end header begin content

nacionales, ni tan al margen, política

Naudy Suárez: El PCV fue excluido del Pacto de Punto Fijo porque eran herederos del comunismo de Stalin

31 octubre, 2013

firmantes_pacto_de_punto_fijo_31oct2013Enrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 31 oct 2013 / imagen cortesía Runrun.- Hoy se cumplen 55 años de la firma del Pacto de Punto Fijo, y por esta razón, Noticiero Digital solicitó la opinión del historiador Naudy Suárez. En esta segunda parte de la entrevista, Suárez explica por qué el Partido Comunista de Venezuela fue excluido del Pacto de Punto Fijo.
más: Naudy Suárez: El Pacto de Punto Fijo fracasó porque no tuvo reemplazo
opinan los foristas

“Había que ver de qué comunismo se estaba hablando; cuando hablamos del comunismo en ese año de 1958, estamos hablando del comunismo heredero de Stalin; estamos hablando del comunismo que en ese propio año 1958; por boca de sus líderes venezolanos; por ejemplo, denunció la concesión del Premio Nóbel de Literatura a Boris Pasternak, por su novela El doctor Zhivago. Ese es el comunismo del que estamos hablando”.

El doctor Suárez forma parte del directorio de la Fundación Rómulo Betancourt, y ha realizado una investigación sobre el Pacto de Punto Fijo y sobre su anexo, el Programa Mínimo Conjunto que firmaron los candidatos presidenciales un día antes de las elecciones del 7 de diciembre de 1958. Suárez también ha sido diplomático y dirigente del partido Copei.

A continuación la segunda parte de la entrevista:

¿Haber excluido al PCV del Pacto de Punto de Fijo fue una muestra del sectarismo de Betancourt?

-En un estudio que yo realicé sobre los Pactos del 1958, explico cuál fue la razón por la cual no figurara el PCV en el de Punto Fijo, aunque sí figuró por intermedio de Wolfang Larrazábal, que era su candidato presidencial, en otro acuerdo político muy importante, menos conocido que el Pacto de Punto Fijo; que fue el llamado “Programa Mínimo Conjunto” del 6 de diciembre del año 1958.

-¿Por qué no figura el PCV en ese pacto? Porque había que ver de qué comunismo se estaba hablando; cuando hablamos del comunismo en ese año de 1958, estamos hablando del comunismo heredero de Stalin; estamos hablando del comunismo que en ese propio año 58; por boca de sus líderes venezolanos; por ejemplo, denunció la concesión del Premio Nóbel de Literatura a Boris Pasternak, por su novela El doctor Zhivago. Ese es el comunismo del que estamos hablando.

-Pero lo más importante es esto: la dictadura de Pérez Jiménez había tenido una especie de trípode de sustentación; la pata más importante, la más sólida la constituía el Ejército. Pérez Jiménez más de una vez declaró que su gobierno era de las Fuerzas Armadas.

-Aunque encima de eso, el régimen de Pérez Jiménez contaba con la buena pro de dos sectores importantes; que habían terminado por derivar en relaciones conflictivas con AD en el trienio 45-48; me refiero al empresariado; cuya representación la asumía Fedecámaras; que existía desde Medina Angarita, y la iglesia católica. Esas son las tres patas de las que yo hablo, y esas tres patas eran en aquel tiempo, fundamentalmente, anticomunistas.

-De manera que si los partidos políticos quería incorporar a la unidad nacional al mayor número de factores de poder; de grupos de presión, tenían que ganarse la buena pro de estos tres sectores. Si los vemos uno por uno, comencemos con el Ejército: una institución que entraba en el cuadro de la guerra fría; cerrilmente, anticomunista; la iglesia, naturalmente, anticomunista. Hay que recordar que todavía regía, y sigue rigiendo la definición que había dado el Papa Pío XI del comunismo: como un sistema, intrínsicamente, perverso. En tercer lugar, el empresariado; no es necesario decir que este sector era anticomunista.

-En el mismo año de 1958 se vió como todos estos factores de poder manejaron el anticomunismo. La revuelta de Castro León, que puso en peligro a la Junta de Gobierno, encabezada por Larrazábal, emitió un documento en el cual se le exigía a dicha junta que pusiese el cese de una política, que se interpretaba como obsecuente con los comunistas y con AD.

-Fíjate que la cosa era tanto así que todavía mucha gente en el Ejército, y Pérez Jiménez había manejado la idea de que AD era un partido disfrazado. La iglesia tuvo conflictos con el comunismo venezolano en el año 58; hasta el punto de que hasta junio o julio de ese año, el PCV amenaza con llevar ante el Consejo Supremo Electoral, de ese entonces, esa posición de la iglesia. Ese es un reclamo respecto de la supuesta intervención de la iglesia en la política.

