end header begin content

opinión

Chacón, trifásico e incapaz; Maduro, pionerito e indocumentado

30 septiembre, 2013

Aunque no son confiables las Estadísticas que este régimen ha venido ofreciendo desde 1999, sabemos que adulteran los resultados para acoplarlos a sus intereses e imagen, asumamos que la población de Venezuela es de 28 millones de habitantes, distribuidos sobre un territorio de 916.425 kilómetros cuadrados (aquellos 912.050 Km2 que repetíamos de memoria, aumentaron gracias a la mayor precisión de los métodos y equipos, como los rayos laser, el Sistema de Posicionamiento Global GPS, y las imágenes satelitales, que la Geodesia utiliza desde los años 90). Esa población hasta mediados del siglo 20 fue mayoritariamente rural, y se dedicaba a labores agropecuarias, la concentración en crecientes urbes seguía la tendencia mundial, fue promovida por el surgimiento y crecimiento de nuevas actividades económicas, en los sectores 2rio y 3rio, y la mecanización de las labores del campo, siendo más intenso el proceso de urbanización en Caracas, por ser la sede de los poderes públicos, Maracaibo, Valencia, Maracay, Barquisimeto, Puerto Ordaz, por el volumen y la variedad de las empresas industriales y de servicios que en estas urbes se asentaron (fueron sacadas del casco de Caracas algunas que, como la GM, funcionaban ocupando espacios que se requerían para construir viviendas, y generaban contaminación a la capital).

opinan los foristas

En términos de generación de electricidad, Venezuela cuenta con recursos de sobra; caudalosos ríos al sur para aprovechar el potencial hidráulico (el Sistema de Guri funciona desde los años 70 y produce 13.000 Gigavatios/hora, con un embalse de 4.250 Km2, que almacena entre 135.000 y 180.000 millones de metros cúbicos de agua, según el volumen de las lluvias, la cual es convertida por las turbinas en energía barata y no contaminante. Para los equipos que generan electricidad por combustión, nuestra principal industria provee tanto el dinero para adquirirlos como los combustibles para su funcionamiento. Hasta 1998 se realizaron todas las gestiones de mantenimiento e inversión que garantizaran que la generación eléctrica NO se interrumpiera ni se quedara rezagada respecto del crecimiento de la demanda, por concepto de necesidades de orden industrial, empresarial, de servicios en general y residencial, en correspondencia con el gradual crecimiento de la Población y la Economía. Desde 1999 se fueron reduciendo tanto las inversiones en nuevos equipos, como el mantenimiento de lo existente, dando por resultado el vergonzoso rosario de apagones que durante los últimos cuatro años ha venido sufriendo el país, con las consecuentes pérdidas derivadas de daños a equipos industriales, de oficina y domésticos, y las molestias que tales fallas ocasionan a los venezolanos en general, y a los espacios en particular donde ocurren los apagones con mayor frecuencia y duración.

El régimen no ha sido capaz de frenar y superar el conjunto de negligencias que causa las fallas, sino que, en lugar de reconocer su negativo protagonismo, ha pretendido adjudicar el origen de la serie de fallas a elementos fantasiosos (una iguana saboteadora, presuntos robos de cables) que no guardan relación con la magnitud del problema: Nacional y Permanente. Para colmo, en su empeño de negar su irresponsabilidad absoluta, ya que ejercen el total control sobre todo lo que constituye el sistema de generación de electricidad, y han elevado el grado de militarización en cada una de sus partes, apegados al vicio de negar que por sus omisiones en mantener y aumentar la estructura que produce y distribuye la electricidad en el país, hay insuficiencias y apagones, implementaron una campaña dirigida a establecer la matriz de que los culpables del colapso eléctrico somos los usuarios, ¡ porque nos excedemos en el uso de la electricidad ! De modo que encendemos demasiados bombillos, electrodomésticos y, sobre todo, equipos acondicionadores de aire ambiental, y nos van a castigar cuando superemos el tope que estos genios del siglo 21 nos imponen, en Kilovatios utilizados. Han llegado al extremo de afirmar que debemos cambiar nuestra Cultura, y que con tal propósito el régimen iniciará una Campaña, por prensa escrita, radio y TV (otro filón para que el dinero que requieren hospitales, escuelas, vías de comunicación, bibliotecas, aumentos a empleados públicos, se desvíe hacia cuentas cifradas en paraísos fiscales en el exterior, aumentando la secta de los boliburgueses que se han convertido en millonarios express con esta revolución tan suigéneris, enemiga de la corrupción exclusivamente en los discursos y declaraciones a la prensa). Además impusieron MULTAS a una elevada cantidad de usuarios, cuyo delito fue hacer uso NORMAL de la electricidad, lo que contrasta con el trato que reciben los cientos de miles que permanentemente se ROBAN la electricidad, a quienes no les impiden robársela, ni deben pagar FACTURAS NI MULTAS.

