opinión

Teníamos patria, y papel toilette

21 Julio, 2013

El régimen militarista, autoritario y dependiente de las directrices castristas, cada vez se hunde más en su propio maremágnum, e incurre en infamias y cursilerías, en su desesperación por la triple ilegitimidad de Maduro; (NO podía ser candidato y vicepresidente a la vez, NO ganó legalmente la elección del 14 de abril, NO nació en Venezuela) y el desastroso estado de la economía; la creciente deuda -externa e interna-, la crisis de PDVSA con merma en la producción y productividad, la insuficiencia de dólares y las sucesivas devaluaciones del bolívar, la escasez de productos básicos (que aparecen intermitente y sorpresivamente, forzando a la gente a hacer humillantes colas), la agricultura de puertos, que vergonzosamente satisface el 70% de las necesidades, la constante caída del Empleo real (infructuosamente enfrentado con la multiplicación de cargos en la Nómina oficialista, que no responden a exigencias genuinas sino al perjudicial clientelismo partidista, ya con más de dos millones de incrustados en la administración pública), la irresponsable e injustificada regaladera a los chulos del ALBA (dinero que le niegan a los venezolanos, que tanta falta hacen en sus salarios, en la dotación de hospitales e institutos educacionales a todo nivel), la insoportable INSEGURIDAD, que ha cobrado las vidas de más de 170.000 seres humanos, muchos de ellos a manos de gatillos alegres que son funcionarios, civiles o militares, que tienen el deber de preservar la integridad de los ciudadanos y, en su lugar, los acribillan en operativos pantalleros e inútiles.

opinan los foristas

Ya era preocupante e inadmisible la falta de Aceite, Harina Pan y otros productos de uso diario en los hogares, y la situación empeora al desaparecer también el papel tualé y la carne de res, en especial si consideramos que en muchos de los renglones que hoy no se consiguen, la Venezuela anterior al régimen chavista producía suficiente para satisfacer la demanda interna y un excedente para exportar (son los casos del PT y la Harina Pan), y que en lugar de promover el crecimiento del parque agrícola e industrial que tuvimos y generaba abastecimiento en los mercados nacionales y empleo de la creciente población activa, provocaron la ocupación arbitraria de muchas empresas, llevándolas a la quiebra, al cierre, o cuando menos a disminuir su producción y por ende su Nómina de empleados y obreros, lo cual inevitablemente condujo al actual desabastecimiento, que nos colocó de hazmerreir a nivel mundial, ya que prácticamente somos el único país del planeta donde no hay papel sanitario, siendo uno de los principales detentadores de riqueza petrolera del orbe (a las arcas nacionales ha ingresado mucho más de un billón de dólares, un millón de millones de la divisa con la cual se realiza la mayor parte de las transacciones planetarias). Ahora tienen en la mira a la Medicina Privada. ¡ Da Pavor !

El 19 de abril de 1810, hacen 203 años, se inició el cruento proceso que nos llevó a independizarnos del imperio español, pasando por la firma del Acta de Independencia el 5 de julio de 1811, numerosas batallas contra el ejército monárquico, algunas ganadas y otras con saldo de lamentable derrota, todas con pérdida de valiosas vidas humanas, hasta la victoria definitiva en el campo de Carabobo, el 24 de junio de 1821, fecha a partir de la cual no hubo tropas enemigas contra las cuales se debiera hacer la guerra, y por lo tanto, desde entonces alcanzamos la condición de República independiente. Esa gesta libertadora, no se debe exclusivamente a las acciones de Simón Bolívar, pues no habría sido posible sin el concurso de cientos de próceres que antes de formalmente declarar su voluntad de independizarse de España, y durante el período que va del 19 de abril de 1810 al 24 de junio de 1821, contribuyeron con sus ideas y con su participación en todas las actividades vinculadas al propósito de dejar de ser colonia española, fuesen labores diplomáticas, como gestiones dirigidas a recabar fondos para costear los gastos de la guerra, o la participación en la conflagración misma, en la que tuvieron rol esencial todos los que fueron abrazando la causa de la República, desde el más humilde soldado hasta los oficiales de más alto rango, entre los cuales sobresalía Bolívar, pero no podemos improvisar un embudo para diluir la importancia de los otros líderes, sin cuya contribución no habríamos logrado alcanzar la Independencia definitiva, en 1821. Páez, Sucre, Urdaneta, Soublette, Cedeño, Ribas, Plaza, Brión, Bermúdez, Pedro Camejo, Piar (injustamente fusilado, una de las manchas en la extraordinaria trayectoria del gran Simón), todavía estaríamos en condición de colonia del imperio español, pero también fueron imprescindibles las tareas cumplidas por los precursores, Gual, España, Roscio, Miranda (el visionario ejemplar, pionero de las luchas libertarias, único venezolano que se codeó con lo más excelso de las gestas de avanzada en Europa y los Estados Unidos de Norteamérica, y nos debe llenar de orgullo que su nombre aparezca entre los grandes hombres inmortalizados en el Arco de Triunfo en París, vilmente entregado en calidad de prisionero a las fuerzas realistas en 1812, a la caída de la primera república. Otras dos horribles manchas en la historia personal de Bolívar, puesto que falló al mando de la plaza de Puerto Cabello, cuya pérdida ocasionó la derrota, y luego entregó al precursor al enemigo). Destaco que la absoluta mayoría de quienes hicieron posible la Independencia eran Civiles, convertidos en militares por las circunstancias apremiantes que ellos mismos procuraron, en las que ofrendaron lo mejor de sí, pero algunos puntales de ese trascendental logro permanecieron civiles, como Andrés Bello y Simón Rodríguez, dos de nuestros más insignes Maestros.

Retornando a la última y muy ridícula ocurrencia del oficialismo, en boca del ex tirapiedras y quemador consuetudinario de vehículos, Elías Jaua, planteando la absurda oposición entre lo que en su obtusa mente aparecen como opciones equivalentes, Patria y papel toilette, selección válida únicamente en un discurso eminentemente demagógico y para una audiencia lo suficiente ignorante, como para interpretar que no tuvimos Patria hasta que Chávez y los topos castristas llegaron al gobierno, y que además nada importan las consecuencias de la sistemática destrucción que han llevado a cabo los falsos revolucionarios chavistas, demoliendo irresponsablemente las Instituciones, la Economía y la Historia genuina, para tener el tupé de afirmar que es ahora y con ellos cuando por fin tenemos Patria, y encima pretender que todos los venezolanos adoptemos la consigna masoquista que, sin vergüenza alguna, han coreado grupos de fanáticos rojos rojitos, olvidando que más de la mitad del país les adversa, y al unísono, gritemos “Con hambre, y sin empleo (ni aceite, ni harina pan, ni carne ni papel tualé) con Chávez me restéo”. En su totalitaria e infantil visión de la Historia, que adulteran, mutilan los logros de un proceso que ocupó al menos los primeros 30 años del siglo 19, tomó la vida de cientos de miles de hombres y mujeres que se enfrentaron al imperio español y conformaron el bando patriota, que tras muchos esfuerzos y sacrificios alcanzó la Independencia y nos legó la Patria. Ese conjunto de venezolanos de todas clases sociales y colores de piel, no se definió como semi-patriota ni especificó que nos dejaba media patria, o un territorio indefinido a la espera del combo de demagogos y charlatanes comunistoides, que con estulticia y desfachatez nos entrega a la voracidad de la dictadura castrista, en su pretensión de reproducir acá el sometimiento, el fracaso, el terrorismo de Estado, y el estancamiento que caracterizan a Cuba desde que la peste estalinista la hace víctima de sus experimentos colectivistas y criminales.

Por ironía, es esta cínica Nomenklatura chavo-castrista que nos pregunta ¿qué preferimos: Patria o papel toilette? la que lleva casi 15 años ensuciando la Patria y también limpiándose con ella, en obsequio de un esquema que, más que utópico, es la vía ya demostrada y garantizada que conduce al atraso, a la injusticia, y al patrioterismo más ramplón.

¿Cuándo vamos a ver y revisar las Partidas, de Defunción de Chávez, de Nacimiento de Maduro, y los Cuadernos electorales del 14 de abril?

Ayer un malandro me dijo: “Dame todo lo que tienes”
Yo sólo atiné a decirle: “Lo único que tengo es patria”
Nos abrazamos y lloramos. Fue hermoso.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital