end header begin content

opinión

“Chávez, una verdad o una mentira”

30 septiembre, 2013

Este es el nombre de una grabación que alguien llamado “Kool One” colgó en el sitio web “Sound Cloud” y que está circulando en las redes sociales supuestamente con la voz de Chávez. En ella se reproduce una conversación con su hermano Adán, en la cual “El Comandante” se refiere a la inminente recuperación de su enfermedad al 16 de septiembre, aunque no se aclara de que año, y a que está “más vivo que nunca”, situación que causará un revuelo en Venezuela. Dado lo corto de la conversación y de las frases lacónicas, pero sugerentes de otro significado, que se prestan a suspicacias y a vuelos de la imaginación, la grabación da pie para interpretar que Chávez habla a través de un teléfono prestado desde algún lugar ignoto, donde se encuentra escondido o más bien retenido y donde las alusiones a los falsos abrazos y a que el enemigo lo tenía adentro, lo dan a entender todo.

opinan los foristas

Como era de esperarse, el gobierno venezolano a través de la página oficial del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SIBCI) desmintió que la grabación fuese en todo caso de este año; alertándose igualmente en el comunicado que se trata de un intentó perverso para hacer creer que Hugo Chávez sigue vivo con propósitos “insospechables” de sus autores. El propio Adán Chávez negó, por su parte, que fuese la voz de su difunto hermano y que se trataba de una grabación falsa con la voz de un imitador que tiene como único objetivo confundir al pueblo chavista para que no vote en las próximas elecciones municipales.

El audio, del que al parecer ya se han realizado más de 60 mil copias, queda pues en el tapete como un tema polémico, a dos meses, prácticamente, de unas elecciones donde el gobierno se juega su presunción de legitimidad bien adquirida y la oposición buena parte de su futuro inmediato. Solo quienes tienen conocimientos técnicos en grabación y registros de voz, con programas digitalizados en esta área podrán validar el audio en cuestión y saber a ciencia cierta si se trata de una grabación fidedigna o fraudulenta. Pero quienes no tenemos tal experticia tendremos que conformarnos con sacar nuestras propias conclusiones dentro del marco del sentido común y la racional lógica que parte de los hechos conocidos y las suspicacias levantadas alrededor de los mismos. Si damos fe de los primeros, debemos aceptar que Chávez murió el pasado mes de marzo como consecuencia de una penosa enfermedad que a todos nos consta; mientras que si nos hacemos eco de las segundas, o sea, de las sospechas y reticencias que muchos venezolanos albergaron sobre el secretismo puesto por el gobierno, en torno a la enfermedad de Chávez, principalmente en los dos últimos meses, y a su posterior deceso, tendríamos la posibilidad de que haya quienes duden de todo lo sucedido y de la forma que ocurrió, más aún si lo dijo el gobierno. Si la lógica se impone, como debe ser, no debería hacerse caso en modo alguno de esa grabación por tratarse de una patraña.

Otra cosa distinta es concluir que fue un acto consciente, intencional y acordado de la oposición sacarla al aire, buscando obtener un redito político o electoral. Si se analiza con alguna malicia el asunto, y la Venezuela actual se presta para ello como anillo al dedo, aquel viejo refrán de “piensa mal y acertaras” pudiera dar en el clavo. Lejos de creer que la grabación sea una estrategia de la oposición, algo que sería una torpeza gigantesca de su parte, por lo natural que resulta suponerlo, porque no pensar que también el sector oficialista puede sacar beneficios electorales de una grabación falsa como esa, si es capaz de convencer a sus seguidores de que la oposición es quien está detrás de todo esto y que irrespeta la memoria de Chávez con la única finalidad de obtener una ventaja comicial. Ya el propio Maduro asomó como causa de la pérdida de cerca de ochocientos mil votos en las presidenciales pasadas, un sentimiento negativo de los votantes por la muerte de su líder, y si de verdad esto fue lo que ocurrió ¿por qué no tratar de revertirlo resucitando a Chávez aunque sea por unas semanas y culpando a la oposición de ello?

Si la mesa para la guerra sucia en esta campaña electoral ya está servida, entonces, la de la especulación sobre quien puso a rodar el audio, también lo está y aunque nos parezca imposible, la voz de Chávez, una vez más, se escuchará con fuerza en los próximos sufragios del 8 de diciembre.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com