end header begin content

opinión

Estrategia IV

30 noviembre, 2013

1. Nota IV. Seguimos. Tema: elaborar una estrategia con el concurso liberal que nos permita reconquistar la libertad y la democracia representativa arrebatadas por el destructor, ilegitimo e ilegal, y depredador rojo castrista y sus verdugos voluntarios.

opinan los foristas

2. En esta parte, por ahora, nos acercaremos a unos factores que consideramos convenientes para la estrategia. Veamos.

3. Estados Unidos acuso una depresión inflacionaria; tal vez, la mayor recesión de la post guerra y concordó con una inflación de precios acentuada: 1973-1974.

4. Sorprendente para algunos; no para quienes habían alertado sobre ciertas prácticas intervencionistas, estatistas, por parte de sus gobiernos; fue el resultado de la aplicación de las políticas denominadas “keynesianas”, según las cuales mejorarían la economía y controlarían los supuestos ciclos de inflación y depresión; pero no fue así, inflación y depresión se dieron al mismo tiempo y la Escuela de Chicago, intervencionista, supuestamente no pudo explicar y proponer remedio inmediato.

5. Se agotaron los fondos. Si aumentaban los impuestos desaparecían los negocios que los generaban y la clase media que los motorizaba. Única vía: reducción de gastos.

6. Quedo claro: a) Que la combinación de altos y fulminantes impuestos sobre la renta, el ahorro y la inver­sión y de inflación monetaria (imprimir dinero sin respaldo) que deforman los cálculos empresariales, provocan una escasez progresiva de capital y ocasionan el agotamiento del stock de capital. b) Que la reducción de impuestos se transformo en una herramienta económica. c) Que es imprescindible reducir los gastos del gobierno para que el gobierno pueda emitir deuda publica y evitar la subida de los tipos de interés y asegurar la concurrencia del indispensable capital privado.

7. Volcaron sus miradas sobre la Escuela Austriaca, volver al libre mercado en todo, en teorías y programas políticos. Solo el libre mercado, la renuncia a la inflación monetaria y la reducción de los gastos del gobierno podía remediar la crisis. Ejemplos: China, Cuba.

8. Hay que recordarlo cada vez que se presente la ocasión. Este régimen destructor rojo ya esta obligado a reducir gastos y esta en vías de incumplir pagos, solo hay que mirar hacia ciertos despachos públicos, gobernaciones, alcaldías, obligaciones internacionales, emisión de deuda, devaluación, etc.

9. La crisis está tocando y nada de salvavidas. Cambio. Volver a la libertad, a la democracia plural, a la propiedad y el libre comercio, eso sí, con responsabilidad.

10. Reforcemos la esperanza de que sí vamos a cambiar este régimen rojo y pronto. De que estamos en condiciones de saltar hacia la modernidad y globalidad al sacar a estos destructores del gobierno porque han conducido al país a la grave y presente crisis. Han controlado y manipulado la economía durante los últimos catorce años, no tienen excusas.

11. Desmontemos sus falsedades una a una sobre el laissez-faire, sobre el fracaso del capitalismo, sobre las supuestas bondades del socialismo comunismo castrismo, sobre las supuestas maravillas de los programas crediticios e intervencionistas.

12. Una realidad es la que se observa por todas partes: han ensayado todas las posibilidades del estatismo, del intervencionismo, y todas han sido un total fracaso.

13. Recordemos la célebre “economía mixta”, al estilo francés, dirección del gobierno y concurso privado en áreas prioritarias. Participación pública y privada. Para acabar con el libre mercado, con el laissez-faire, etc. Aquellos nombres: estado de bienestar, corporativo, socialismo humanista, socialismo democrático, manda la mayoría, etc, etc, nada, todas se han probado, ninguna ha dado resultado.

14. Aquello de la planificación centralizada en el gobierno se convirtió, por la fuerza de los hechos, ahora, en pasado, sin utilidad y, además, rotundo fracaso. Solo queda intentar el liberalismo, pero el liberalismo, el de la escuela austriaca de la economía con sus actualizaciones.

15. Una crisis similar se ha registrado también, estos últimos años, en el ámbito social. El sistema de la escuela pública, parte sacrosanta en el pasado de la herencia foránea, está hoy sujeto a una severa y acelerada crítica popular de todo el espectro ideológico. Se ve ahora claramente a) que las escuelas públicas no educan adecuadamente a sus alumnos; b) que son caras, descuidadas y exigen elevados presupuestos, y c) que el uniformismo del sistema de la enseñanza pública genera profundos e irresolubles conflictos sociales sobre temas educativos vitales tales como integración frente a segregación, métodos innovadores frente a métodos tradicionales, religión frente a laicismo, educación sexual y contenido ideológico de la enseñanza.

16. Sea cual fuere la decisión que el sistema educa­tivo público adopte en estas áreas, ya se habrán causados graves e irrepara­bles daños a la mayoría o/a una gran minoría de padres y niños.

17. Además, se está advirtiendo con creciente claridad que la legislación sobre la escolaridad (asis­tencia obligatoria a la escuela) mete a la fuerza a niños infelices o carentes de motivaciones en una cárcel que no les reforma ni a ellos ni, ni a sus profes ni a sus padres.

18. En el ámbito de los problemas morales existe una creciente convic­ción de que el prohibicionismo rampante de la política gubernamental no sólo en el ámbito del tabaco, sino en cuestiones tales como la porno­grafía, la prostitución, las prácticas sexuales entre “adultos por mutuo acuerdo”, las drogas y el aborto constituyen una invasión inmoral e injus­tificada del derecho de cada individuo a hacer sus propias elecciones morales y no puede, por consiguiente, ser impuesto en la práctica. Los intentos por implantarlo sólo acarrearán desgracias y un Estado autén­ticamente policial. Es ya hora de que se reconozca que el prohibicionismo en estas áreas que conciernen a la moralidad personal es totalmente injusto e ineficaz como lo fue en el ámbito de las bebidas alcohólicas.

19. Ha aumentado también, como derivación del “caso Watergate”, la conciencia de los peligros que encierran las acciones y actividades habituales de los gobiernos contra la libertad y la privacidad individual, contra la liber­tad de disentir de las autoridades gubernamentales. También aquí po­demos confiar en que surja, se manifieste, una fuerte opinión y presión pública que mantenga al régimen alejado de la vieja tentación de invadir la privacidad y reprimir a los disidentes.

20. Tal vez el mejor de todos los signos y la más favorable señal del derrumbamiento de la intervención de un gobierno sea la proporcionada por las revelaciones del caso Watergate de 1973-74.

21. Watergate comenzó un cambio radical en la actitud de todos y cada uno (con independencia de su ideo­logía explícita) frente a un gobierno. Watergate alertó, en efecto, al público, al ciudadano, sobre las invasiones gubernamentales a sus libertades perso­nales.

22. Y, lo que es más importante, al llevar a un Presidente ante los tribunales, se desacralizo (se le quito lo sagrado e intocable) para siempre “el cargo” hasta entonces considerado poco menos que como un ídolo por el pueblo de Norteamérica.

23. Y, lo que tiene aún mayor relevancia, se le quito lo mítico y poderoso también, a la vez, y en gran medida, al gobierno mismo.

24. Ya nadie confía totalmente en ningún gobernante, político ni en ningún funcionario; ahora se contempla al gobierno con permanente recelo, retornando aquella sana desconfianza frente a los gobernantes que había caracterizado al pueblo del siglo XVIII.

25. A consecuencia del Watergate, nadie quiere arriesgarse hoy día a vociferar “nosotros somos el gobierno” y que, por consiguiente, todos los funcionarios elegidos pueden actuar correcta y legítimamente.

26. Para el triunfo de la libertad, de la democracia plural, la condición vital es la desacralización, la desmitificación del régimen por el pueblo. Y Watergate lo consiguió.

27. Así, pues, comenzaron a aparecer en los últimos años las condi­ciones objetivas para el triunfo de la libertad, de la democracia plural. ¡Menos en Venezuela! ¿Por qué? Pero ahora el régimen está en crisis.

28. Además, esta crisis del régimen es de tal índole que ahora es el gobierno tiránico comunista castrista el que figura como culpable. Sólo se le puede revertir mediante una vuelta decidida hacia la libertad, el pluralismo.

29. Lo que ahora se necesita básicamente es que vayan en aumento las “condiciones subjetivas”, las ideas liberta­rias y, más en particular, el movimiento consagrado al libertarismo para promover la difusión de estas ideas en el foro público.

30. No es, sin duda, pura coincidencia que haya sido en estos años, luego de la década del 70, cuando estas condiciones han regis­trado sus avances en este siglo.

31. Es indudable que el colapso del estatismo, del totalitarismo, ha obligado a muchos ciudadanos a conver­tirse, en parte o del todo, en libertarios, de suerte que las condiciones objetivas contribuyen a generar las subjetivas.

32. Además, al menos en los venezolanos nunca se ha perdido enteramente la espléndida heren­cia de libertad y de ideas libertarias que se remontan hasta los tiempos antes de la emancipación. Los libertarios de nuestros días tienen, pues, una sólida base histórica sobre la cual trabajar, construir.

33. La rápida expansión de las ideas y del movimiento libertario en los úl­timos años va penetrado en numerosos campos del mundo universitario, sobre todo entre los jóvenes, y en algunas áreas del periodismo, los medios de comunicación, los negocios y la política. Piano, piano.

34. Dada la persistencia de las condiciones objetivas, parece claro que este brote del libertarismo en nuevos e inesperados grupos no es una moda pasajera inducida por los medios de comunicación, sino la respuesta, en inevitable progresión, a las condiciones de la realidad objetiva, tal como son percibidas por la población.

35. Dado que existe la libre voluntad, nadie puede predecir que esta línea ascendente de aspiración libertaria se consolide en breve tiempo en América y que presione sin vacilaciones hacia la victo­ria total del programa libertario.

36. Pero es indudable que tanto la teoría como el análisis de las actuales condiciones históricas llevan a la conclusión de que son sumamente estimulantes las perspectivas que se abren ante la libertad, también, a corto plazo.

Tips:

* ¡Qué cosas! “Suprema Felicidad, por decreto” “El término fue propuesto por Jigme Singye Wangchuck, rey de Bután, en 1972, como respuesta a las críticas de la constante pobreza económica de su país. Este concepto se aplicaba a las peculiaridades de la economía de Bután, cuya cultura estaba basada principalmente en el budismo. La felicidad bruta nacional (FBN) o felicidad bruta interna (FBI) es un indicador que mide la calidad de vida en términos más holísticos y psicológicos del producto bruto interno (PBI)”. Wikipedia.

* ¡Qué cosas! ¡Bajar la inflación por la fuerza bruta de las armas y controles! ¿Por qué? Porque se acabo el dinero de las arcas para el despilfarro, para la dadiva, para llevárselo y colocarlo en el exterior. ¿Qué hace, entonces? Tomar por la fuerza “lo ajeno” para repartirlo, cual vulgar saqueador, mientras dura el periodo electoral y ocultar el fraude preparado por su oficina de elecciones y poder justificar ente el mundo quedarse en la silla. ¡Qué mantequilla!

* ¡Qué cosas! ¡Se produce petróleo a 19 dólares el barril y se vende a 100 dólares el barril! ¿Cuánto es la ganancia? De usura. El régimen es, entonces, usurero, especulador, un grandísimo especulador. ¿Por qué tilda a los demás de especuladores y los sanciona? ¿Quién lo sanciona a él? ¿Cuál ley lo sanciona? ¿Cuál fuerza armada lo interviene? ¿Quién lo obliga a bajar el precio del petróleo? ¡Charlatanes! ¡Bochinche!

* Todo defensor de la libertad rechaza la idea de que por encima del individuo habría alguna otra entidad tal como el estado, el partido, clase, etc.

* “El curso de la historia está determinado por las acciones de los individuos y por los efectos de estas acciones… solo el individuo piensa; solo el individuo razona; solo el individuo actúa; por consiguiente, para los fines de la ciencia debemos partir de la acción del individuo, ya que ésta es lo único de lo que podemos tener un conocimiento directo. La idea de una sociedad que actuaria o se manifestaría con independencia de la acción de los individuos es absurda”. Ludwig von Mises, 1881-1973.

* La historia nos enseña que “de repente” aparecen seres que se creen “superiores”, que pueden justificar cualquier locura, conflicto y/o deseo; pero también nos muestra que existe mayoría de seres “razonables” para quienes resulta inexcusable tan siquiera intentar tal locura, sobre todo por voracidad, detención del poder (totalitarismo), en vez de hacerlo para defender al pueblo o salvar su honor.

* La convicción de que nuestros conocimientos pueden ser rebatidos es un presupuesto fundamental del pensamiento liberal. Nadie puede presumir de estar en posesión de una verdad racional absoluta que pueda imponer a los demás. “Yo puedo estar equivocado y tu tener la razón, pero mediante un esfuerzo común podemos acercarnos a la verdad”. K Popper.

* El gran merito de los gobiernos liberales frente a los tiránicos radica precisamente en el hecho de que en los regímenes de libertad, discusión y acción proceden atreves del método de los intentos y errores. Ensayo y error es el emblema de la superioridad de los métodos de libertad frente a los de tiranía. El tirano no tiene dudas y procede ciego por su camino; pero ese camino conduce el país al desastre.

* “Si yo sé que soy falible y si tu eres consciente de tu falibilidad, entonces, sin nos importa realmente resolver problemas, esperare con impaciencia tus alternativas y tus criticas; y tú te alegraras de mis proposiciones y alternativas a tus propuestas y de mis críticas. En una palabra: discutiremos. Y la discusión es el alma de la democracia”. Luigi Einaudi.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com