opinión


El Nacional / ND

Venezuela en punto de quiebre

16 Agosto, 2013

Con “México en el punto de quiebre”, trabajo publicado en el Semanario ZETA de Tijuana y las agencias AP y EFE, el mexicano Alejandro Cossío recibió en 2010 el premio de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) en la categoría de fotografía. El jurado evaluador de la obra expresó en su fallo que “la violencia es parte de la cotidianidad en México y la prensa tiende a mostrar lo más evidente. Este fotoperiodista, acostumbrado a tratar la violencia diariamente, nos presenta una visión más inquietante que nos invita a reflexionar sobre la temática desde un punto de vista distinto. La narrativa evoca al cine negro y tiene una gran contundencia”. De sus duras y descarnadas imágenes, testimonio del horror impuesto por los carteles de la droga en su país, afirma el fotógrafo Cossío: “Si no muestro con imágenes lo que pasa, menos tomará conciencia la gente y el gobierno”.

opinan los foristas

De agosto de 2010 también es la imagen de la morgue de Caracas publicada por el diario El Nacional , cuestionada y sometida a un aberrante proceso judicial que hoy arroja un fallo que sin duda tendrá un lugar destacado en la memoria de ignominia de estos años de injusticia bolivariana: multa por 1% de los ingresos brutos y prohibición a publicar imágenes violentas (sic).

Poco puedo agregar a lo expresado en este espacio en ocasión de la publicación de la fotografía censurada: “Testimonio trágico del penoso estándar que mantiene a nuestro país entre los primeros con mayor índice de homicidios por armas de fuego por cada 100.000 habitantes, la foto en cuestión tomada por un reportero del diario e identificada con la leyenda a pie de página `Muertos sin dignidad’ es un dramático registro de las condiciones deplorables en que se encuentran los cadáveres en la morgue de Bello Monte en la ciudad capital. Y, efectivamente, una imagen dice más que mil palabras. 14.500 homicidios en 2009, (por encima de los 150.000 muertos en 14 años de gobierno bolivariano), son cifras de demasiada entidad para la indolencia con la que los poderes públicos desatienden la violencia que agobia a los venezolanos”.

El Nacional , afirmamos en esa oportunidad y repetimos hoy, “ha mostrado la fotografía en un contexto interpretativo: millones de armas ilegales circulan en el país, 72% de los asesinados son jóvenes entre 15 y 29 años de edad, urge la aprobación de una ley de desarme. La imagen dantesca de lo que ocurre en la morgue es expresión de esta terrible situación. Pero como el marido cornudo que quema el sofá, el Gobierno reacciona con violencia accionando judicialmente contra el diario. Apelar a la ley orgánica de protección al niño y al adolescente (Lopna) no es sino un bochorno cuando sabemos que son justamente los niños pobres y los adolescentes las principales víctimas de los enfrentamientos entre bandas en las barriadas caraqueñas, cuando el gobierno con el mayor descaro e impudicia usa a los niños de los sectores más pobres en actos proselitistas”.

Y las señoras juezas, aplaudiendo.

En el mismo tenor de la motivación del trabajo de Alejandro Cossío sobre la acción criminal en México, valoro la publicación de la foto de la morgue venezolana: “Si no muestro con imágenes lo que pasa, menos tomará conciencia la gente y el gobierno”. Pero mientras el trabajo del fotógrafo mexicano fue reconocido con un premio de mucha relevancia en América Latina, en Venezuela El Nacional , y el diario Tal Cual, son sancionados, víctimas de una impúdica censura que se vale de una ley para defender a niños y adolescentes y de la ley de responsabilidad en radio y televisión (¿qué tiene que ver la gimnasia con la magnesia?) para callar posturas editoriales y lineamientos informativos de medios impresos, independientes.

Modalidad potenciada del cerco rojo a la libertad de expresión se hace de la justicia un brazo político para criminalizar e intimidar, y se aplican multas que apuntan a la viabilidad económica de los medios.

Venezuela esta en punto de quiebre, pero no por las imágenes que publican los diarios sino por un gobierno, con demasiadas dudas sobre su legitimidad, ineficaz para combatir el hampa que ensagrenta las calles, aunque los periódicos no puedan publicarlas imágenes.

La arremetida judicial contra El Nacional y Tal Cual es expresión clara de desespero porque el gobierno es consciente de que con medios libres e independientes es imposible consolidar el modelo autoritario y militarista herencia del difunto ex presidente.

@olucien


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital