end header begin content

nacionales, ni tan al margen, política

Nelson Ramírez Torres: Presidente Santos no ha dicho que Maduro no sea colombiano

2 agosto, 2013

nelson_ramirez_torres_2ago2013Enrique Meléndez, especial Noticiero Digital.- El abogado Nelson Ramírez Torres reta al presidente Juan Manuel Santos a que diga si el presidente Nicolás Maduro no es colombiano; pues, a su juicio, con ello le estaría haciendo un gran favor, tanto a éste, como al pueblo de Venezuela.
opinan los foristas
No obstante, el también columnista de Noticiero Digital afirma que no existe la menor duda de que el funcionario colombiano que desautorizó el documento que presentó el exembajador panameño ante la OEA, Guillermo Cochez, así como la periodista Patricia Poleo ante la opinión pública internacional recibió la orden del ministro de Justicia, quien, a su vez recibió órdenes del presidente Santos para que procediera de esa manera.¿A usted no le parece muy traído por los cabellos el hecho de decir que el presidente Maduro es colombiano, tomando en cuenta que la cultura que expresa es venezolana?-La cultura que expresa el señor Nicolás Maduro no es venezolana. Hay muchos gestos, palabras, y sobre todo, su conocimiento, que indican que no es venezolano. Para ponerle un solo ejemplo: el miércoles lo vimos por televisión, bailando joropo, y se pudo comprobar que no sabe joropear.Según usted, la prueba más fehaciente de que nuestro actual primer magistrado no es venezolano es que no ha presentado partida de nacimiento, aunque también en su momento se dijo que Carlos Andrés Pérez era colombiano, y él, que yo sepa, no tuvo necesidad tampoco de mostrar su partida de nacimiento. ¿O no?

-El ex presidente Pérez, al igual que Barak Obama, inmediatamente después de haber sido señalados como extranjeros; no nacido en los EEUU en el caso de Obama y de Pérez en Venezuela, reaccionaron, y exhibieron su partida de nacimiento. Es decir, probaron ante el mundo sus respectivas nacionalidades.

Para entrar como trabajador del Metro de Caracas, durante el régimen de gobierno adeco-copeyano, Maduro tuvo que presentar una hoja curricular, que lo acreditaba como venezolano; tanto más en calidad de dirigente sindical. ¿Por qué en ese momento no salió a relucir esta situación de su nacionalidad forjada?

-No salió a relucir esa situación; porque Maduro, ante el Metro de Caracas, presentó su cédula de identidad, y el Metro de Caracas se comportó; como lo hizo el Consejo Nacional Electoral (CNE), cuando Maduro se postuló a la presidencia de la República. Es decir, fue suficiente la presentación de la cédula de identidad.

-En el caso del Metro es entendible; en el caso del CNE no. Porque la Constitución exige, como uno de sus postulados más sagrados, que el presidente de Venezuela sea venezolano por nacimiento. Precisamente, el miércoles se leyó en algunos medios impresos y digitales la declaración de Vicente Díaz, en la que afirmó que el CNE no le exigió la partida de nacimiento al señor Maduro, y dijo también que a ningún candidato presidencial.

-Ese es el país que tenemos. ¡Qué irresponsabilidad tan grande de los cinco rectores del CNE no haber exigido la partida de nacimiento a todos los candidatos! Porque no es la cédula de identidad. Es la partida de nacimiento. Ya que este es un requisito, un imperativo de la Constitución.

-El señor Maduro presentó esa cédula con V de venezolano, tanto en el Metro de Caracas, como en el CNE. Ese documento, probablemente, sea falso; habida cuenta de que no tiene soporte. ¿Cuál es el soporte de la cédula de identidad? En primer lugar, los datos filiatorios en el Saime; lo que era la antigua DIEX, y estos datos filiatorios son los que se señalan en la partida de nacimiento.

-Entonces, si nosotros en este momento fuésemos a investigar en el Saime, y nos recibiera el director del Saime, y nos permitiera abrir los archivos no conseguiríamos los datos filitarios de Nicolás Maduro, y esto porque los desaparecieron o porque nunca existieron. ¿Pero cuál es la premisa cierta? Que no están los datos filiatorios, y, en ese sentido, la cédula del señor Maduro no es legal, en un documento falso.

Usted afirma que otra de las pruebas, que conllevan a pensar que Maduro no es venezolano, lo constituye el hecho de que Maduro no presentó para el momento de contraer matrimonio con la señora Cilia Flores partida de nacimiento. ¿Es ese un documento que es indispensable mostrar para el momento de casarse?

-Sí; es un requisito indispensable, sinecuanón para un matrimonio normal. Pero, ciertamente, es otro indicio que señala que Maduro es natural de Colombia. No hay otra manera qué pensar. ¿Por qué? Porque se casó por la vía de lo que establece el Código Civil en su artículo 70; esto es, regularización de las relaciones concubinarias. Cuando usted regulariza una relación concubinaria, no hace falta presentar la partida de nacimiento, y esto debe haber sido el artículo, que aplicó el alcalde para casar a Maduro sin la partida de nacimiento.

Si nos ponemos a ver, Maduro ha debido llegar casi adolescente a Venezuela, para adquirir el acento venezolano, y tan afincado lo tiene que, incluso, llevó a decir al escritor Alberto Barrera Tyzca que su fonética le parecía la de un mercader de Quinto Crespo. ¿Qué piensa usted?

-Lo que usted dice es verdad; es lógico, Maduro, sin lugar a dudas, llegó bastante joven a Venezuela. El afirma que fue bautizado en la iglesia de San Pedro. Nosotros no creemos que haya sido así. Ha podido ser así; lo cual no significa que sea venezolano el hecho de que hay sido bautizado en la iglesia de San Pedro.

-Pero le digo algo: el Código Civil ordena que, cuando se va a bautizar a una persona, en el acta de bautismo, en el registro baustimal, tiene que constar la partida de nacimiento, y me atrevo a afirmar que nunca se sabrá nada del bautismo de este señor; porque para conocerse éste, tendría que conocerse la partida de nacimiento, y la que brilla por ausencia en este momento clave de nuestra historia.

-El artículo 473 del Código Civil ordena que en los registros bautismales no podrá asentarse ninguna partida de bautismo, sin que se presente la certificación de haberse expedido la partida de nacimiento. Es decir, este es un documento indispensable para la historia del presente y del futuro. En esas condiciones la nacionalidad del señor Maduro está entredicho, porque no tiene la partida de nacimiento. Lo cual nos lleva a concluir, que es un ciudadano de Colombia; mejor dicho, no es un venezolano por nacimiento.

¿Acaso no será por capricho que el presidente Maduro no quiere mostrar la partida de nacimiento; si, precisamente, la soberbia es un rasgo muy propio del chavismo?

-No es cuestión de capricho. Es que un indicador claro para cualquier persona observadora, que él no tiene partida de nacimiento venezolana, y si la tuviese, por supuesto que la hubiese exhibido. Aquí está (nuestro entrevistado muestra un papel) lo que parece ser la certificación de la registraduría de Colombia, y lo que le permitió revelar al señor Cochez ante Venezuela y el mundo, que el señor Maduro nació en ese país.

-Inmediatamente después se presentó un señor de apellido Arias, director de ese registro civil, y dijo que ese documento no se ajustaba a la verdad; pues al funcionario que se le atribuía la emisión del mismo, para el momento de su firma, estaba jubilado o algo así, y el número que le corresponde al señor Maduro corresponde a otra persona. Bien, pero puede que este señor Arias, lo mismo que el presidente Santos aparezcan mañana afirmando que Maduro no es, en efecto, colombiano.

-Ahora, este sería el gran favor que le haría el jefe de Estado colombiano al señor Maduro y al pueblo de Venezuela, es decir, que nos saque de dudas, con respecto a la nacionalidad de este señor que nos gobierna. Es más, yo emplazo al presidente Santos, al igual que muchos de mis compatriotas, a que nos diga si el señor Maduro es o no es colombiano. El presidente Santos no tiene el alcance técnico, para afirmarnos a nosotros que el señor Maduro nació en Cuba; pero sí tiene todo el apoyo técnico, absoluto, en Colombia, para decirnos que el señor Maduro no es colombiano.

Pero el presidente Santos se calló, con respecto al desmentido que hizo el señor Arias, con respecto a la veracidad del documento que presentó el señor Cochez, y, en este caso, el que calla, otorga. ¿No le parece?

-El señor Arias ofreció unas declaraciones a favor del señor Maduro, relativamente; porque desautoriza la revelación del embajador Cochez, así como el testimonio de la periodista Patricia Poleo. Pero, así como lo hizo, ha podido ser más amplio, y concluir en la circunstancia de que Maduro no es colombiano, pues lo que llevó a cabo, ese pronunciamiento suyo, no tenga usted la menor duda que fueron órdenes del presidente Santos, órdenes del ministro de Justicia. En eso no cabe la menor duda.

-Lo importante, además, aquí es que ambos, Cochez y Poleo, han hecho ver que la objeción que le hace el gobierno de Colombia al documento es de forma, no de fondo, y el elemento de fondo es la verdad; lo sustancial es saber si el señor Maduro es colombiano y, repito, ellos hasta ahora no se han pronunciado sobre este punto.

Maduro ha manifestado que él se sentiría orgulloso de haber nacido en Cúcuta; lo que demuestra que esta impugnación a la nacionalidad venezolana de Maduro, nos conduce a una especie de chauvinismo, con respecto a los colombianos, y lo cual implica una cierta ganancia para él, tomando en cuenta que se ganaría la simpatía de los colombianos, que viven en Venezuela, y que se sienten ofendidos, a propósito de ese chauvinismo. ¿Qué opina usted?

-No, yo no veo allí ninguna posición chauvinista, con relación a los colombianos. Si fuese chauvinista estaríamos nosotros los venezolanos orgullosos, en lo que atañe a la defensa de los derechos venezolanos en las aguas del Atlántico en la desembocadura del Orinoco, con motivo de las reclamaciones que tenemos con la Guyana Esequiva, y con la defensa que nosotros tenemos con nuestro territorio, y fíjese que el gobierno de Guyana se siente feliz con todo lo que es Nicolás Maduro; pues se puede admitir que hemos perdido esa reclamación, si se parte del hecho de que Maduro descuidó este asunto.

-Los colombianos son nuestros hermanos, así como los cubanos son nuestros hermanos; de eso no se trata. Colombia es una hermana república, y la queremos. Pero aquí la discusión se centra en la Constitución, y la que ordena que el presidente de Venezuela sea venezolano por nacimiento. A ese respecto, nosotros tenemos a un comandante en jefe de las fuerzas armadas, que no ha nacido en el país; por una parte, y por la otra, tenemos a un señor que ha nacido en Colombia, y que, a pesar de esa fraternidad que existe con la nación vecina, estas son cosas que hay que manejar con mucho cuidado, y que exigen, no chauvinismo o nacionalismo, como lo pretende asomar él; precisamente, para disimular, sino observar lo dispuesto en nuestra Carta Magna, ya que no es venezolano por nacimiento.

Si nosotros evocamos la situación en la que quedó el señor Cochez, luego de su sustitución como embajador de Panamá ante la OEA, ¿no habría lugar a pensar que estamos ante una muestra de resentimiento de parte suya, y como tal habría lanzado una guerra sucia contra el presidente Maduro, por esta vía?

-No, lo ocurrido al embajador Cochez tuvo su origen, precisamente, por su afán de ayuda a la democracia venezolana. Aparte de que lo que está haciendo este señor es lo que deberían estar haciendo los políticos venezolanos, y nadie de este sector ha emprendido lo que el embajador ha hecho por toda la oposición de Venezuela. No es Cochez haciendo guerra sucia. No, él está cumpliendo con su deber. Es más, ese documento debería ser materia de discusión de las direcciones de los partidos políticos en Venezuela, y eso es lo que menos se está haciendo.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com