end header begin content

opinión

Pedro Lastra

Venezuela, pobreza, corrupción y espectáculo

25 septiembre, 2013

Dele Ud. las vueltas que quiera: sin dólares preferenciales brindados por CADIVI o algún fantasmagórico ente cambiario con fuertes influencias sobre el Banco Central de Venezuela, PDVSA y/o Miraflores no hay empresario del patio que pueda pagarle una presentación en Caracas a una estrella del pop planetario como Beyoncé, de la que no puedo imaginar “honorarios” que no ronden los trescientos, cuatrocientos o quinientos mil dólares.

opinan los foristas

Ni soñar con traer a Juan Gabriel, al ya hollywoodense Marc Anthony, a Olga Tañón, a Gilberto Santa Rosa o cualquier otra “lumbrera” del sonido y la emoción del choubisnes por menos de doscientos mil dólares. Monte la calculadora en su celular, multiplique 200 mil por 42, doble el resultado para bordear los gastos de pasajes, hotel, viáticos, producción y costos promocionales. Y dígame sin que le quede nada por dentro: ¿es posible traer a todas esas señoras y señores sin el patronato mafioso, oscuro y tenebroso del Estado y la gusanería parasitaria que rodea los intereses del poder del régimen?

Esa es sólo una cara del asunto, que por razones tan obviamente políticas como las que permitieron financiar esos caprichos han hecho posible que una élite cuantitativamente no tan numerosa como para permitir el autofinanciamiento del esfuerzo empresarial – por darle algún nombre – se permita olerle efluvios a las funambulescas contorsiones de las estrellas en cuestión.

La otra cara es más sórdida aún: ¿puede un país que se desmaya de inopia, hambriento, ensangrentado por el hampa desatada y carente de los más elementales insumos médico sanitarios darse “el lujo” de asistir a los contoneos del charro de los suspiros traído a costos estratosféricos por empresarios del espectáculo rojo rojitos bajo el patrocinio de un régimen – de dientes afuera – abiertamente homofóbico? ¿Quién o quiénes se están bajando de la mula para que una pandilla de sifrinos del sureste caraqueño salten al ritmo de Miss Beyoncé? ¿Quién soltará el mazo de verdes encantos para el ex de JLo?

Asombra la pasividad de quienes debieran cautelar por nuestros escasos dineros, la prontitud en amparar negocios turbios del choubis y la inefable estupidez e inmoralidad de quienes pagan mil o dos mil dólares – preferenciales – para ir a mojarse el trasero en los espacios de la Universidad Simón Bolívar, la terraza del Sambil o los espacios del Poliedro.

Sodoma y Gomorra tienen quien les canten.

@pedrolastra



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com