data_paises_art_edgard_j_gonzalez_30sep2013

En el cuadro previo, los lectores pueden apreciar los datos básicos de una serie de países y ciudades que destaco de entre la totalidad mundial, por ser entidades que albergan cantidades muy elevadas de habitantes, hogares, empresas, industrias, establecimientos comerciales, y sin embargo podemos asegurar que en ninguno de esos países o ciudades han ocurrido ni fallas constantes del servicio eléctrico, ni los respectivos gobiernos culpan a los ciudadanos usuarios por esas fallas, mucho menos han implementado el bochornoso esquema de MULTAR por hacer uso regular de un Servicio, al que tienen Derecho y por el cual PAGAN. Al contrario, los encargados de producir y distribuir electricidad, fuera de Venezuela, se esmeran por cumplir sus obligaciones de dar óptimo Mantenimiento a los equipos en funcionamiento, e Invertir lo que haga falta para que la generación eléctrica crezca a la par o más que la Demanda, lo que implica proyectar a futuro y gestionar a tiempo los equipos y la construcción de infraestructuras donde van a funcionar para satisfacer la creciente demanda, que no sorprende y es bienvenida.

Chacón, el funcionario TOERO, que ya ha pasado por múltiples cargos sin haber realizado en ellos nada por lo que podamos considerarlo útil, mucho menos capaz, se comprometió a RESOLVER la grave crisis del sector eléctrico en CIEN DÍAS, pasados los cuales, y con la desfachatez a la que ya nos tienen acostumbrados todos los funcionarios del régimen durante estos casi 15 años, ahora declara que se requerirán DOS AÑOS para lograr ese propósito.

Vi una placa en la plazoleta del Centro Simón Bolívar, cercana a la Iglesia de Santa Teresa, en el último año de la anterior dictadura militar, la de Pérez Jiménez, señalando que la Población de Caracas había alcanzado el Millón de habitantes, sería a fines de 1957. Dadas las chapucerías del chavismo para realizar cualquier cosa, incluyendo un Censo, no disponemos de cifras confiables para saber a cuánto llega la población actual de la capital, pero podemos estar seguros de que no se le acerca a la población de Tokio, Sao Paulo, Shangay, Beijín, Mumbay, Dehli, Estambul, que son mega-metrópolis donde los habitantes de Caracas cabrían varias veces, y sin embargo ni esas ciudades ni los países a los cuales pertenecen, sufren las fallas que caracterizan al caso venezolano, los apagones de frecuencia e intensidad desesperantes. Tampoco afectan a los otros países y ciudades del cuadro, que tienen poblaciones menores, más similares a las nuestras, pero también disfrutan de gobiernos que no desprecian los esquemas de mantenimiento e inversión que garantizan un buen servicio, acorde con el aumento de la Demanda, que debe prever y enfrentar la Gerencia del sector eléctrico. Así como no vemos noticias de apagones diarios en otros países, tampoco vemos que en ellos ocurra desabastecimiento de papel sanitario, aceite, harina, mucho menos la Inflación anual rebasa el 3%, mientras nosotros debemos lidiar con ese aumento cada mes. En ciudades populosas, Beijín y Shangay, Mumbay y Dehli, Estambul y Nueva York, DOS Alcaldes deben resolver los problemas de una congregación humana similar a la que conforma a toda Venezuela. El Alcalde de Tokio tiene a su cargo los asuntos de muchas más personas que el Presidente de Venezuela. Y en todas esas ciudades satisfacen la mayoría de las necesidades, resuelven la mayoría de los problemas, con más eficiencia, con mejores resultados, y con menos recursos de los que acá se roban o despilfarran quienes llevan casi quince años destruyendo sistemáticamente la Economía, la Institucionalidad y la Convivencia de los venezolanos.

Maduro, con graves asuntos sin resolver desde diciembre (1. Sitio y Fecha de la muerte de Chávez, no han mostrado la Partida de Defunción. 2. Carácter legal de su candidatura a la presidencia, ante la sólida presunción de que viola el requisito Constitucional que exige haber nacido en Venezuela y no tener doble nacionalidad. No ha mostrado su Partida de Nacimiento. 3. Resultado legítimo de las elecciones de abril, no han permitido la revisión de los Cuadernos de Votación, donde reposan las evidencias del FRAUDE denunciado, por votos de fallecidos o electores virtuales), resucita en el 2013 el lenguaje sectario, agresivo, característico del Fidel de los años 60, nauseabundamente homofóbico, y calificando a los exiliados cubanos de Gusanos. No le arriendo la ganancia a este cucuteño reclutado por el G2, anclado en sus desvaríos estalinistas, con el pesado lastre del “cursito onlain” con que lo barnizaron en La Habana. Desprecia tanto a Venezuela y a los venezolanos, que esconde nuestra bandera y coloca la cubana en su lugar, mientras hipoteca al país para seguir manteniendo al parásito castrista



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com