end header begin content

opinión

Nancy Colina

A correr, que nos espían

31 octubre, 2013

Cuando mis dos hijas mayores eran muy pequeñas les teníamos un límite de tiempo para ver la televisión. Cuando salía a trabajar les decía que de alguna manera me iba a enterar si incumplían las reglas y de hecho lo hacía cuando regresaba. Ejecutaba la misteriosa medida, colocando la mano detrás del televisor. Por supuesto estaba caliente. Mi espionaje era tan absurdo y estúpido que sólo bastaron dos días para ser descubierta. Mis hijas empezaron a poner una toalla húmeda detrás del aparato, que quitaban cuando calculaban mi regreso a casa.

opinan los foristas

Saco esto a colación, porque el gobierno, a través de su agresivo vocero Diosdado Cabello, anunció como cualquier cosa que estaban espiando hasta la más mínima acción de la oposición. Yo pensaba que esto era ilegal, pero aquí las leyes van y vienen, no se sabe por donde surgen y por donde se ocultan. Eso depende de las exigencias del momento. En todo caso esta acción le cuesta al país una millonada de dólares que podrían utilizarse para arreglar un tramo de muchos kilómetros en cualquiera de nuestras maltrechas carreteras.

Esta amenaza tiene un doble sentido. Una es asustar a la población porque el espionaje, según dicen, es tan fuerte que se darían cuenta de por quien vota la gente que mantienen asustada con sus amenazas, y por la otra amedrentar a los líderes de la oposición, quienes se mantienen en sus piernas con una fuerza que no es fácil desprenderlos de donde están. Es una amenaza tan absurda que dicha así, como lo dijo el hombre fuerte del gobierno me imagine que la oposición, quienes somos muchos, teníamos cámaras ocultas en la mesa de nuestras casas, para ver como nos reunimos con nuestras familias, en esas mesas donde escasean muchas cosas, y la comida se reduce a niveles estrambóticos porque ni podemos decir que una lata de sardina nos resuelve, porque esas están muy caras.

¿Cuanto presupuesto nacional se irá en esta persecución millonaria, aún cuando se trate de vigilar sólo a los líderes fuertes como a Capriles, María Corina o Leopoldo López, entre otros. De ellos saben todo -ave María- lo qué hacen y con quien se reunen. Incluso, el hombre más bravo del equipo, alzó la mano con ímpetu y agregó que hasta tenían conocimiento de con quien comían, hablaban, dormían y pare de contar para no herir el pudor de las personas. Menos mal que no vigilan a toda la oposición porque ya nos habrían despellejado nuestros acreedores, que son muchos. Pero estos recursos salen de los programas sociales que se anuncian y empiezan cuando colocan una enorme pancarta , con la cara sonriente de Maduro diciendo la enorme cantidad de dinero que invertirán en la obra. y casi al mismo tiempo la terminan, por supuesto sin haberla iniciado.

Los líderes de este movimiento fascista, están orgullosos porque realmente creen que tienen un mecanismo de espionaje más poderoso que el de la CIA. Para ellos es una acción de eficacia y rendimiento-que no tienen-. No son capaces de manejar un país, mucho menos de superar a los reyes del espionaje, con una red que tiene los medios más sofisticados en la materia que les permitió saber que María Corina se había reunido, con personajes prohibidos. Esto gracias a un operativo del partido de gobierno. Cabello se jacto revelando el equipo de investigación que posee el PSUV, podría ser similar al que tiene la CIA. ¿A quien pretende neutralizar y asustar? ¿a nuestros aguerridos líderes?. o a los asustados votantes en diciembre.

Esta es la única seudo democracia que revela la utilización de métodos fascistas para amedrentrar a líderes que han luchado con las olas en contra. La locura por ganar las elecciones municipales los esta desquiciando . Son tan faltos de conexiones de neuronas, que no pueden entender que esas cosas se ocultan en los regímenes democráticos, pero el asunto es que ellos, como siempre, meten la pata donde no debe estar, andan con una alharaca sobre un espionaje que quien sabe que es, donde empieza y donde termina.

Veamos el común denominador de este gobierno con la ideología instaurada por Mussoline en los años cuarenta. Aquellos pertenecían a una época de Guerra declarada, éstos, andan como Pecos Bill, lanzando tiros al aire. Sin embargo tienen muchas cosas en común. Se las arreglan para ejercitar una fuerte influencia directiva en los sectores económicos a través del intervencionismo. creando una economía centralizada, los sistemas financieros, los medios de comunicación. Todo es una maraña para justificar que sus acciones tienen una gran utilidad social.

Los fascistas de Mussolini vivían en la guerra, éstos la fabrican de manera soterrada y anuncian algunas medidas, que según sus fantasías dominantes pueden ayudarlos a sepultar a la oposición, pero todo lo contrario se refuerza y renace. Andan diciendo locuras para asustar a los propios y a los extraños, como siempre, crean su red de terror para obligar a los empleados públicos a votar por ellos.

@nancycolina2



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com