end header begin content

opinión

Elinor Montes

Un sacrificio tiene que tener sentido

19 diciembre, 2013

¿Cómo se puede pedir y justificar que la gente le dé más dinero a un administrador malvado cuando lo lógico sería despedirlo?

opinan los foristas

En este mundo al revés los totalitarios comunistas han sido tan hábiles en la guerra que libran contra sus connacionales venezolanos que no sólo la han financiado con el dinero de sus víctimas sino que además, no rinde cuentas quien tiene que rendirlas sobre el millón y medio de millones de dólares que sin control han dispuesto los rojos para financiar sus fines personales, quien no tiene que rendir cuentas ni estar controlado en sus ingresos y gastos, “el soberano”, es quien rinde cuentas y está bajo control total del régimen, no puede ni elegir cuanto ni qué comer, y para colmo, cuando los rojos piden más capital, más sacrificio a la gente ya bien golpeada, como ahora que proponen “debatir lo fiscal” y “comenzar a cobrar la gasolina”, hay economistas demócratas que justifican las dañinas devaluaciones, aumentos de impuestos, de la gasolina, etc., y además sugieren soluciones a un régimen que intencionalmente, con premeditación y alevosía, viene arruinando sistemáticamente a la gente mediante el uso de la economía como arma de guerra, que adicionalmente no está dispuesto a reducir sus gastos de mantenimiento del poder y expansión del totalitarismo comunista por el mundo y por ello sigue con la “regaladera” ¿De dónde sacan los economistas que el régimen, evidentemente malvado y calificado internacionalmente entre los más corruptos del mundo, se ha convertido y ahora sí administrará el dinero extra con transparencia y para solucionar el desastre económico que ha causado?

El asunto a debatir es si es lógico que a un administrador ilegítimo, ladrón, despilfarrador, que no rinde cuentas se le dé más poder y dinero para que, por si lo anterior fuere poco, siga destruyendo a la gente con la eficacia y la eficiencia acostumbrada.

Una persona tiene que tener moral para pedir un sacrificio y además el sacrificio tiene que tener sentido. Esta situación llegó a este punto porque éste no es un gobierno de la gente, ni para la gente, ni por la gente y como dice Constanza Espinel: “No se puede plantear el asunto de la gasolina como un problema económico, cuando lo que está planteado es la destrucción de la gente, entre otros, a través de la eliminación de las fuentes de empleo, de la inflación sostenida, de los controles extremos en todos los ámbitos, de un IVA alto mantenido no obstante los altos ingresos petroleros, de la pérdida sostenida y sistemática de la libertad y la dignidad ¿Qué más se le puede pedir a la cgente?

El problema económico es un problema que debe ser enfocado desde el punto de vista político y moral en el que la economía es un instrumento para destruir a la gente. Mientras la realidad no sea vista por la dirigencia, los especialistas, la propia gente y por el mundo la situación no se puede resolver”.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com