end header begin content

opinión

Elinor Montes

¿Diálogo con totalitarios?

7 febrero, 2014

Nuevamente el caso de Iván Simonovis es noticia, su esposa, Bony, dijo a través de Twitter que “Simonovis presenta múltiples enfermedades y condiciones patológicas que producen un estado grave de salud”, “amerita intervenciones médicas, terapias ambulatorias y múltiple medicación, todo lo cual no puede cumplirse estando detenido”, padece “enfermedades crónicas graves y agudas que han puesto en grave peligro su vida”. No obstante, el régimen insiste en mantenerlo en prisión.

opinan los foristas

La “ética socialista”, “humanista” de los rojos, lleva una década enseñando cómo asesinar al prójimo mediante la justicia roja, como le es propio a los regímenes totalitarios comunistas, donde la crueldad es superada por los más oscuros pensamientos que el peor de los hombres pueda tener.

Sin embargo, nuevamente, para solucionar la grave crisis del país se plantea como posible el diálogo con la gente que la ha causado a ex profeso, que no está dispuesta a cambiar, que no reconoce al otro y que es tan perversa que escoge a sus víctimas -bien porque piensan distinto o porque deben ser sacrificadas en aras de la utopía o porque están en el lugar y la hora equivocada o porque les provoca-, a la que luego asesinan moralmente, mediante acusaciones falsas violentan su honor y reputación en todos los medios de comunicación y después las rematan con el asesinato físico, en casos como el que nos ocupa, las procesan y sancionan por delitos comunes en juicios injustos, las encarcelan en condiciones infrahumanas hasta enfermarlas gravemente y luego las condenan a una muerte lenta y dolorosa en prisión mediante una atención médica intermitente y deficiente, sólo para guardar la apariencia de que el régimen si garantiza el derecho humano a la salud y a la vida. En el totalitarismo comunista del S. XXI los campos de concentración han sido sustituidos por las cárceles. El caso de Iván, es un ejemplo de lo que sufren los presos políticos en lo que fue la República de Venezuela, quienes pierden su vida en prisión sin tener nada que pagar. Prohibido olvidar que Iván es inocente tal como lo confesó el Ex Magistrado del TSJ, Aponte, y que está preso y con él su familia y la Venezuela decente que clama justicia, por cumplir con su trabajo: intentó proteger de una masacre a la gigantesca marcha que legítimamente se dirigió a Miraflores a pedir la renuncia de quien cumplió su promesa de llevarnos al “mar de la felicidad cubana” que hoy padecemos, donde la dignidad de la persona humana es pisoteada día a día y el contrario es considerado enemigo.

El diálogo empieza por el reconocimiento del otro. Lamentablemente no hay diálogo posible con quien dirige este “mar” de injusticia roja que pregona el mal común, niega a cada quien lo que le corresponde, invierte el concepto del bien y el mal y convierte en virtuoso al inmoral.

El diálogo es propio de la democracia. Nosotros la tuvimos.

@elinormontes



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com