opinión

Maureen Gubbins Vásquez

De la autonomía a la gasolina imperial

21 Julio, 2013

Definitivamente, no entiendo la verborrea demagógica de desprecio de los Socialistas del Siglo XXI hacia el Imperio “mesmo”.

opinan los foristas

Venezuela se ubica en la quinta posición entre los países exportadores de petróleo. Posee la reserva de crudo pesado más importante.

Sin embargo, entre los años 1999 y 2011 nuestro país fue perdiendo la capacidad para refinar el petróleo a gasolina y otros derivados.

Las refinerías dejaron de funcionar, debido al deterioro por falta de mantenimiento durante el gobierno Chavista. Hacia finales del año 2011 comenzaron a importar gasolina “imperial” y derivados.

He leído que los representantes gubernamentales de la República Bolivariana, negocian la venta de nuestro crudo a un promedio de US$5.00 el barril a compañías de U.S.A. para que lo refinen. Subsecuentemente, les compran el crudo convertido en gasolina a más de US$100.00 el barril.

Venezuela importa alrededor de 500.000 barriles mensuales de gasolina de U.S.A., además de 350.000 barriles de aditivos para gasolina, entre otros productos petroleros.

De ser Venezuela un respetable país exportador de gasolina, se ha convertido -gracias a la falta de preparación de quienes manejan la Industria- en un cliente más del mismo país al cual se le vende el crudo. Increíble, cuando escuchamos desde hace quince años cómo los socialistas menosprecian públicamente al “imperio norteamericano” tratando de lavarnos el cerebro de que este país nos quiere hundir y que debemos independizarnos de su “yugo”.

¿Quién será el “genio” que maneja los negocios de Venezuela? Las ironías sobran cuando además de insultar a los socios más importantes para nuestro país, los Socialistas en el poder aturden al soberano pueblo, distrayéndolo con el “mamonazo” de la inflación, escasez, inseguridad, espionaje y politiquería.

La patria grande que Bolívar soñó se diluye en mis pensamientos, quedándome estupefacta ante la realidad que nos toca vivir. Durante la democracia se afianzó una industria petrolera productiva. Durante el Socialismo se está destruyendo.

A lo largo de los años, he comprendido que la política es sinónimo de falsedad. No obstante, he visto líderes que han llevado sus países al éxito basados en una política social y económica intachable. No con palabrería insultante que sólo sirve para mover el aire, inundándonos de energía negativa.

Tal parece que los dirigentes del Socialismo del Siglo XXI, quisieran tapar el sol con un dedo. Pocos compatriotas se preguntan de dónde sale la gasolina que consumimos. Como sociedad, únicamente estamos viendo lo que pareciera convenir a cada uno de nosotros, sin profundizar en la magnitud del daño que nos estamos haciendo. Observemos con atención y detenimiento dónde estamos parados actualmente como país. De ser la potencia de América Latina, nos hemos convertido en el país más irracional de los últimos quince años; mirándonos actualmente en el espejo de la pobreza y el atraso.

“La caridad empieza por casa” y este gobierno Chavista, haciendo honor a los principios que formaron sus Movimientos Bolivariano 200 y Quinta República, debe de una vez por todas colocar en los puestos de mando estratégicos a personas capaces de cumplir eficientemente sus funciones.

“Por sus frutos los conoceréis…”

Canal Noticiero Digital