nacionales, ni tan al margen, política

María Corina Machado: Chávez quería a los pobres bien pobres

20 Julio, 2013

maría_corina_entrevsta_EFEEnrique Meléndez / especial Noticiero Digital.- La diputada María Corina Machado afirma, en la primera parte de esta entrevista, que lo que estamos viviendo en Venezuela es la confrontación entre dos modelos de valores, entre uno que confía en la capacidad de trabajo del venezolano, y otro que siente un profundo menosprecio por el ser humano.
opinan los foristas
“Este régimen lo que ha roto es la relación esfuerzo-logro. ¿Por qué? Porque cuando decían que Chávez quería a los pobres; sí, claro, los quería bien pobres, los necesitaba en esa condición”, afirma la diputada Machado. Según su propuesta del capitalismo popular, sin propiedad no hay libertad.
¿No le parece una paradoja hablar de un capitalismo popular, si el capital se asocia con lo elitesco?
-Pregúntaselo a los artesanos de Villa de Cura o a los productores de café de Viscucuy; a los fabricantes de cazabe de Monagas o a los trabajadores de Guayana. Si eso que ellos hacen es elitesco, y, si de verdad, ser rico es malo. No, lo que es malo es vivir en un círculo de pobreza; en el cual un niño nace en un hogar frágil, con una madre sin formación, su esperanza de futuro es poder sobrevivir; probablemente, va a tener una calidad de vida igual a la de su mamá; dependiendo de un Estado, que hoy te da, pero que mañana te quita.-No ha nacido la madre venezolana que no quiere que su hijo surja; producto de su esfuerzo, y que lo que se gane sea de él, y que nadie se lo pueda quitar. El orgullo que siente una mujer, y te lo digo yo que tengo tres hijos, es cuando observa que su muchachito se esfuerza, y logra resultados. No hay otra experiencia más intensa y más satisfactoria en la vida.-A mí no me vengan con ese cuento. Este régimen lo que ha roto es la relación esfuerzo-logro. ¿Por qué? Porque cuando decían que Chávez quería a los pobres; sí, claro, los quería bien pobres, los necesita en esa condición. Porque articuló una sociedad, absolutamente, dependiente; de modo que mientras más nos hunde en la pobreza; mejor, porque entonces tú no estás pensando; no tienes tiempo para ver realizados tus sueños; tu proyecto de vida. Tú ahora no tienes tiempo para luchar por tus derechos humanos.

-Así que yo lo que creo es que los venezolanos no tenemos las necesidades básicas cubiertas. Nosotros queremos que nuestras aspiraciones más grandes, más audaces, más ambiciosas puedan hacerse realidad, y por eso estamos dispuestos a hacer cualquier sacrificio, con tal de que nuestros hijos puedan llevar a cabo sus expectativas de vida.

Usted habla de unas premisas básicas, que contiene su propuesta de capitalismo popular; una de ellas es el fomento a la propiedad privada; lo que la lleva a hablar de un país de propietarios. He allí uno de los principios básicos del neoliberalismo. ¿Qué la diferencia de esta corriente?

-Al final este es un tema de valores. Yo siempre lo he dicho; lo que estamos viviendo en Venezuela es la confrontación entre dos modelos de valores, y, ¿sabes qué? Yo nunca me he sentido tan optimista de la oportunidad que tenemos por delante; porque el proceso de destrucción, que ha ocurrido en estos quince años, y no me refiero sólo a la capacidad productiva del país, que es evidente; como tampoco me refiero a la destrucción institucional; lo peor ha sido la destrucción moral.

-La decadencia moral que ha ido contagiando y permeando a todos los niveles; donde te hacen sentir que el que cumple con la ley, correctamente, pues bien, ese va perseguido y ese va preso, y, después, quienes abusan de todo, se quedan con nuestros reales. Además, te los sacan en la cara. Esos son impunes. Esos son intocables. Eso ha llevado a lo que te decía antes, a que la gente se da cuenta de que no hay ninguna relación entre el trabajo y la meritocracia; la excelencia, el ascenso, la superación. No solamente en el dinero, y en calidad de vida en lo material, sino también en el reconocimiento de una sociedad.

-Ahora, cuando yo te hablo de que la diferencia en el contraste es de valores, ¿por qué, lo hago? Porque este modelo que nos gobierna siente un profundo desprecio por el ser humano. Es decir, tú no puedes surgir, y lograr tus objetivos por ti solo. El individuo se ve obligado a depender del Estado, y el Estado lo sabe todo, y el Estado es el dueño de todo, y el Estado decide por ti. Al extremo de que después te imponen el lugar donde compras, cuánto compras.

-El fondo de mi planteamiento estriba en que yo confío en el ser humano; no solamente, en su capacidad de trabajar; también en su enorme solidaridad hacia el prójimo. Por eso la familia es esencial. Si tú no tienes las herramientas, los recursos, para poder proveerte a ti mismo; para poder surgir, entonces no puedes ejercer esa autonomía, esa libertad.

-¿Qué se requiere para que un ser humano pueda hacer eso? Obviamente, tú tienes que tener formación; formación estética y ética; además de tus propios recursos, y que constituyen la propiedad elemental. Así que sin propiedad no hay libertad, y eso es un valor esencial del venezolano.

-Es que tú no has visto lo que ocurre, luego de la invasión, y la que promueve el propio gobierno, tan pronto el sujeto se siente propietario del terreno que ha demarcado, enseguida pone un letrero que dice: “propiedad privada”. ¡El invasor! Esta es una cosa que está presente en su subconsciente.

El oficialismo afirma que nuestra burguesía ha sido toda la vida parasitaria. Eso significa que el papel de la iniciativa privada en Venezuela ha sido nulo. ¿Eso no sería una tara que arrastraría su proyecto de aburguesamiento de la sociedad venezolana?

-Mi proyecto es un proyecto de libertad y de toma de conciencia del ser humano. Es interesante observar cómo nuestros jóvenes se destacan en el campo de la economía, en computación, en las nuevas tecnologías, y como están soñando en convertir eso en un proyecto que vaya ampliándose, generando empleos, generando oportunidades, y ese es el mismo espíritu, que yo siento en una mujer que hace empanadas en Cariaco, y que te dice:

-Pasa por aquí el año que viene, para que tú veas como esta tagüarita estará convertida en un restaurante, o el que tiene una tienda de periquitos, lo que está pensando es tener su concesionario, y el que tiene un restaurante, entonces está pensando en una cadena franquicias del mismo a nivel regional o nacional. Eso tú lo puedes llamar como quieras; pero ese el espíritu de superación del venezolano que no se conforma.

-Es, totalmente, contrario a lo que este régimen quiere decirnos: si tú tienes aspiraciones; si tú quieres tener mejor calidad de vida, entonces tú eres un burgués, un capitalista. ¿Qué es eso? La realidad pasa por determinar quién es el gran propietario. Aquí el gran propietario es el Estado, que viene siendo el Ejecutivo, y que viene siendo el partido. ¿Quién es el partido? Un cogollo de un grupo de individuos; que se han apropiado, se han adueñado, y están utilizando los recursos que deberían ser de todos los venezolanos, para que cada quien pueda trabajar y prosperar.

-¿Quién hoy en día tiene el poder? ¿Quién hoy en día hace los negocios? ¿Dónde están los recursos de los venezolanos? El discurso ideológico en esos términos yo creo que se ha agotado, y esto producto de la contundencia de la realidad; mientras toda la América Latina avanza en oportunidades; Venezuela que tiene más recursos per capita, que cualquiera de estos países, producto del boom petrolero; retrocede.

A su juicio, ¿por qué el afán de riqueza se ve mal en Venezuela?

-Yo no creo que se vea mal en Venezuela. Pregúntale a todas estas personas, que yo te estoy diciendo, grandes, medianos y pequeños empresarios, si en el fondo de sus respectivos corazones no están aspirando, al menos, a generar empleos; generar riquezas; generar producción.

-Creo que ha habido sí, en el discurso de nuestra clase política, la ausencia de planteamientos de fondo, que defiendan el valor que tiene, el mérito que tiene la audacia de aquél que es capaz de arriesgarse, y montar un negocio; un medio de vida. ¿Lo estás haciendo para perder? No, lo estás viendo como una oportunidad de tener un ingreso; para que tú familia esté mejor; tenga mejores oportunidades que la tuya.

-Eso es lo que mueve un país; una sociedad cualquiera, sea en América Latina, sea en Asia. Ahora, durante muchos años en Venezuela sí existió al frente del poder política una visión que consideraba que esas condiciones había que concentrarlas en el Estado, y no se dieron las oportunidades, para que surgiera todo es espíritu emprendedor, y para que hubiese competencia; porque si no hay competencia, los mismos males heredados del Estado, se reproducen en el mercado.

Mañana, segunda parte…


Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital