opinión

Ranking de la corrupción “revolucionaria”

3 Junio, 2013

Definiendo corrupción en su sentido más correcto de aprovechamiento de una posición de autoridad para beneficiarse a título personal, o beneficiar a sus allegados a costa de los recursos nacionales o de terceros, es posible hacer un ranking de los diez miembros más corruptos del régimen que ha manejado el poder en Venezuela durante los últimos 15 años.

opinan los foristas

1. Hugo Chávez Frías. Sin duda alguna el funcionario público más corrupto de este período fue Hugo Chávez, debido a que concentró en sus manos toda autoridad y manejó los recursos del Estado a su leal saber y entender. Es el responsable directo de la entrega ilegítima de miles de millones de dólares en regalos a Cuba y los miembros del grupo llamado ALBA con el objetivo personal de consolidar su poder politico. Le dio dinero y/o pertrechos a las FARC. Permitió, por razones puramente politiqueras, que mucha gente a su alrededor se enriqueciera de manera obscena. Manejó dinero y recursos del estado como propios y llevó un tren de vida incompatible con sus ingresos. Su fallecimiento le permitió escapar al juicio que le hubiera llegado.

2. Rafael Ramírez. Este funcionario merece la segunda posición en este ranking de corruptos porque ha manejado con extrema discreción los miles de millones de dólares que han ingresado al país por concepto de ingresos petroleros. Ha prostituído abiertamente la empresa a su cargo, al ponerla al servicio de un hombre y no de la nación, como lo evidenció su “discurso” a la gerencia que ha quedado grabado para la posteridad. Ha dejado que la empresa se convierta en una quincalla que cría cerdos y siembra yuca. Ha entregado el dinero necesario para inversión de la empresa al gobierno central para fines no petroleros. Ha permitido un alto nivel de corrupción en la empresa, con graves casos de sobre precios y contrataciones fantasmas tales como gabarras costa afuera, contratación con empresas de maletín, contratos dados a familiares de gerentes, entrega de dinero a politicos, guisos medianos y grandes muy variados (citgo, contratistas amigos, fondo de los empleados, bolichicos, aviones al servicio de amigos y tarifados). Esencialmente le ha entregado control de la Faja a China y Rusia, de quienes ha recibido inmensas sumas de dinero para ser utilizadas con minima tranparencia. El colapso de PDVSA es responsabilidad directa de este funcionario. Y el colapso de PDVSA ha significado el colapso de las finanzas públicas.

3. Jorge Giordani. Este funcionario simboliza la corrupción en su grado más complejo. No puedo decir que se ha metido un solo centavo en su bolsillo. Pero su ciega adhesión a un hombre y a una ideología lo ha hecho cómplice íntimo de las mentiras y marramucias financieras que ha llevado a cabo el régimen. En particular, el fraude, repetido año trás año, de presentar un falso presupuesto de ingresos, a fin de poder habilitar al ejecutivo para disponer a su arbitrio del dinero que constitucionalmente le corresponde a los gobiernos regionales, todo para castigar a los gobernadores y alcaldes electos por el pueblo que no acaten la línea política del ejecutivo. Su silencio frente las inmoralidades y pudriciones del régimen lo hacen culpable por asociación.

4. Diosdado Cabello. Este personaje representa al manipulador por excelencia dentro del régimen. La grabación de Mario Silva lo pinta como un gran corrupto, mediante la utilización de empresas fantasmas que reciben divisas para apropiarse de ellas, no para fines de importar genuinamente. En contraste con la corrupción ideologica este funcionario representa la corrupción del dinero, la llamada boliburguesía.

5. Nelson Merentes. En contraste con los funcionarios arriba mencionados, Merentes es “bien visto” internacionalmente por su “flexibilidad”. Sin embargo, su huella está en las transacciones irregulares relacionadas con las notas estruturadas, en el desastre de CAVIDI, el manejo abitrario y empantanado de los fondos financieros paralelos. Autor del KINO, manipulador del oro de nuestras reservas, encuestador fantasma, autor de transferencias ilegales de partidas presupuestarias, Merentes es uno de los corrupos más versátiles que tiene el régimen.

6. Diego Molero. La corrupción de este funcionario es de naturaleza institucional y el impacto dañino de su actitud es mayor que la simple corrupción por robo. Se ha encargado de garantizar apoyo de la Fuerza Armada a la dictadura política, un acto de traición a su juramento de defensor de la constitución y de la nación. Y loha hecho en repetidas ocasiones, para que no quede dudas de su naturaleza sumisa. Molero sabe que el país y el régimen que él defiende están invadidos por Cuba pero eso no parece importarle.

7. José Vicente Rangel. Uno de los personajes más funestos de la polítiquería venezolana. Palangrista, manipulador, eminencia gris, arreglador de vagabunderías por debajo de la mesa, protagonista de muchas páginas negras de nuestra historia de los últimos 50 años, la magnitud de su corrupción es multisápida y tiene diversas ramificaciones.

8. Nicolás Maduro y su carnal Cilia. La posición relativamente baja de Maduro en este ranking se debe a que no tiene el talento necesario para ser un gran corrupto en el sentido material. En un régimen de tiburones, es una sardina. Sin embargo, tiene a una tigresa al lado, Cilia Flores, experta en nepotismo, intrigante, hábil, muy ambiciosa, una especie de Rosario Murillo, la mujer de Daniel Ortega cuyas habilidades de brujería dependen de su abundante vello, el cual se cuida de recortar. Maduro ha mentido sistemáticamente al país para mantener la ficción de un régimen “social” y el culto cursi de un líder fallecido que, segun Maduro, era lo más parecido a Cristo y con quien él aún se comunica regularmente por la ruta ornitológica.

9. Luisa Estella Morales. Funcionaria con prontuario en el ejercicio de su profesión, presidenta del Tribunal Supremo de Justicia por varios años, incondicional ficha del régimen, violando así su deber con la nación.

10. Tibisay Lucena. Presidenta del Consejo Nacional Electoral por varios años, desde donde permitió procesos electorales profundamente contaminados por el ventajismo y el abuso del régimen. Permitió un fraude electoral continuado, antes, durante y después de cada elección.

Por supuesto, hay muchos más merecedores de figurar en el ranking de la corrupción “revolucionaria”. Jorge Rodríguez, Isaías Rodriguez, los militares narcos, Francisco Arias Cárdenas, Mario Silva, los militares del programa Bolivar 2000, Farruco Sesto y sus casas fraudulentas, Eljuri y sus estadísticas, Pedro Carreño y Pastor, Iris Varela, la madre Teresa de los pranes, Rizarrita y Villeguitas, Freddy Bernal, Fernando Soto Rojas, magistrados, embajadores, contratistas, intermediarios, banqueros, toda una fauna que suma, segun mi censo, unos 375 candidatos para el “Nuremberg criollo”.

¿Quién recuerda hoy, después de 15 años, que la promesa electoral que llevó a Hugo Chávez al poder, fue: “Acabaré con la corrupción”? Y esa fue la promesa que lo llevó al poder.

¿Hay alguien que recuerda esto? ¿Alguien a quien le importa? ¿Alguien que pida justicia en lugar de “diálogo”?

¡Si hoy hasta hablan de llevar al gran corrupto al panteón!


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital