end header begin content

opinión

Nelson Ramírez Torres

el indicio número 64

17 septiembre, 2013

El Nacional Web del 12-9-13 publicó − pocas horas, desde las 9:10 p.m. − este “tubazo” relacionado con la nacionalidad de Nicolás Maduro, redactado por el periodista Jorge Torres Moreno, noticia que, extrañamente, no apareció en otros medios, ni en los del Gobierno. Dice así:

opinan los foristas

“El presidente de la República, Nicolás Maduro, desestimó las tesis de sectores de la oposición que sostienen que no es venezolano de nacimiento. Dijo, en un acto con la juventud del PSUV celebrado en el Teatro Teresa Carreño, que factores de la oposición le envían informes al gobierno de EE.UU. donde le aseguran: `Maduro es un ilegítimo y está que cae. Es un cobarde, está temblando. Todos los días tiembla, le tiene miedo a salir a la calle porque nadie lo quiere´.

“Maduro añadió: `Él es colombiano, es un perro sucio, debe salir. Así me dicen ellos. Nosotros amamos al pueblo colombiano. Lo amamos de corazón porque tenemos un solo padre, que se llama Simón Bolívar. Porque nacimos juntos en el Orinoco de la espada de Bolívar. Entonces todos los días inventan algo´.

“Añadió: `Por otro lado dicen que yo soy colombiano y no puedo ser presidente de Venezuela. O sea, de acuerdo a su tesis, yo debo postularme en las elecciones que vienen en Colombia. Entonces los saludaré desde Bogotá. Los saludaré desde allá. ¡De aquí de Caracas, como venezolano de nacimiento que soy, no me saca nadie ni nada! ¡Además, yo soy el hijo de Chávez! ¡El hijo del pueblo!´ “.

Esas frases constituyen otra prueba − otro indicio − de que Maduro no es venezolano, por lo siguiente:

1) En lugar de esclarecer o verificar el hecho de la nacionalidad, busca confundir.

2) El hecho de que esa parte de las declaraciones no haya sido publicada por los medios de comunicación del Gobierno significa que los funcionarios de área decidieron, por contraproducente, no publicarla.

3) Que Maduro contradiga la tesis de que no es venezolano en forma burlesca con afirmaciones inverosímiles como la de que postulará su candidatura en Colombia, y acuñando de nuevo la frase de que “es colombiano, es un perro sucio”.

4) El hecho de decir “Nosotros amamos al pueblo colombiano”, “Lo amamos de corazón porque tenemos un solo padre, que se llama Simón Bolívar”, frases que son exageradas e inusuales. Ningún presidente de Venezuela − ni Chávez − se ha expresado así.

5) El sarcasmo de la frase “yo debo postularme en las elecciones que vienen en Colombia. Entonces los saludaré desde Bogotá”.

6) El hecho de decir “De aquí de Caracas, como venezolano de nacimiento que soy, no me saca nadie ni nada”, con lo cual busca exhalar seguridad en la permanencia en el cargo y, lo sustancial, que “nada” lo saca del cargo, con lo cual quiso decir que ni siquiera en el supuesto de que sea extranjero será removido. Prácticamente retó a todos los venezolanos, incluidos sus compañeros del PSUV.

7) Consciente de que infringe la Constitución, Maduro busca aferrarse a dogmas y fanatismo.

8) Que a Maduro no le importe esclarecer la verdad, pues es evidente que evade explicar los hechos que le atribuyen el ex candidato presidencial Pablo Medina y los diputados Walter Márquez y Abelardo Díaz. Se defiende mediante artilugios; no usa la lógica ni el sentido común.

9) El hecho de que Maduro invoque argumentos que no vienen al caso (impertinentes).

10) Las afirmaciones carecen de verosimilitud y credibilidad; no son precisas ni circunstanciadas.

11) Cuando dice “Es un cobarde, está temblando. Todos los días tiembla, le tiene miedo a salir a la calle porque nadie lo quiere´…Él es colombiano, es un perro sucio”, utiliza frases de él, no aplicadas antes por sus detractores, es decir, nadie le ha dicho cobarde a Maduro, ni que tiene miedo de salir a la calle. Lo contrario, él dice que su Gobierno es de calle; y él sale, camina, saluda, monta bicicleta.

12) La ausencia de algún alegato o prueba serios, como también la falta de argumento jurídico no obstante tener asistencia de abogados.

Mientras Maduro intenta mantener el tema como algo arcano al que nadie tiene acceso, muchos venezolanos pasaron de la conjetura a la convicción, de la duda a la certeza de que no es venezolano, especialmente por las investigaciones de los mencionados diputados y de Medina.

Eso lo captó Rocío San Miguel (@rociosanmiguel, 30-8-13) así: “Denuncia de Walter Márquez sobre nacionalidad de origen de Maduro, será el preámbulo de nuevas elecciones en Venezuela”. En el PSUV, agregó Rocío el 12-9-13,  hay cinco aspirantes presidenciales que son Cilia Flores de Maduro, Miguel Rodríguez Torres, El Alssami, Vielma Mora  y Diosdado Cabello.

Carlos Blanco G. escribió el 8-9-13: “El propio chavismo… clamaría por nuevas elecciones presidenciales para probar con el insumergible Diosdado Cabello o con algunos de los aspirantes alternos como José Gregorio Vielma Mora, Rafael Ramírez o con quien hace campaña a diario, el ministro Miguel Rodríguez Torres”.

Siendo que el acto del Consejo Nacional Electoral que proclamó a Maduro presidente de la República debe ser revocado por el Tribunal Supremo de Justicia, y teniendo presente que la Constitución no prevé quién asume la presidencia en tal caso, por lógica corresponde provisionalmente al presidente de la Asamblea Nacional (AN), quien deberá convocar a nuevas elecciones. Como la cúpula cubana no quiere a Diosdado (los montajes entre enero y marzo de 2013 fueron para evitar que él se encargara de la presidencia de la República), se comenta que, para enero de 2014, será desplazado de la presidencia de la AN. Pongamos los pies en la tierra y veamos que varias cosas están en juego, entre otras que Venezuela pierda el territorio Esequibo y el coto a la invasión cubana.

El tubazo de Torres Moreno es el indicio número 64 de que Maduro no es venezolano, por lo que no debe continuar siendo presidente de Venezuela.

@NRamirezTorres



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com