opinión

Estupideces para un diccionario

20 Mayo, 2013

Julián Meza, un distinguido escritor mexicano, publicó recientemente un libro titulado Bestiario de historia mexicana o diccionario de estupideces centenarias, el cual se describe como “un muestrario de las imbecilidades, infamias, injusticias, atracos, crímenes, corruptela y maldades de los gobernantes mexicanos a lo largo de casi quinientos años de historia”. A título de muestra veamos una entrada de dicho diccionario:

opinan los foristas

“Auge petrolero en México: Coyuntura en la que es posible ejercer un mayor gasto público destinado a la malversación de fondos.”

Si a un compatriota se le ocurriera escribir algo parecido, no necesitaría remontarse a siglos de historia como el señor Meza. Con los pocos meses de quien actualmente ocupa la silla de Miraflores cubriría buena parte del libro y si abarcara hasta 1999, completaría una obra voluminosa. Pensando en algunos ejemplos de lo que pudiera ser nuestro diccionario de estupideces, intentemos definir algunas de las frases épicas brotadas de la brillante facundia Madurista en estos últimos días:

“Burguesía antipatria traidora”: Dícese de más del 50% de la población en un país tan maravilloso que la mayoría de sus habitantes son acaudalados burgueses, pero que no se calan que su patria (no madre, sino madrastra) sea Cuba.

“Gobierno de calle”: Asambleas a cielo abierto que quedan buenísimas cuando todos los asistentes son miembros del PSUV. Un desmadre de calle cuando aparecen señoras independientes sin pelos en la lengua.

“Guerra económica contra la patria”: Agresión de malucos apátridas que le esconden al pueblo el papel toilette, la leche, la harina, la mantequilla, el cemento, las cabillas, los dólares, que producen las expropiadas y exitosas Venepal, Lácteos Los Andes, Cementos Socialistas, Sidor, los feraces fundos zamoranos y la PDVSA de todos los venezolanos.

Las ideas las pone el régimen; escribir este diccionario en Venezuela es un tiro al piso.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital