end header begin content

opinión

Maduro, no lo hago por ti…

20 abril, 2013

En las primeras 120 horas después de las elecciones del 14 de abril y con el país convertido en un peligroso hervidero, me aletea una sensación creciente.

opinan los foristas

Más allá del triunfo, los resultados electorales, tanto los cuestionados como los oficiales, confirman de manera categórica que Nicolás no es un líder nato. El chavismo perdió 627.385 votos en cosa de días.

Ni siquiera el “institucional” apuro de Tibisay para la proclamación puede ocultarlo.

La infortunada frase “tengo que consultarlo” quedó guindada en la psique del país como confesión pública de una carencia grave de autodeterminación. A lo anterior cabe añadir, pues así lo han dicho los suyos, que Nicolás “es un hombre que escucha” cosa que vistas las demostraciones, no es interpretable como virtud, sino muy por el contrario, como confirmación de la falta de un liderazgo propio y original.

La delicada conclusión es que Nicolás es un “dirigible” no un “director”.

Esa premisa me hace pensar que los errores que ha cometido en tan poquísimo tiempo, y que generan estas líneas, son precisamente producto deliberado y nada inocente de las directrices que le están dando a quien, liderar no sabe… pero obedecer sí.

Dicho esto, hilaré con uds. el tapiz de mi hormigueo: el chavismo tenía una orden, dictada por el mismísimo Chávez, de votar por Maduro. Incumplir una orden tan directa y clara, no era una opción so pena de una debacle catastrófica.

Así pues, nadie disputó la orden. De cara al público, todo el aparataje se puso en función de la campaña primero, y del evento electoral después. Más de 3.000 denuncias certifican que no menos de 800.000 votos son cuestionables. Pero todo se hizo para garantizar el “triunfo”(¿) de Nicolás. Al quedar electo Maduro – CNE dixit- fue “cumplida” la orden y el deseo de micomandantepresidente.
Ni persona ni institución podrá ser acusado de desobediencia y mucho menos de traición a Chávez.

Primer objetivo, check mark.√

La inusualmente expedita proclamación tranquiliza al mismo Nicolás. Luisa Ortega, Luisa Estela, el Almirante Molero y Tibisay colaboran en darle esa tranquilidad. Diosdado hace su parte en la AN para reafirmarle la sensación. Maduro no se siente amenazado.

Segundo objetivo, check mark. √

…pero en las zonas oscuras del chavismo, dentro de la nomenklatura disgustada por la designación de Maduro como heredero, se trabaja otra meta.

Entramos así al tercer objetivo en pleno desarrollo:

La tarea emprendida por esa nomenklatura desdeñada por Chávez con la designación de Maduro es “ayudar” a Nicolás a desbarrancarse, a equivocarse mucho y muy rápido. Lo que haga falta para salir de él. Se aplica rigurosamente la exitosa técnica de unificación del discurso que ya han ido repitiendo todos: “si no reconocen a Nicolás, uds. no serán reconocidos” exacerbando lo peor de las dos partes. Y a continuación sacan la artillería usual, represión, purgas, negación de derechos, cadenas, y sobre todo, más que todo, alimentar la irritación de las dos mitades de venezolanos con el fin de “recrear” el mismo escenario de 2002..
Esas fuerzas oscuras operan incluso de espaldas al pueblo chavista llano manipulándolo – una vez más- como mero instrumento para fines muy personales y para nada colectivos.

Así pues, Nicolás está montado en la olla…y no tiene idea de ello.

Check Mark √

El hombre conocido por “bien obedecer” sigue a pies juntillas el guión escrito, lo que no sospecha es que fue investido con el poder… para despojarlo de él.

A Maduro lo sentaron en un tobogán enjabonado.

El sector rojo que quiere el poder para sí lo ha urdido bien.

Ni siquiera les ha resultado difícil. Nicolás solo cargará las culpas, a él solo se le atribuirán los errores. Su caída será un deseo compartido por los 2 toletes del país en un ambiente de violencia que se atribuirá a la oposición. Una jugada a 3 bandas. Salir de Maduro, culpabilizar a la oposición para poderla neutralizar y acto seguido, hacerse con el poder. Todo esto sin “traicionar” el mandato de Chávez y con la posibilidad de tomar sus banderas sin cuestionamientos.

Pero esto no tendrá un check mark.

Estas fuerzas rojas que están operando en la penumbra no están leyendo la ecuación completa: la oposición de hoy no es la de 2002 . Hoy no hay ni un Carmona ni un Orlando Urdaneta, ambos peces moviéndose fuera de sus aguas.

Hoy con Capriles hay un líder forjado y cincelado, que convenció y emocionó a 7.298.491 de venezolanos. Ciudadanos que superando amenazas y amedrentamientos votaron por él. Que sumando voluntades y sobre todo aspiraciones de reconciliación que no han sabido interpretar las fuerzas rojas oscuras, se convirtieron en la primera fuerza política del país por encima del PSUV. Y conforme han pasado los días y aumentado los atropellos, ha consolidado su fortaleza y su capacidad de dirección.

Maduro: un querido amigo siempre me decía, cuídate de los enemigos, pero cuídate màs de los que van contigo. Son esos los que te pueden dar la puñalada por la espalda.

Nicolás, no lo hago por ti… lo hago por nosotros, los venezolanos a secas. Si “ellos” los que te están montando en olla se salieran con la suya, todos pagaríamos demasiado caro. Pero para que ello suceda, la víctima propiciatoria eres tú.

@olgak6

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com