end header begin content

opinión

¿Cómo se forjó el milagro económico alemán?

26 octubre, 2013

El término milagro económico en alemán fue usado por primera vez por el periódico británico The Times en 1950 y describía la rápida reconstrucción y desarrollo de la economía de Alemania Occidental después de la Segunda Guerra Mundial, en parte gracias al Plan Marshall para Europa. Al término de los años 50, Alemania se había convertido en una potencia económica europea; de la pobreza extrema, propia de un país destruido, después de la guerra, se pasó al empleo pleno para finales de los 1960, al crearse un millón de empleo por año, durante 7 años. Este vertiginoso crecimiento económico, permitió que la deuda externa se cancelara anticipadamente, aumentaran las inversiones y mejorara la calidad de vida.

opinan los foristas

El milagro alemán se produjo básicamente por la disposición al sacrificio y la voluntad de trabajo de los alemanes, así como por la política de reconstrucción del gobierno, mediante el auxilio del Plan Marshall. Entre el 48 y el 52, ingresaron a Alemania cerca de US$ 1.600 MM. Estos fondos de ayuda se pusieron a disposición de la empresa privada y de los municipios, principalmente en forma de crédito para la adquisición de bienes (comida y materias primas industriales) de origen estadounidense. La experiencia de Alemania en la reconstrucción de posguerra nos brinda un ejemplo para estudiar cómo un sistema de crédito orientado a la producción, en vez de un sistema monetarista, permite que se reconstruya una nación rápidamente luego de su total destrucción.

La Corporación Crediticia de Reconstrucción (CCR), organismo alemán, recibió cerca de US$ 1.500 MM de capital del Plan Marshall para el financiamiento de los proyectos de reconstrucción. La CCR elaboró una lista de las inversiones más urgentes, con indicación de los materiales y máquinas requeridas, elementos cuya producción se contrataría a empresas seleccionadas. Las compañías tenían que presentar una solicitud de préstamo al CCR con las propuestas correspondientes para las inversiones operacionales.

En contraste con otros países europeos que recibieron fondos del Plan Marshall, todo el crédito para reconstrucción dado a Alemania fue pagado, de tal modo que su capital se incrementó, y siguió financiando grandes proyectos después de que expiró dicho Plan.

En Inglaterra y Noruega, por ejemplo, los fondos se usaron para pagar la deuda pública, o, como comúnmente decimos hoy en día, para equilibrar el presupuesto, lo cual empeoró la situación. Sólo en Alemania se invirtieron los fondos total y repetidamente en la reconstrucción. Las deudas externas se pagaron luego con los impuestos adicionales recaudados, de manera que estos fondos siguieron disponible para préstamos futuros.

El milagro se basó fundamentalmente en inversiones públicas en infraestructura y una política crediticia regulatoria y dirigista. De hecho, “el milagro económico” no fue un milagro, sino el resultado del entendimiento de la economía imbuida en el humanismo, cuyo objetivo principal fue el desarrollo del potencial creativo de la población, y el bienestar de las generaciones futuras.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com