opinión

La prevención de accidentes no debe ser un operativo

3 Abril, 2013

Una vez más, como se hace todos los años, después de los días de asuetos y de vacaciones, se repiten las ruedas de prensa por parte de las distintas autoridades tanto del gobierno nacional, como de los gobiernos regionales y municipales, informando sobre el resultado de los operativos implementados en el país para tratar de resguardar la vida de los ciudadanos que se desplazaron por los distintos destinos del país con motivo del asueto de Semana Santa.

opinan los foristas

En primer lugar, al igual que otros ciudadanos, estimo que debemos testimoniar nuestro reconocimiento y agradecimiento por el esfuerzo y la labor desempeñada por miles de hombre y mujeres de la Protección Civil, los Cuerpos de Bomberos, los Cuerpos Policiales, la Guardia Nacional, Paramédicos, Brigadistas Voluntarios, etc., para los cuales, mientras muchos disfrutan del asueto ellos redoblan sus actividades y se alejan de sus hogares para procurar brindar seguridad a sus compatriotas.

Ahora bien, ese gran esfuerzo de los miembros de los organismos públicos del sector de la seguridad ciudadana y los recursos involucrados, nunca ( desde mi punto de vista) tendrán el éxito deseado para tratar de preservar la vida, si simplemente las políticas públicas, los planes y los programas están concentrados en montar operativos cada vez que tenemos vacaciones.

El tema de la prevención de accidentes, en la vialidad, en las playas, en las procesiones, en los parques nacionales y otros espacios, no será una realidad si no logramos que el tema de la construcción de la conducta preventiva en la sociedad y en las instituciones públicas y privadas, se convierta en un eje transversal de la labor del Estado Venezolano, donde se articulen las instituciones, programas y recursos en acciones ordinarias y extraordinarias (en todos los ámbitos y sectores), orientadas a evitar la ocurrencia de situaciones no deseadas, en lugar de sólo preparase para intervenir después que se producen los accidentes.

La acción proactiva y no reactiva, debe ser fundamentada en tareas especificas y que básicamente deben ser implementadas a partir de los distintos niveles del Sistema Educativo Nacional, las cuales no deben ser concebidas como rutinarios y circunstanciales operativos, sino por el contrario, convertidos en una acción permanente que va mas allá del simple despliegue de recursos, algunas veces del año.

@Angelrangels

Canal Noticiero Digital