end header begin content

opinión

Maureen Gubbins Vásquez

Superando pérdidas en mi patria querida

6 julio, 2013

Estamos destinados a continuar, a seguir adelante; no tenemos otra opción.

Controlar los sentimientos no es fácil. Por eso sufrimos al ver que corremos el riesgo de perder a un ser amado. Si se va de nuestras vidas ésta se llena de desolación. Lo más razonable es conformarnos; resultando tremendamente doloroso.

opinan los foristas

Es allí donde comienza un nuevo trabajo interior. La lucha del día a día, para vencer con éxito la pena y la depresión. No se trata de esconder nuestro dolor, sino de permitir que aflore en forma sana para lograr superarlo. Se puede conseguir con voluntad y ayuda.

Desde el mes de marzo, leemos noticias acerca del gran dolor que la familia del extinto Presidente Hugo Chávez (Q.E.P.D.) está sintiendo debido a su partida. Aparentemente en especial una de sus hijas, con mensajes en “twitter” como por ejemplo: “Yo sólo extraño a mi papito”.

En realidad los entiendo. Es terrible el dolor que se siente al perder a alguien. Únicamente quienes hemos pasado por situaciones similares, podemos comprender la magnitud de la desolación e impotencia ante lo irremediable.

Comenzando el mes de julio, leo que efectivos de la GNB acribillan -por error- a una madre y tres hijas en el Estado Falcón. Las dos niñas sobrevivientes, sentirían que el corazón se les hizo añicos al presenciar de forma brutal la muerte de su mamá y hermana. Un “error humano” las destinó a un inmenso vacío en sus vidas, a un trauma atroz.

Es mi opinión, que los Socialistas del Siglo XXI en el poder deberían involucrarse en forma directa, para ayudar al “soberano” que pierde a diario padres, hermanos, hijos en nuestro país. ¡Hay tanta población destrozada por el sufrimiento!

Cuando Dios coloca a las personas en un sitial privilegiado de la sociedad, es su deber moral ofrecer ayuda a quienes no disfrutan de esas ventajas. No se trata simplemente, de regalarles una casa para así acallar la conciencia y aparecer en las noticias haciendo eterna campaña a su favor.

Se trata más bien, de brindarle al pueblo que diariamente pierde seres queridos y sufre traumas por estas causas, todo el apoyo sicológico además de cualquier otra ayuda que pueda necesitar. En otras palabras, hacerse responsables de lo sucedido. No hay diferencia entre el humilde y el poderoso ante un dolor desgarrador.

La sociedad somos todos, desde el más encumbrado hasta el más humilde. Sin embargo, quienes ostentan el poder tienen obvias ventajas y deberes sobre el resto de nosotros. Cuando desde el fondo de sus corazones sientan el amor por ayudarnos, por construir un mejor país; es que veremos una Venezuela distinta. El país que cualquier ciudadano con sentido común y amor a sus raíces; con principios éticos y morales intachables, sueña con tener.

No sólo debemos luchar por superar nuestras pérdidas, sino ayudar a que otros también lo hagan. Especialmente, cuando la mayor causa de muertes en “mi patria, patria querida” se debe a falta de control armamentista, delincuencia e irresponsabilidad.

@maureengubbins



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com