opinión

Desvanecer las imágenes de Chávez

27 Abril, 2013

A mí, si me preguntan, les digo: veo la figura de Chávez solamente si surge una referencia obligada, o cuando cambio canales en la televisión o cuando sale la imagen de un montón de periódicos viejos que espera su turno para recoger algo del suelo o en el piso de noche por mis perros en sus necesidades.

Y lo veo con mucha indiferencia.

opinan los foristas

No sé si es que se secó dentro de mí, si es una disposición “soberana” de mi cerebro obstinado de sufrirla, sobresaturado de rechazo y extremo cansancio.

En uno de esos casos, me permito sorprenderme… porque esta absoluta indiferencia a un hombre que provocó en mi los sentimientos mas adversos a mi misma, a mis principios y mi felicidad y la de esta Venezuela que es mi pasión, parece hasta imposible y tal vez uno de esos grandes amigos que autorizadamente pueden entender mi cerebro mejor que yo, podría ayudarme a descifrarlo.

Pero ni siquiera me atrevo a pedirlo porque no vale la pena

Creo, muy elementalmente, que estoy defendiéndome de algo que me ha causado mucho dolor, que ha causado mucho dolor a los que quiero, y tengo que defender mis fuerzas porque ya no son las mismas y falta luchar, y mucho, por lo mismito de siempre: la paz, la seguridad, y este país que mis padres sembraron en mí con toda su entrega y todo su amor.

Chávez murió y ya no está.

No tengo que verlo ni oírlo, es otra Venezuela con un legado terrible que ya no tiene ese rostro diabólico ni esa frialdad en los ojos ni esa perversidad. Que hizo todo el daño que pudo y solo fue detenido por la justicia divina y que se fue dejando este drama que vivimos.

El otro día mi perrita Carolina orinaba sobre ese rostro militar de la página de prensa y yo pensaba cuán dura es la realidad de aquellos que siembran vientos y recogen tempestades.

La mentira y la infamia del legado tormentoso del hombre que ya no está aviva el valor, reactiva la fuerza de los venezolanos.

Vemos aquí y allá cómo se manosea el respeto, cómo se ignora la consideración, pero sabemos que no es un hombre solo el que va a cambiar y decidir nuestro destino, que somos todos juntos, con un hombre de principios y coraje los que vamos a conseguirlo.

La figura que nos han obligado a ver en reiterados videos, en calles pintadas, en publicidad obligada, es lo que no tenemos que volver a vivir. Mientras más incitan al odio, mientras más mienten, más desnudos están frente al mundo y más lejanos a lo que los venezolanos necesitan.

Lo que están tratando de hacer con la auditoria que desconocen, el discurso contradictorio y errático del pobre heredero que tiene que apelar a la mentira grotesca de “ser hijo” del difunto porque no convence… porque no es.

El país lo ve pasar porque lo que va a salvarnos a todos es haber entendido que somos nosotros, no un hombre, ni un uniforme, ni una orden, los que decidimos nuestra suerte y vida de nación y solo nos salvará en la memoria de nuestros seres queridos y nuestra Venezuela, si nos quieren y nos respetan.

Yo no sería capaz de dejar que mi perrita se orinara sobre una imagen de Andres Eloy blanco, o María Teresa Castillo, o mi padre, o Capriles… Me sentiría muy mal.


Etiquetas:

Canal Noticiero Digital