opinión

La tormenta Snowden

9 Julio, 2013

El ex-agente de inteligencia Edward Snowden ha puesto a vibrar a quienes buscan lograr notoriedad en la comunidad internacional, en especial con la antinorteamericana. Lo han logrado, mas habría que apreciar en cual sentido, favorable o desfavorable.

opinan los foristas

Hay que comenzar por reencontrarse con la figura de Snowden, persona integrada a los servicios de inteligencia norteamericana CIA. Se entiende, la información que circula en esos ambientes es harta comprometedora, muy delicada, por lo tanto las personas que trabajan allí deben ser de mucha confianza, comedida, cauta y silente. Cuando uno de sus miembros divulga la información que maneja le ha sido infiel a su compromiso con la organización.

El problema moral es grave, por cuanto atado a ese círculo, si conoce información que considera perjudicial a su sociedad ¿Qué hacer? Calla y se hace cómplice, o la divulga para llevarles luces. Y si la divulga qué hacer, enfrentar la verdad tratando de crear conciencia soportando consecuencias o huir. Creo que si Snowden decidió voluntariamente hacer la denuncia debió saber que le venían consecuencias, siendo así, debió quedarse para ser faro en la oscuridad, mas eso es una respuesta que toca a quien está dentro de esos zapatos. Es difícil ser juez moral.

Estando Snowden en Rusia no ha encontrado espacio allí ni en sus vecinos, incluyendo China, mas si en tres países latinoamericanos (Bolivia, Nicaragua y Venezuela) quienes cabecean, como en la mejor carrera hípica, a ver quién recibe sus sonrisas y así portar laureles por la corona del antinorteamericanismo.

Y porqué Snowden fue a esa región, pienso que por aprovecharse de los resquicios que deja la guerra fría, siendo Rusia un contrario de los EEUU, podría estar interesado en los servicios de ese espadachín que ha herido a su gran enemigo. Pues se equivocó, eso se deduce de sus respuestas.

Dónde está el error, en que los servicios de inteligencia los tienen todos los países, EEUU y también Rusia, China, Alemania y todos los miembros de la comunidad internacional, en sus centros de espionaje trabaja gente que maneja información delicada, que debe callar. Si Snowden sale a salvo de esta jornada ¿Cuál es el mensaje que reciben los miembros de sus cuerpos de inteligencia? Si manejan información delicada, ¿Cuando alguno de sus funcionarios deseará ganar fama a costa de ello, cómo podrán ser contenidos o disuadidos? Por el contrario, si Snowden recibe severo castigo, ello por “carambolas” les beneficia, es un claro mensaje para sus funcionarios de inteligencia.

Y porqué los países tienen servicios de espionaje, por la misma causa que usted o yo tenemos necesidad de información de nuestros allegados. Quién no se interesa por saber las conductas de los vecinos, saber que uno de ellos tiene problemas de drogas o malos hábitos es una advertencia que hacemos a nuestros hijos y a los vecinos. Eso es espionaje o inteligencia, doméstica, vecinal o como quiera llamarla más lo es. Que no gusta, claro a quien le satisface que uno de los nuestros ande de boca en boca por el vecindario, sin embargo cuando el señalado es de otra familia nos sumamos a la crítica preventiva. ¡Evita andar con esos! Recomendamos.
Igualmente los países tienen intereses económicos, políticos, culturales entre otros y están pendiente de lo que hacen sus vecinos para poner “sus barbas en remojo”, por cuanto la defensa de lo que beneficie y enfrentar lo que perjudique a su sociedad es parte vital de su misión.

Vale decir que el mundo de hoy es el de la sociedad del conocimiento, hace mucho tiempo se acabó el escenario de ganar espacio empleando fuerzas bélicas, sin embargo aún hay quienes no se han dado cuenta de ello, en especial la élite de este régimen. Lo que si no aprecian es lo solos en que se encuentran, en relación a lo de Snowden nadie se alía con ellos.

El concepto de soberanía es complejo, tiene contenido político, económico, jurídico, moral y social. Veamos, si finalmente Snowden llega a Venezuela y como acto soberano es recibido, e igualmente como acto soberano EEUU toma medidas prohibiendo el comercio a los suyos con Venezuela, y perdiéramos ese mercado, el único que paga bien nuestro petróleo. ¿Qué hará Maduro y sus allegados? ¿Qué haremos nosotros para encontrar qué comer? ¿Es que amor con hambre dura? Se entiende que la soberanía más que un querer hacer, es un poder hacer.

Ese es el precio que podríamos tener que pagar por dar residencia a Edward Snowden.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital