opinión

Misión Niño Jesús

20 Junio, 2013

Para mi hermano José

“Prohibido, prohibir” es una consigna libertaria, que la cursilería, propia del “Socialismo del Siglo XXI, cada vez que puede, la echa por tierra. Ya sabemos que el legado chavista no ha sido otro que el de la tierra arrasada, aunque no tanto por aquello de resistir patrióticamente a un ejército invasor, como hicieron los soviéticos ante las hordas de nazis en el año 1941. No, en el caso nuestro se trata de la depredación de los ineptos, del abuso de Poder desmedido y sin cortapisas de un Gobierno mediocre y que aplasta a toda una ciudadanía chupándole la vida.

opinan los foristas

Las maquinaciones por “decreto” del nuevo orden chavista rozan un patetismo que da lástima. Eso de pretender “salvar a la humanidad” como proyecto político del anterior mandatario y que Maduro reitera continuar, es de una truculencia espantosa, es más, no sabemos cómo lo harán cuando a duras penas pueden sostenerse en la palestra pública cuando han sido cuestionados en los todos los frentes, y además, acusados de tramposos.

La “potencia” Venezuela navega y maniobra penosamente en un mar de la escasez donde el “bolívar fuerte” es un simulacro de la peor comedia jamás representada. La ridiculez de la “izquierda” chavista no posee límites, es algo completamente desenfrenado, voraz y audaz. Si Marx tuviera la ocasión de presenciar éste espectáculo donde el absurdo es el principal protagonista, de seguro renegaría de todo ello, y además, moriría de la risa. Aquí la más mínima seriedad y sensatez nos ha abandonado.

Lo de los “gallineros verticales” y la “ruta de la arepa” compiten con la conquista del espacio a través de un satélite chatarra que los chinos nos vendieron a sobreprecio y que de seguro ya se encuentra fuera de órbita. El “corazón de la patria” era un monumento al oportunismo mas desfachatado junto a la mentira engolada. Con todo, seamos justos, al señalar los altos niveles de creatividad e imaginación que tiene ésta gente en mantener a todos los cautivos, incluido al mismísimo Director del prestigioso Le Monde Diplomatique, en un estado de constante asombro e inquietud.

El más reciente “tubazo” nos lo acaban de dar con la MISION NIÑO JESUS, la muy noble intención de hacer de la leche materna, en estado puro y natural, el germen de una nueva raza de venezolanos recios y puros, al mejor estilo nazi. Bebé o niño neonato al que se le vea con un tetero o biberón podría ser devuelto al retén de las clínicas, y los padres, obviamente, sancionados.

Finalmente, lo bueno de todo esto, es que la gran mayoría de los venezolanos, ni le van a parar a ésta otra gran iniciativa “revolucionaria”. Eso sí, expropiarán a las compañías lácteas no afectas con el “proceso” y tendrán campo abonado para la propaganda.

El Dr. Ángel Lombardi Boscán es Director del Centro de Estudios Históricos de LUZ


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital