end header begin content

opinión

La traición de la Fuerza Armada

25 enero, 2014

En un pase de canales tropecé con la Ministro uniformada, discursando, asegurando que éste es el “año de la doctrina Bolivariana para las Fuerzas Armadas de Venezuela”.

opinan los foristas

Por supuesto que eso fue lo único que me permití ver y escuchar … El discurso y la figura trajeada de “blanco marinero” responde al momento que vivimos y el discursito también. Porque esto que estamos viviendo no tiene nada que ver con la Venezuela democrática que no permitiría utilizar a las Fuerzas Armadas como instrumento político.

Choca el manejo político en un órgano del Estado que tiene como deber específico la seguridad de la Nación y su defensa y no este “botín” para “adoctrinar” y repartir burocráticamente cargos diplomáticos y de gobierno que les aleja de su misión específica y hace de ellas serviles lacayos de ideologías y sometimiento.

Este abuso de la profesión de las armas que hoy es un brazo político del gobierno no tiene nada que ver con la Venezuela de código civil que defendía el mismo Bolívar tan violado y profanado por esta locura inculta y repartida en porciones vergonzosas para mantenerse en el poder.

Es una verdadera vergüenza lo que hoy enseña Venezuela al mundo con este espectáculo bochornoso de sus Fuerzas Armadas convertidas en servilismo político.

Cuando en el mundo el poder militar es rechazado en funciones antagónicas a su deber, aquí se utilizan despojándolas de honor y pervirtiéndolas en un manejo obsceno que les hiere y manosea.

Reparten ascensos y privilegios relegando a quienes todavía no se pliegan a sus desatinos destruyendo los sueños de los jóvenes que perseguían otro camino de ideales y metas.

La inteligencia militar llena sus horas con un espionaje respaldado por el vicio y los intereses que amenazan al venezolano que no comparte las ideas del “gobierno”.

Se proclama el odio. Se alimentan diferencias que fueron resueltas hace mucho tiempo. Crece la distancia entre las Fuerzas Armadas domadas por el personalismo y el poder y lo civil.

Sin importarles más nada que mantenerse allí, conducen, sin responsabilidad moral alguna, al caos.

Porque Venezuela rechaza esta usurpación que hoy provoca confusión y rabia, la rabia contenida de una Venezuela que sabe la diferencia entre la libertad y la opresión. Esto que se vive hoy en la institución militar es una traición a Venezuela y a ella misma porque están formadas para defender la democracia y la paz con una conducta ética y decorosa sin doblegarse ante poder alguno que viole o usurpe valores patrios que hoy se diluyen en una propaganda ventajista y ruin.

Una Venezuela civil desarmada en sus brazos y armada de ideas libertarias su conciencia resiste.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com