hacen actos de propaganda, militancia y proselitismo político. Lo que es moral y constitucionalmente inaceptable. En Venezuela se ha denunciado con pruebas a militares activos inscritos en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). ¿Y cuál ha sido la respuesta desde el poder? Ascenderlos. Un ejemplo lamentable de esta situación es el actual comandante general de la Armada, el almirante Gilberto Amílcar Pinto Blanco denunciado en 2010. En un país donde imperara el Estado de Derecho este caballero hubiese sido dado de baja, enjuiciado y degradado, de acuerdo a la ley.

Finalmente, por citar un ejemplo más, tenemos el espinoso tema de los modos de vida opulento que escandalosamente exhiben algunos mandos militares de alta y mediana graduación, los cuales no se justifican con el salario que perciben en la institución. Esto proviene de la corrupción y claramente de ilícitos asociados, la mayor parte de las veces, a la participación en los tráficos ilegales de droga, minerales, alimentos y combustible que se dan a todo lo largo y ancho de la frontera nacional.

¿Justificaría esta situación una insurrección? No creo en insurrecciones militares, han sido terribles para la Nación. Creo en el poder de los ciudadanos para trasformar el curso de la historia, cuando los gobiernos no sirven, y para ello es necesario un proyecto alternativo al que encarna el poder. La disidencia de un pueblo frente al autoritarismo que encarna en este momento en Venezuela un Alto Mando Político Militar.

Se están fortaleciendo sin precedentes en el país las variables de la violencia estructural. Esto es sumamente peligroso, pues en el punto en que estamos al menos una década deberá invertirse en políticas públicas eficaces, ejecutadas por gente preparada y honrada al frente del gobierno nacional. Todo esto para revertir el daño que ha ocasionado a los venezolanos un monstruoso populismo que encarna la revolución, llamada “bolivariana”, bañada en los recursos sin precedentes que le ha proporcionado al país la explotación petrolera en toda su historia, cuyo objetivo estratégico es mantenerse en el poder al costo que sea.

La ruta para recuperar el país es clara: disidencia y critica frente esta debacle nacional que a todos nos indigna. En pocas palabras, rebelión pacifica pero permanente de los ciudadanos, acompañada de un proyecto político alternativo nacional, con contenido programático para aéreas claves del país, incluyendo la Fuerza Armada Nacional.

@rociosanmiguel



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com