-Entonces, si tú querías una unidad nacional; que te abarcara los principales partidos; que te abarcara el mundo sindical; que te abarcara el mundo profesional; que te abarcara Ejército, Iglesia y Empresariado, eso implicaba adoptar una política de distanciamiento con el comunismo. Está documento por el propio Betancourt, que eso se le hizo saber al PCV; que tenían que abandonar toda de integración de un gobierno de coalición nacional.

-Yo pienso que si los comunistas tuvieron una remota oportunidad, para formar parte de un gobierno de unidad nacional, la perdieron con la ocasión de la visita de Richard Nixon en mayo de 1958 a Venezuela. Yo digo esto, porque sin duda fueron los comunistas los que encabezaron una manifestación; que fue repudiada por los demás partidos, y que, además, puso a Venezuela en el trance de una intervención militar, por parte de los EEUU. Eso se habló en su momento.

-De todas manersa los comunistas entendieron esta situación; yo mismo en otro estudio expongo los puntos de vista, que los comunistas mismos hicieron saber a ese respecto. De todas maneras, repito, los comunistas cooperaron, y entraron en la onda de los grandes acuerdos políticos por la vía de la suscripción por Larrazábal, en compañía de Rómulo Betancourt y Rafael Caldera como candidatos presidenciales del Programa Mínimo de Gobierno firmado un día antes de las elecciones nacionales del 7 de diciembre de 1958.

¿Se puede considerar el antecedente más inmediato del Pacto de Punto Fijo la llegada de Rafael Caldera a Nueva York en enero de 1958, y donde coinciden Rómulo Betancourt y Jóvito Villalba?

-En efecto, aquí se da una coincidencia interesante; como diría el filósofo García Bacca: Dios, el azar o el destino influyeron para que en enero del año 58 se encontraran en Nueva York, Betancourt y Villalba; que tenían algún tiempo en EEUU, y Caldera que acababa de salir de la cárcel perezjimenizta; de modo que Caldera para evitar un nuevo carcelazo o a raíz de la revuelta militar del 1 de enero se había refugiado en la Nunciatura Apostólica del Vaticano, y de allí había salido hacia el exterior.

-De manera que hubo esa confluencia, de quienes eran los líderes más importantes de los tres grandes partidos que entonces existían en Venezuela. El caso es que para ese entonces; después de casi diez años de una situación en la cual todos los intentos por agruparse los partidos políticos, y formar un frente común contra Pérez Jiménez no habían cuajado. Digo que se dio la circunstancia, porque eso se logró en esta coyuntura, y, efectivamente, hubo varias reuniones en Nueva York.

-Allí no hubo nunca un pacto formal, nunca hubo nada escrito; hubo esas conversaciones; que alguna gente, sobre todo, del lado de AD, URD e independientes; que estaban en el exterior, contribuyeron a que se materializara. ¿Qué fue lo que salió de allí? Yo diría que un preanuncio del Pacto de Punto Fijo.

-Esta gente, después de casi una década de sufrir las persecuciones del aparato represivo del régimen; que pasaba por cárceles, exilios y muertes, llegó al acuerdo de que no se debía repetir aquella situación, que en el período 1945-48 se había traducido en una lucha a muerte entre los partidos políticos existentes en Venezuela; en odios; utilizando uno de los términos de Betancourt; en “cainetas”, cainetas por lo de Caín.

-Entonces, se llegó al convenio de que aquello no se debía repetir; que la reinstalación de la democracia en Venezuela estaba ligada a un acuerdo entre algunos puntos fundamentales entre estos tres más importantes partidos políticos.

¿El Pacto de Punto Fijo no tuvo nada que ver con la Junta Patriótica; que había operado en la clandestinidad; conformada por los partidos AD, Copei, URD y el PCV, bajo la dictadura de Pérez Jiménez?

-Yo diría que, propiamente, no. Aunque eso ayudó. La conformación de la Junta Patriótica por junio del año 1957 fue un indicio de que estaba calando entre todos los cuatro partidos; porque aquí incluíamos al PCV, la idea de una unidad nacional; para salir del perezjimenizmo, y el cual estaba lanzado a la reelección, en un proceso electoral no del todo democrático; no eran unas elecciones limpias; en el país había ese ambiente de unidad, y, sin duda alguna, ese espíritu se expandió; este espíritu que ya en el año 1958, después del 23 de enero, va a ser general en el país lo que, comúnmente, se conoce como el “espíritu del 23 de Enero”. Entonces, eso estaba preanunciado, y en ese ambiente se explica el surgimiento de la Junta Patriótica.

Mañana, última parte…



Etiquetas: |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com