opinión

Nelson Ramírez Torres

El CNE no abrirá las cajas de votación

23 Abril, 2013

Jorge Rodríguez es un hábil siquiatra experto en manipulación. Como Presidente de la Junta Nacional Electoral del CNE, fue el encargado de organizar técnicamente el Referéndum Presidencial en 2004, cuando según @esdata comenzó el fraude electoral.  Luego alcanzó la presidencia del organismo en 2006, año en que Hugo Chávez fue reelegido. En enero de 2007 juramentó a Rodríguez como vicepresidente ejecutivo. En noviembre de 2008 fue electo alcalde de municipio Libertador.

opinan los foristas


El 15 de abril de 2013,  Nicolás Maduro, al responder la propuesta de Capriles de abrir todas las cajas de votación, aceptó contar los votos. Al día siguiente se retractó, seguramente dirigido por el galeno, al decir: “Lo que el Poder Electoral decida, lo apoyaremos total y plenamente porque es la autoridad electoral”.

El 17 de abril, Luisa Ortega Díaz, fiscal general,  afirmó a la periodista Vanessa Devies (VTV), hablando de ejercer los recursos contra el resultado electoral: “recomiendo nuevamente oír al alcalde”, y al día siguiente Luisa Estela Morales, presidenta del TSJ, dijo que “un recuento manual del 100% de los votos es imposible porque no está previsto en la ley. En Venezuela el sistema electoral es completamente sistematizado, de modo pues que el conteo manual no existe. Se ha engañado a aquellas personas que han pensado que esto podía producirse”.

Rodríguez es visto por sus conmilitones como el líder de asuntos electorales. Es el real jefe del CNE. Por ello es que el 17 de abril anunció, como jefe de jefes, el apoyo del Gobierno y del PSUV al CNE, y armó, puede inferirse que coordinado desde Cuba, el juego de espejos donde nos confundió en Venezuela al aseverar: “Nosotros estamos de acuerdo con cualquier auditoría. El sistema es absolutamente confiable, y está completamente automatizado, no vamos a regresar a la vieja práctica de ‘acta mata votos’. ¿Que si piden que se haga auditoría al restante 46% de las actas restantes de las máquinas de votación?, de acuerdo, lo que no vamos a permitir son más muertes”.

Los representantes del Comando Simón Bolívar (CSB) presentaron a la presidenta del CNE la petición para el recuento de 14.983.748 votos válidos, para contrastarlo contra la información de los cuadernos de votación de las 39.376 mesas y sus respectivas actas de escrutinio.

El pedimento anterior produjo, el 18-4-13, la ambigua decisión que Tibisay Lucena leyó con el propósito de confundir a los venezolanos: “No se hizo solicitud de reconteo de votos, recordamos que el voto y el escrutinio en Venezuela es automatizado; un nuevo escrutinio automatizado sólo se puede solicitar mediante la impugnación de la elección ante el Tribunal Supremo de Justicia… Seleccionaremos una muestra que será auditada durante diez días, al final de cuyo lapso será entregado al país un informe de resultado. Este procedimiento se repetirá en ciclo de diez días, hasta completar treinta días. Será realizada en presencia de los técnicos asignados por los comandos, a un promedio de cuatrocientas cajas de resguardo por día”.

Al día siguiente, Guillermo Martínez @Puzkas escribió en El Universal que “No obstante, a pesar de la similitud entre la decisión del CNE y la propuesta del PSUV, la oposición puede cantar victoria porque tendrá acceso a un elemento anhelado por sus técnicos: la revisión detallada de los cuadernos de votación y el conteo (uno a uno) de los comprobantes de votación depositados en las urnas”.  E igual, como lo anunció Martínez, el 19 de abril en la tarde el CSB se mostró satisfecho.

El 20 de abril, al tiempo que  Carlos Ocariz afirmaba que serán abiertas 400 cajas por día, Radio Habana Cuba explicó: “El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, máxima autoridad del país en esta materia, avanza este sábado en la labor de aumentar la auditoría de las máquinas de votación. De acuerdo con las autoridades del CNE, la verificación ampliará el número de máquinas de votación que serán auditadas y para ello se tomarán muestras aleatorias del 46 por ciento de aquellas pendientes de revisión… Tibisay Lucena… indicó que la ampliación aprobada permitirá certificar una vez más el funcionamiento adecuado de la plataforma electoral.

La funcionaria descartó que ello represente un reconteo de votos, pues en el caso de Venezuela las elecciones son automatizadas, de acuerdo con lo establecido por la Constitución. Con ello, aclaró informaciones para evitar falsas expectativas y distorsionar el verdadero sentido de una revisión que forma parte de las auditorías”.

El 21 de abril, el rector Vicente Díaz, parte de los espejos y de los espejismos, afirmó: “En la auditoría electoral planteada para la semana próxima, se contarán los comprobantes de votos y se comparan con el acta de votación y con el número de electores que votaron en cada mesa, sólo así se podrá ver si hay inconstancias”.

Es evidente que el CNE no abrirá las cajas. Se juega con el sagrado derecho del pueblo.  Hay que insistir en abrirlas y continuar acumulando pruebas del fraude.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital