opinión

Al norte de una desilusión

20 Septiembre, 2013

“…los chinos más bien piensan en un cambio de gobierno en Venezuela porque temen que el actual no va a pagar, y no porque no quiera sino por incapacidad…” Rafael Poleo

“Venezuela es un país provisional” José Ignacio Cabrujas

“…si les pagáramos a los médicos venezolanos o de otros países los tres mil dólares mensuales que se paga a los cubanos, sobrarían los voluntarios para ir barrio adentro.” General Carlos Julio Peñaloza.

Patética resulta la confirmación del patrón universal de las tiranías en nuestro caso: la versión ilustrada ¿para niños? de la constitución que seguramente ya habrá visto el lector, haciendo innecesaria su descripción por lo que mencionaré simplemente su atributo mayor: mostrar al líder único y perfecto rodeado de niños que se desviven por él. El mensaje, más claro imposible: Bajo su sombra estás seguro. Lástima inspira la poca originalidad en el diseño del mamotreto, copia al carbón de los miles de dictadores que en el mundo han sido. Mal cálculo de los herederos que pretenden extender lo que la naturaleza detuvo con su infinito poder y terquedad; ya que no somos semilla y si se abusa de la megalomanía y del insomnio, el sistema inmunológico lo cobra brutalmente.

opinan los foristas

Esta política no hace sino confirmar un principio básico: lo que nos distingue de nuestros parientes monos es una profunda y delicada educación y el uso oportuno y diseñado del lenguaje, brindándonos la oportunidad de domesticar emociones, cultivar sentimientos nobles, desarrollar pensamientos creativos y evolutivos y practicar acciones correspondientes precisas y elegantes. De lo contrario, la incapacidad y el analfabetismo funcional conducen a la repetición de errores superados progresivamente desde hace miles de años, pues somos, en ese caso, víctimas del puro diseño biológico elemental.

Sin embargo, contar con los recursos estructurales de la tribu lleva a reconocer que nos organizamos jerárquicamente y que si se cuenta con un liderazgo capaz de publicitar una y otra vez las mentiras (recordemos a Goebbels) éstas funcionan un buen período de tiempo, mientras mantengan la ilusión de mejora entre los seguidores, particularmente los privados de lenguaje y educación actualizada. Es por ello que Giordani en un momento dado argumentó la importancia de mantener pobre a la mayoría de la población, mientras se sientan las bases de una ideología (sic) marxista capaz de poner a todos a trabajar por el bien común (según ellos) por encima de lo personal o, incluso, en su sustitución. Evidentemente se salta a la torera el valor de la “y” o de la coordinación de acciones necesarias para tener éxito en lo que nos propongamos. Evidentemente conoce muy bien Giordani la relación estrecha entre pobreza, enfermedad, dificultades para razonar y facilidad para ser manipulados, gracias a la ignorancia, desgano y desidia que suele ir de la mano con la carestía de medios para subsistir, debatir y sacar conclusiones claras.

A esto se le suman las ventajas de tener el sartén por el mango a la hora de ir a unos comicios que, según las voces autorizadas de Bill Gates y el General Carlos Peñaloza, presentan la facilidad que representa para cualquier programador que tiene en sus manos el diseño y manejo de programas el alterar los resultados de tales elecciones, como oportunamente denunciara el propio Henrique Capriles en relación a los últimos sufragios presidenciales. La documentación que tanto Capriles como el General Peñaloza presentan es abundante y contundente al respecto. Pero, ¿ante cuál organismo fiscal o judicial puede presentarse una denuncia de tal tipo? Evidentemente no es dentro del país.

¡Así son las cosas! Diría el estimadísimo Oscar Yánez, y mientras tanto, ¡palo abajo!

Canal Noticiero Digital