end header begin content

opinión

14 años de destrucción

1 mayo, 2013

Las declaraciones de Jesse Chacón nuevo encargado de Corpoelec, resultan hasta conmovedoras, cuando con medias verdades concluye afirmando que el servicio eléctrico de La Gran Caracas no está blindado, ni nunca lo estuvo como ocurre con todo lo destruido y relegado por los comunistas durante 14 años. Empero, los que pasaron por esa empresa afirmaban lo contrario y así lo repetía el difunto.

opinan los foristas

Actualmente en Caracas se producen apagones con la misma asiduidad que en el interior del país, lo que dice Chacon es cierto compraron plantas y trataron de desligar a la capital del sistema interconectado, pero se les olvido cambiar los cables, transformadores y remozar el resto de la red transmisión y eso no lo resolvieron ninguno de sus camaradas predecesores, que afirmaban lo contrario, puras mentiras y trazas rimbombantes, dando por arreglado el problema. Chacón contraría a sus compinches y pone en evidencia otra catástrofe del régimen, su planteamiento es ahorrar luz y subir las tarifas, en vez de tratar de enmendarlo primero para luego subir las tarifas, haciéndole llegar las más sentidas disculpas a todos los usuarios; y no trasladándole la culpa a los que ya no la tienen y que nos garantizaron por largos años un buen servicio. No presentan ni un balance ni una factura de cuanto han invertido en 14 años; en este país comunista se perdió la buena norma de exponer la autenticidad de las cosas y la legitimidad de los hechos. Bueno, veremos en que parará esto, si solucionan el inconveniente y sellan con un desempeño honesto, rindiendo cuentas.

Venezuela entera se derrumba con catorce de años de olvido y derroche, y no hallan culpables sino en la filas de la oposición, acentuando los castigos y represión, excluyéndolos en la Asamblea Nacional, o negándole el situado constitucional al Gobernador Capriles de manera que no pueda cumplir en parte con sus obligaciones. Es la Venezuela de los perseguidos y los perseguidores, la Venezuela donde las prácticas fascistas se hacen cada vez más habituales, donde se castiga a la gente decente, mientras las lacras sociales hacen lo que les viene en ganas hasta disfrutando de privilegios en el poder. Tratamos de vadear el aspecto político pero es ineludible. Venezuela lleva 14 años en vías de destrucción porque la antipolítica con ropajes de socialismo se apoderó del gobierno, no hay instancia independiente que controle los excesos y distorsiones de la justicia, o mejor concluimos afirmando que en Venezuela no existe la justicia para no extendernos en el artículo.

Es tiempo de invierno y las lluvias empiezan, causarán estragos por omisiones de los funcionarios oficialistas como limpiar las alcantarillas, podar los árboles, dragar los ríos que ponen en peligro las poblaciones circundantes cuando éstos se desbordan. Las rutas seguirán colapsadas y ahora se agrandarán los daños con las crecidas. Damnificados brotarán como monte, cuando aun no se ha podido resolver el primer problema serio que tuvo la nación cuando el deslave de Vargas. Son épocas casi de guerra en esa lucha del bien contra el mal, y no avizoramos nada que nos haga pensar que los venezolanos estaremos organizados para comenzar la reconstrucción del país. A este gobierno comunista no le importa la escasez, sencillamente la justifica y busca un culpable, no le importa que nuestras reservas económicas las difuminaron en aras de la corrupción, solo persiguen su beneficio personal. Hemos pasado del punto de inflexión cuando la campaña electoral del difunto, los gastos rebasaron lo poco que nos quedaba disponible. Todo se lo debemos a los chinos, mientras perdemos nuestros ingresos fijos enviándole 33% menos de petróleo a los EEUU. Hace faltan otros Jesse Chacon en instancias del gobierno para que nos digan algo de la verdad, de lo que pasó en este país durante 14 años de “revolución” comunista.

Si seguimos con más escasez alcanzaremos una hambruna, a pesar de todas las reservas petroleras que, puedan hallarse en nuestro subsuelo de las cuales el difunto hizo una apologética, mientras destruía la industria privada y hacia más pobre a los pobres. Vendrá la Misión sálvese quien pueda y a muy corto plazo; a menos que ocurra un milagro y las cosas cambien para comenzar a reconstruir la Patria de Bolívar, pero no el de la foto de los camaradas, sino la del enjuto y perfilado españolito llamado Simón de la Trinidad.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com