end header begin content

opinión

Por decir lo menos

30 septiembre, 2013

Un país no tiene posibilidades de desarrollarse y avanzar cuando se niega y espera que su bienestar le llegue regaladamente de fuera, ello es mentirse a sí mismo, por decir lo menos.

opinan los foristas

Pensar que fuera hay naciones que nos miran bien, solidarias con el venezolano y capaces de invertir, aunque sea a pérdida, para labrarnos un bienestar mientras nosotros permanecemos como espectadores beneficiarios de sus esfuerzos, es tonto, por decir lo menos.

Afirmar que somos el sol del universo y nuestros gobernantes su centro vital, a quienes todos ven y están pendientes para lo bueno y lo malo, como si el futuro de la humanidad dependiera del suceder venezolano, es estúpido, por decir lo menos.

Maduro no fue a la ONU, por cuanto se tramaba un ejercicio perjudicial a su integridad física. Más él reconoce que gobernantes latinoamericanos, como el de Brasil, Argentina, Uruguay y otros, así como del resto del mundo fueron e intervinieron sin la menor molestia, algo que igualmente ha sucedido en el pasado, cuando personalidades extremadamente controversiales han estado en esa Asamblea y nada les ha pasado. Cuando se piensa así, es que se cree que el mundo gira en torno al eje Venezuela, por decir lo menos.

Con esa mentalidad añadida a una falta de credibilidad de las potencialidades del venezolano, dejando ver la creencia que nos entienden como una sociedad inútil que, gracias a no sé quien, merece y recibe el auxilio solidario y desinteresado de muchos pueblos hermanos del mundo para labrar su vida y desarrollo, refleja una gran mentira, por decir lo menos.

Esta ha sido la idea del régimen en los 15 años que lleva en el poder. Hablar de agricultura, construcción, petróleo, siderurgia, salud, educación, seguridad, puertos, electricidad y en la mayoría de los órdenes de la vida nacional, es primero negar nuestro pasado, enterrar experiencias y saberes y buscar en el exterior quien nos haga el “favorcito”. Por decir lo menos.

Lo primero que necesita Venezuela es encontrarse con su inmensidad, con un liderazgo que crea en nuestras posibilidades y potencialidades, que nos llame a construir usando nuestros saberes e inteligencia, que son muchos. Lo primero es creer en Venezuela, por decir lo menos.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com