opinión

Mario Silva le quitó la máscara al corrupto de Diosdado Cabello

25 Mayo, 2013

Al fin La Hojilla se cortó con su propio filo. Para muchos chavistas el audio de Mario Silva es un montaje, para otros la oportunidad para quitarle la máscara al corrupto de Diosdado Cabello. Los señalamientos que hace el sapo del 8, son muy peligrosas para la revolución y sus mercenarios.

opinan los foristas

Señalar que el financiamiento que tiene Cabello viene del Seniat en manos de su hermano David Cabello y que el control que tiene del Sebin, el CICPC y la Policía Nacional, representa una perversión que no se puede permitir, porque derrumbaría los 14 años de lucha de su comandante Chávez y serian un drama para el pueblo chavista que ciegamente cree en este proceso.

El sapo del 8 dejó claro que quienes tienen su chanchullo con las empresas fantasmas, solo les importaba conseguir los dólares, venderlos y después hacer magia para ver cómo los justifican. Ahí se evidencia que a quién beneficia el control cambiario es al gobierno y a sus jerarcas, porque se enriquecen a costilla del estado sin ser perseguidos o señalados como corruptos.

Con todas estas declaraciones de Mario Silva podemos ver cómo está compuesta por dentro esta revolución. Diosdado Cabello debe estar rezando todo lo que se sabe porque el pueblo venezolano no le va a perdonar esa traición, lo más seguro es que los chavistas no lo critiquen en público, pero por dentro saben que es la rata más rata de la madriguera. Mario Silva tuvo valor para defender su postura ideológica frente a la tropa de malandros y corruptos que lo amenazaron con quitarle la vida a sus hijos si se atrevía a decir todo lo que sabía de los poderosos del gobierno.

Reconocer que en el 23 de Enero, las cacerolas retumbaron en contra de Maduro es una evidencia de que esta revolución está en el suelo, que perdieron al pueblo y que solo se mantiene por intereses de los que tienen el control del partido PSUV.

Se puede señalar con propiedad que los intereses de los gobernadores Vielma Mora, García Carneiro y el encuestador Oscar Schemel, quien según Mario Silva era quien indicaba la baja en la popularidad y daba consejos para frenar la caída, no son a favor del pueblo, si no de sus propios intereses.

Da gusto ver cómo se matan dos pájaros de una sola piedra. Al principio salir del programa La Hojilla quien incitaba al odio y a la confrontación y segundo ver cómo la revolución se convirtió en una gran mentira para el pueblo que lo dio todo a cambio de nada.

Solo los ciegos del chavismo no harán caso de este audio, que desenmascara las perversiones del socialismo del siglo XXI y a sus enchufados. Mario Silva es el primer exiliado del chavismo que pago con sus prebendas el denunciar a la mafia roja que se enquisto en el poder a través del discurso de los pobres.

@felixvelasquez

Canal Noticiero Digital